Cambiando Nuestro Eje – Lo que pasa Afuera es un Reflejo de Nuestro Interior

 

“Cambiando nuestro eje”

No usaremos profecías ni vaticinios de futuro, abundan por todos lados.

Sólo haremos una sincera reflexión sobre los acontecimientos que también pueden tocarnos a cada uno de nosotros.

La conciencia planetaria se está moviendo aceleradamente hacia nuevas realidades que reclaman la integración de todos los aspectos de la vida, tanto la vida del propio planeta Tierra como la vida de todos los humanos.

Lo que pasa afuera es un reflejo de lo que puede estar pasando dentro nuestro.

Muchas veces hemos hablado de la necesidad de integrar todo lo que nos rodea, pero también sabemos que pocos son los que pueden entenderlo y hacer el cambio.

La mayoría sigue en la rueda de la vida como si nada hubiera cambiado.

Como si la ola del maremoto no los tocó.

Los más sensibles se sintieron movidos en su eje, confundidos, desorientados y trataron de recomponerse rápidamente.

Estamos en una época única de cambios y transformaciones nunca antes vivida por esta humanidad.

Necesitamos actitudes y respuestas totalmente diferentes a las que ensayamos hasta ahora.

La era de luz y amor que se profetiza para este milenio la construimos cada uno de nosotros día a día, con cada pensamiento y acción que tenemos.

Por más que vengan los Guías Espirituales y nos den los mejores consejos si nosotros no modificamos nuestras actitudes de vida, nada pasará y seguiremos en el sufrimiento y el desconcierto.

Se paga con dolor, lo que no se aprende con amor.

Antes de acceder a estados de conciencia más plenos siempre hay una purificación de viejos modos de comportamiento.

Son momentos trascendentes en nuestra historia y todos somos responsables y partícipes.

¿Hay una transformación física del planeta?

Si

Hay un incremento de rayos cósmicos de muy elevada frecuencia que modifican toda estructura de este planeta.

Su función es transmutar en vibraciones superiores todo sistema de pensamiento y materia con quien interactúan, alineándolos con el:

Plan Cósmico de Evolución.

Todas las cosas y todos los seres estamos inter-conectados en este proceso.

Con un pensamiento organizado y armónico y un sentimiento de profundo amor hacia todo ser viviente podemos estabilizar nuestro entorno y colaborar con la evolución.

Dejemos de agredirnos, de oponernos a los otros, de separar, de diferenciarnos, de ser competitivos, de sentirnos jefes o dueños.

Ante las profundas transformaciones que vendrán sólo podrán mantenerse en pie quienes estén alineados en el corazón único, quienes hagan trabajo en su ser interno.

Quienes comprendan que, de ahora en más, ya no es cuestión de construir proyectos sólidos sino de servir al planeta con amor y entrega desinteresada.

Anónimo

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*