Vírgen de los tres Cerritos – Salta – Investigación sobre el Fenómeno Espiritual

Vírgen de los tres Cerritos – Salta – Investigación sobre el Fenómeno Espiritual

Nuevamente en contacto con mis seguidores…

He viajado  hasta la provincia de Salta por mi trabajo de investigación y comunicación.

Una experiencia única.

No se puede conversar, comer ni fumar.

Sólo meditar…

Caminar, beber agua y estar en paz.

Así transcurren unas siete  horas mas o menos, hasta que se logra llegar a la «Ermita», en donde María Livia Galliano, la mujer salteña que recibe mensajes de la Virgen María desde 1990, otorga lo que se conoce como:

Oración de Intercesión».

La mujer del milagro:

María Livia Galliano de Obeid

Está casada desde 1970 y madre de tres hijos.

Aseguran que «su vida hasta 1990 fue muy simple, como ama de casa cumpliendo sus deberes y llevando una vida muy tranquila y feliz en su hogar con su esposo y sus hijos.

Nunca imaginó ver a la Vírgen.

A principios de 1990 comienza a tener las primeras manifestaciones sobrenaturales, siendo ella misma la primera sorprendida.

Un día escucha una voz interior que le habla.

Esta voz es extraordinariamente hermosa y sobrenatural, e inmediatamente produce un cambio en su corazón.

La voz que le habla se presenta como la «Madre de Dios».

Los «servidores», a quienes se identifica por los pañuelos celestes que llevan atados en el cuello, son los encargados de organizar a los fieles.

Así, van llamando de a grupos para ubicarlos en largas hileras hasta que les toque el turno de recibir esa oración.

En ese momento, dicen, cuando esta mujer de rostro pálido apoya su mano en el hombro de la persona, son Jesús y la Virgen quienes «interceden» para bendecirla.

Y allí sucede lo que tantos llaman:

El «milagro»:

Seis de cada diez peregrinos caen desplomados en el suelo terroso, algunos entre lágrimas y llantos; otros como desmayados y con los ojos cerrados.

Nadie los molesta.

Los servidores (que se colocan uno atrás de cada persona) simplemente los sostienen para que no se golpeen al caer.

Y allí se quedan hasta que se levantan solos, generalmente después de unos pocos minutos.

«Sentí un mareo y estuve a punto de caerme» pero no llego a desmayarme.

«Una paz interior que no había sentido nunca».

Cada sábado en Tres Cerritos, se repite la postal.

El pasado fin de semana se hicieron presentes cerca de 20 mil personas.

Según estiman los organizadores, hubo unas cuatro millones de visitas desde 2002 y en los últimos años, muchos aseguraron haber superado enfermedades después de visitar a la:

Virgen del Cerro

Inmaculada Madre Del Divino Corazón Eucarístico De Jesús

En el año 1990 comienzan las apariciones de la Santísima Virgen en Salta ( República Argentina)

María Livia Galliano de Obeid

La señora al principio no comenta de esto a nadie.

Quiere guardar este secreto que tiene con la Madre de Dios.

No obstante esto, aunque lo disimulaba  muy bien, hay un cambio muy elocuente en ella.

Siente un inmenso deseo de recogimiento y una gran felicidad en su alma.

Sin embargo, poco tiempo después, movida por un gran deseo de compartir esta dicha y felicidad, siente la necesidad de confiarle a su esposo y a su hija mayor.

Lo comparte también con su pequeño entorno familiar:

Padres y hermanos.

Lo hace de manera espontánea y natural.

En ese entonces María Livia  reflexiona en su interior y piensa que esto no va a trascender mas allá de la intimidad de su alma.

Con este pensamiento ella abre cada vez mas su corazón a la Santísima Virgen.

El diálogo entre ambas se va haciendo cada vez más íntimo.

El Santuario De La Inmaculada Madre Del Divino Corazón Eucarístico De Jesús se encuentra ubicado en la Ciudad de Salta, capital de la Provincia de Salta .

Al norte de la República Argentina, en la cima del segundo de los tres cerros a cuyos pies se encuentra el barrio Tres Cerritos en la parte norte de la Ciudad.

Accediéndose por la calle Los Carolinos y Los Crespones, lleva unos diez minutos aproximadamente llegar en vehículo desde el centro de la ciudad.

En la terminación de la calle Los Carolinos, donde se inicia el camino de tierra.

Una escalinata de acceso a la senda peatonal que conduce a la cima del cerro donde se encuentra el Santuario de La Inmaculada Madre Del Divino Corazón Eucarístico De Jesús.

Continuando por el camino de tierra, a través de la quebrada entre los dos cerros, luego de recorrer un kilómetro y medio se llega a un portón verde a la izquierda que marca el Acceso al camino interior al Santuario.

Los días de semana el portón de acceso y la Ermita con la imagen de la Inmaculada Madre están abiertos al público en el horario de 8,00 horas a 18,00 horas, habiendo un encargado de la custodia del Santuario.

Los días sábado se vive la Jornada de Rezo del Santo Rosario y la Oración de Intercesión congregando a gran cantidad de peregrinos que concurren para participar de la misma.

El horario en que se puede acceder al Santuario los días sábados es desde las 8:00 horas hasta las 16:00 horas, independientemente del horario en que termine la jornada en la cima del Santuario.

La Jornada de los días sábado se inicia a las 12 horas con el Rezo del Santo Rosario y concluye al atardecer o en algunos casos ya entrada la noche, cuando el último de los peregrinos que lo desea ha recibido la Oración de Intercesión de la Inmaculada Madre a través de la Sra. María Livia.

Se informa que toda actividad o evento en el interior del Santuario es gratuito y no está permitido entregar propina o colaboración .

La Virgen de los Tres Cerritos de Salta ya es un fenómeno espiritual

jardin

Produce desmayos.

Sienten su presencia.

Se le aparece a los fieles en el cerro o bien su voz surge en el interior de cada visitante.

De mil a hasta 10 mil visitantes por día se llegan al Santuario y Ermita de la Virgen Inmaculada Madre del Divino Corazón Eucarístico de Jesús o conocida popularmente como la Virgen de los Tres Cerritos.

En las afueras de la ciudad de Salta, para conocerla y vivir una gran experiencia espiritual.

Estamos también frente a un fenómeno que a la provincia de Salta la posiciona como destino líder en materia de “Turismo religioso”.

Pero cómo nace esta impactante devoción por la Virgen del Cerrito:

María Livia Galliano de Obeid era una simple ama de casa salteña, que en 1990 comenzó a vivir una experiencia que no sólo marcaría su vida sino también la de mucha gente.

En ese año comenzaron en Salta las apariciones de la Santísima Virgen a esta mujer y desde entonces su vida ya no sería más la misma.

Estos eran algunos de esos diálogos:

¿Me recibes en tu casa?

¿Aceptas compartir tu hogar conmigo?

Respuesta: “Madre acepto.

Ven y comparte todo mi hogar.

Es tuyo, te pertenece a partir de hoy.

Te lo entrego”.

Y la Virgen sonreía.

Este es otro:

“Hija, deseo ser coronada como Reina en este hogar”.

Y su respuesta: “Sí. Si ese es tu deseo seré obediente y lo haré inmediatamente”.

Las conversaciones siguieron y fueron cada vez más intensas, hasta que llegó la primera aparición de la Santísima Virgen.

En su propia casa un día sintió una fuerza que la puso de rodillas, el alma se elevó con fuerza y la obligó a levantar su cabeza.

Allí, en medio de una inmensa luz, apareció una joven de unos 14 años, con sus manos y brazos extendidos hacia abajo, desde donde salieron purísimas luces como si fueran rayos de cristal.

María Livia no tuvo dudas.

Esa joven de extraordinaria belleza era la Bienaventurada Virgen María.

Esta aparición permaneció mirándola en silencio, con su rostro aniñado, ojos grandes de color azul como el mar (muy profundos) y rasgos muy marcados.

Llevaba un vestido blanco purísimo, un manto azul profundo con destellos verdosos y cubría su cabeza un velo blanco.

Sus pies descalzos permanecían sobre una pequeña nube, a pocos centímetros del suelo.

Tras esto, María Livia, por tres días no comió.

Los cinco años siguientes fueron de trabajo, de llevar su mensaje, hasta llegar al 2000, que desembocaron en la construcción del santuario y que hoy ya veneran miles de fieles de todos los rincones del país (y del exterior) cada sábado.

A partir de este suceso, la mujer sintió que volvió a nacer y los días que llegaron fueron para instruirla y prepararla para que se cumplan los designios que Dios tenía para ella.

En 1995, la Virgen le pidió que se dirija al Monasterio San Bernardo de Carmelitas Descalzas de Salta, con este mensaje:

“Que sean transmisoras de mis mensajes, convertíos en voceros míos, y para que esto sea efectivo acompañad esto con mucha oración”.

Desde ese momento la comunidad de Carmelitas adoptó espiritualmente a María Livia.

Compartiendo estas experiencias de este nuevo camino, entre rosas y espinas.

Desde entonces toda la Comunidad la sostiene con sus oraciones y amor hasta estos días.

En 1997 se solicitó al Arzobispo de Salta, Moisés Julio Blanchoud la autorización para publicar el libro con los mensajes recibidos.

A María Livia también se le apareció Jesús:

El 1 de abril de 1995, mientras hacía el Vía Crucis en su dormitorio, vio delante del sagrario en el corazón herido de Jesús, una herida profunda y cuando latía, de la herida salía una gota gruesa de sangre que se derramó.

A la vez, el Señor le dio a conocer el sufrimiento que había en ese espasmo, al salir las gotas de sangre, dolor físico y moral.

Ese dolor, al transmitirlo, no pudo soportarlo y comenzó a desmayarse y sintió que su corazón no resistiría.

Pero el Señor se lo quitó, pues de no haberlo hecho ella podría haber muerto.

En marzo de 2000 la Virgen le solicitó, entre otras cosas:

“Edificadme un Santuario elevado para que se cumpla lo que te revelé”.

El día 8 de diciembre de ese mismo año recibió otro mensaje privado en donde la Virgen le decía:

“He puesto en ti mi confianza, me obedeces, eres fiel servidora.

Debes ahora mi hija hablar pronto con el Obispo”.

En ese mismo mes el Arzobispo Mario Antonio Cargnello, se interiorizó de estos hechos y de los pedidos de la Santísima Virgen.

El tiempo fue transcurriendo y el mensaje comenzó a irradiarse desde lo alto de un cerro y desde entonces, se multiplicó e invadió de espiritualidad a cada uno que se acercó al lugar.

Para quien visite el Santuario, la experiencia marcará su vida.

Es un camino de fe que vale pena transitar, sean o no creyentes.

Fuente de investigación.

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*