Cuando vas a Cambiar – Cuando Vamos a Cambiar

¿CUANDO VAS A CAMBIAR?

Si de verdad deseas cambiar en tu vida, no podras sino hasta que logres algo previamente.

Ese algo resulta ser la autentica llave del cambio permanente, con lo que todo lo logras, con lo que todo lo alcanzas, con lo que te transformas en otra identidad.

Ese algo es:

“Sentir que has entendido”.

Y asi lo lograrás entender hasta que adquieras Sabiduria, y esta es el mas alto grado de conocimiento, entonces has de dedicarte a aprender, un aprender surgido de tu deseo de cambiar.

Se cierra el ci­rculo virtuoso.

Todos nosotros por naturaleza humana deseamos.

Deseamos siempre un cambio conforme vamos descubriendo.

Encuentro dos formas de cambiar:

1. Cambio de inicio rápido y proceso paulatino, esforzado y de duracion breve.

2. Cambio inmediato, sencillo y perenne.

Para iniciar un cambio “rápido, esforzado y breve” podemos echar mano de nuestra fuerza de voluntad.

Mediante esta facultad espiritual que tenemos es que podemos cambiar, pero así­, en forma “veloz, esforzada y breve”.

Por eso, cuando una persona desea cambiar algo rapidamente, podra esforzarse para ello viendo cambios paulatinos y quiza su sorpresa sea que el mismo cambio serfugaz y pasajero.

Es cuando rapidamente nos ponemos a dieta, cuando rapidamente le decimos al jefe que deseamos renunciar a nuestro trabajo, es cuando rapidamente terminamos una relacion de pareja, es cuando rapidamente empezamos a hacer ejercicio…

Pero… si se logra un cambio asi de rapido mediante la fuerza de voluntad, aquello que logra  moverme de un estado para llevarme a otro, pronto nos llevaremos la sorpresa estar emprendiendo el regreso, por sentirnos mal comiendo tan poco, por haber salido de ese trabajo, por haber terminado aquella relacion, por los calambres de tanto y tan súbito ejercicio.

Entonces para volvernos a sentir bien… volvemos al estado anterior.

¿El cambio sucedia?­, pero tambien así de fugaz fue.

Así funciona la fuerza de voluntad, una herramienta espiritual  ideal que tenemos incluida en nuestra experiencia como humanos, pero debiendose solo usar para cuando necesitamos un cambio así de breve, esforzado y aparentemente veloz.

En cambio, si deseamos cambiar de verdad inmediatamente, en forma sencilla y perenne, si deseamos ascender al siguiente nivel y ahi­ quedarse para tomar la fuerza que incluso se requiere para posteriormente ascender al siguiente, entonces se requiere de “Entender”, entender por Sabiduria, el mas alto grado del conocimiento.

Solo el sabio alcanza a ver mas alla por la experiencia del conocimiento mas profundo que ha logrado y por ese entendimiento es que logra cambiar sencillamente y en forma inmediata.

Esa es la mas gloriosa dicha de sentir que al fin se ha entendido!

¡Entender!

La palabra `entender’ proviene del lati­n intende•re que significa “tender hacia algo”.

Y si que ahi se sucede como orden divino la “Ley de Semejanza, la cual dice “lo semejante tiende hacia lo semejante, y lo distinto se aleja de lo distinto”.

Cuando logras entender al grado de sentir que en verdad ya has entendido, tiendes hacia aquello que has entendido, por merecimiento de comprension, sin esfuerzo alguno, por pacifica conviccion propia.

El cambio es inmediato en el divino chispazo del entendimiento por la cabal comprension que se sucede al adquirir la sabiduri­a.

El entendimiento es la consecuencia de la sabiduria.

Por eso solo el sabio en verdad cambia.

Y has de descubrir y aceptar que tu y yo y cualquier persona que se decida a serlo puede ser sabio.

Se nos ha vendido la idea de que ser sabio es privilegio de ancianos brujos barbados ermitaños caminando con su bastón en un bosque encantado.

Un sabio puede escribir por Internet, y otro sabio puede leer en su computadora, por citarte otros dos perfiles.

¿Como adquieres sabiduri­a?

He encontrado 4 pasos para ello:

Estudiar, adquirir conocimiento, ir por la información Experiencia, aplicar el conocimiento adquirido, probar la información  para así­ sentir el resultado. Elegir un maestro para que te guíe en el proceso.

Elegir amigos que entiendan .

Adquirir sabidurí­a es una consecuencia de la disciplina por adquirir el conocimiento, por estudiar, por hacer lo necesario que implique tener la información.

Y conforme se avanza en el conocimiento sabitamente se puede llegar a “sentir” que al fin se ha entendido, ahí ya hay sabidurí­a.

Dentro del proceso es sublime la oportunidad de comprobar que lo propuesto aplica en nuestras vidas, y esa es parte de la sabiduría, la experiencia del conocimiento en carne propia.

Ahí­ el conocimiento se hace propio, ahí estamos forjando nuestra segunda naturaleza, una nueva identidad que tiende hacia nuevos horizontes.

¿Como sentir seguridad ante lo desconocido?

Si alguien nos propone amorosamente que no es  desconocido salvo para nosotros.

Esa persona es un maestro.

En la vida necesitamos de un maestro.

Y hay que saberlo elegir bien.

Para esta reflexión me remitiré a recomendarte buscar a alguien que ya ha logrado lo que tú deseas lograr y gusta por compartir la forma en que llego ahí.

Esas dos condiciones son fundamentales para elegir al mejor maestro para ti.

Sentiras una “química” de unión difí­cil de explicar y basada muchas veces de sorpresivo amor maestro-discípulo que mantendrá la unión  mientras el aprendizaje se sucede.

Si algo también valioso se necesita para cambiar es saber elegir con sabiduría “la circunstancia” que favorece el cambio que buscamos, y por circunstancia digo:

Los amigos, los libros y los lugares.

¡Estas elecciones transforman la vida de cualquiera!

El Universo y la vida misma, por ley de semejanza, hará que amigos que tiendan hacia lo que tu tiendes, se unan, amigos que entiendan lo que se te acercaran a ti practicamente sin esfuerzo ni esforzadas acciones de tu parte:

“El tipo de gente al que quieras atraer será el tipo de persona en el que primero tu te debes de convertir”.

Si has de buscar amor, el primero que se tiene que atrever a amar eres tu.

Si has de buscar gente emprendedora, el primero que tiene que emprender eres tu.

Y casi de inmediato ese tipo de gente llegara a ti incluso por los medios menos sospechados.

Ahora bien… puedes hacer algo valioso para favorecer el encuentro:

¡Ve y asiste a los lugares donde ese tipo de gente se reúne!

Alejandro Ariza

 

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*