Volver a la Acción – Horacio Roberto

Volver a la Acción

Eres tu en este planeta,

En este momento, el responsable de tu nueva realidad y tu nueva situación.

Fíjate:

Este es el único planeta donde los ángeles se disfrazan a sí mismos de carne y aparecen con el designio de no saber quiénes son.

Les he hablado de la grieta abierta entre lo viejo y lo nuevo, que creará profundos cambios en el planeta.

Les hablo sobre una energía “llevada a cero” donde muchas cosas deben recomenzarse a sí mismas en un marco de perspectiva más sabia.

Antecedentes de las acciones “viejas”:

Siempre accionaste desde lo copiado y aprendido por otros y transmitidos a ti de boca en boca, o lectura, o visualmente, o por copia e imitación de sus acciones.

El caso de las actitudes de los hijos similares a la de los padres, similares a la de los abuelos.

De esta manera se vuelve a realizar acciones una y otra vez ,sin replantearse, sin razonar si habría otra manera, otra forma de interpretar y de accionar.

Muchas veces se repiten en forma inconciente lo que hacían los abuelos, dos generaciones atrás, las cuales podrían haber servido en esas circunstancias y en ese tiempo, pero que quizás ya no sirvan para este momento y estas circunstancias.

La familia,  la sociedad, la cultura y la ciencia te dictaron qué hacer, cómo hacerlo y cuándo hacerlo.

Fueron pocas las veces que te permitiste decidir por ti mismo, investigando previamente.

La “enfermedad de la comodidad”

Te invadió, y ya no deseaste pensar y razonar por ti mismo, menos aun estudiar nuevas formas de accionar.

Los dolores y sufrimientos pasados por ti,  debidos a causas de errores cometidos consciente o inconscientemente, han cansado a tu Alma, y se han ido las ganas de:

Pensar, actuar, accionar.

Toda Alma cansada no desea moverse, sino tener un respiro o momento de descanso para recuperarse y recomenzar su camino.

Es por eso, quizás, que muchas cosas ( emprendimientos nuevos, proyectos, negocios, sentimientos, etc.) se encuentran paradas en tu vida y no se manifiestan.

Es por ello que tienes que tener un tiempo de descanso y reflexión para que repuesto…

DE-CI-DAS continuar.

Esto se logra estando un tiempo ( 30-45 minutos ) sin hacer nada absolutamente, solo estar frente a un paisaje, naturaleza o algún lugar el cual te haga sentir bien, de esta manera se va calmando la mente para que puedas «sentir» una reflexión y/o puedas decidir una acción.

Volver a la acción es:

» DE-CI-DIR »

Sintiendo» que comenzarás nuevamente a vivir de una manera diferente…pero esta ves con:

Conocimiento, sabiduría y descansado.

Acción se representa por el verbo:

Hacer

Cuando las palabras se transforman en INTENCIÓN, la “ intención manifiesta la realidad”.

Tu eres co-creador de tus circunstancias y vida.

Eres al mismo tiempo un ángel que también existe dentro de ti, quizás semidormido, pero que no puedes imaginarte todavía que tienes un poder enorme para cambiar las cosas.

A medida que vas despertando, vas teniendo mayores partes de la verdad y vas captando que antes que «hacer», existe siempre una idea, una intención, un sentir que precede a la manifestación.

La co-creación no se hace desde dentro de un ropero.

Involucra moverse por la vida,

Dar intención,

También un sentir,

Un intercambio de energía con todos los que tocas, con todos los que entras en contacto …

Aquellos a los que alumbras con tu luz.

¿Qué clase de planeamiento crees que toma?

Está en una escala que no tiene tiempo y a la vez todo el tiempo.

Hay una parte de ti del otro lado del velo que planea, y también estás tu desde este lado en la Tierra dentro de tu cuerpo.

Hay una pieza que es una parte de ti del otro lado del velo, que está coordinando “ con otros “  para que se dé la sincronicidad, la co-creación y tu intención se plasme.

El proceso lleva un tiempo para que se materialice, se ordene  armónicamente para bien de todo el conjunto y también de todos los involucrados.

Generalmente tienes dos formas de Accionar:

Una sintiendo “deber y obligación”, la otra es sintiendo que “ juegas “.

Si accionas desde “la obligación y el deber”, te cansarás pronto.

Si accionas desde “el juego y el disfrute”, todo será una maravillosa experiencia.

Acciona jugando esperando solo lo mejor.

No pongas límites a tu juego.

No juegues con quienes sientes que te harán mal.

Aprende a protegerte.

Sal del juego cuando se te haga peligroso para tu integridad emocional.

Para jugar debe existir paz dentro de ti, sino…

Entonces:

1º. Te aparecerá un deseo o necesidad ( sea material, emocional, sentimental ), identifica tal deseo o necesidad claramente.

Descubre si coincide tu “pensamiento racional” con el “sentimiento emocional de lo que deseas o necesitas”.

(Recuerda el ejemplo de querer un auto superlujoso y la aparición de un segundo pensamiento-emoción de:

Cómo lo mantengo?

El costo del seguro?

Si me lo rompen?

Su mantención, etc. de esa manera bloqueas lo que tanto deseas, ya que habrá un claro deseo de obtener algo, pero hay muchos mas pensamientos inconcientes que niegan, bloquean que ese deseo te llegue, ya que tu «sentir» lo ve, lo capta como peligroso)

2º. DE – CI – DE  hacerlo ( lo que te hayas propuesto, sin un objetivo, una meta un lugar a dónde llegar es casi imposible moverse ).

La intención puesta en acción, desde tu sentimiento-emoción.

Sin la actitud de decidir hacerlo o que se te manifieste…nada pasará.

3º.  Comienza a tener la certeza de que lo vas a lograr, que puedes, que tienes confianza en ti mismo, en tu poder de Co crear  y también confianza en el Proceso de la Vida que lo manifestará.

4º. Sabe que se manifestará, quizás con etapas previas, hasta lograr su materialización.

Espera expectante sin ansiedad.

Deja que el mismo Universo se encargue de traerte las coincidencias necesarias hasta su materialización definitiva.

5º. Ver claro en imágenes y sentimiento lo deseado, imaginarlo ya realizado.

Para esto usa tu imaginación, tu pantalla mental y «siente» como si ya te hubiese llegado.

Vive plenamente en tu imaginación lo que deseas o necesitas fervientemente, antes de que se plasme, pero sabiendo que de esa manera «atraes» lo que deseas.

Disfruta lo deseado o necesitado, como si ya hubiese llegado a materializarse, sentir el gozo pleno de haberlo obtenido.

Usa la imaginación y la emoción-sentimiento.

6º.  Acciona la intuición, observa las sincronicidades, también las coincidencias y estate atento a las oportunidades.

7º. Agradece por adelantado el logro obtenido a la Fuente Infinita, Dios.

Horacio Roberto

Rating: 5.0/5. From 1 vote.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*