Transitando la Senda Chamánica

Conciencia Chamán.

Entrevista a Adriana Silva Azpeitia.

Hace casi veinte años que Adriana, descendiente de pueblos originarios, es terapeuta holística y aproximadamente diez años que se encuentra transitando la senda chamánica.

Su preparación transcurrió en la ciudad de Buenos Aires, lugar donde fue aprendiendo, durante dos años, las técnicas del chamanismo.

Su iniciación fue a través de un trabajo en conjunto con otras personas que decidieron transitar este camino y mediante la práctica concreta de los conocimientos adquiridos.

Adriana nos dice que:

El chamanismo fue un camino holístico previo a las ciencias que hoy se conocen.

Para desarrollarlo hacemos rituales, ritos de pasaje, liberaciones y sanaciones.

Y Casa Árbol de la Montaña es un espacio que está abierto desde 2004, en Capilla, la cual se inicia como una comunidad de actividades, terapias y caminos de autoconocimiento.

Además, en este espacio, funciona Escuela del Nuevo Despertar que consiste en cursos, seminarios y talleres, que se imparten desde una visión espiritual y holística.

Y desde el 31 de octubre del año 2008 hemos abierto Escuela de Chamanas y el Círculo de la Mujer Sagrada, espacio donde se convoca a mujeres que a través del espíritu chamán despierten a su chamana interior y a los poderes espirituales de la mujer.

Esto se logra a través de los caminos del autoconocimiento para poder despertar el alma femenina, la liberación y la autosanación.

En ella se abren círculos que vamos transitando juntas y en grupos que tienen una dinámica.

Nos vamos encontrando cada tres o cuatro meses, lo cual crea la posibilidad de que quienes participan se vayan conociendo en la medida que transitan esta rueda.

Realizamos rituales en la rueda chamánica de los elementos, el trabajo con las lunas, buscamos comprender nuestro sistema planetario y de energías, trabajamos con hierbas, y aplicamos técnicas de ampliación de conciencia.

Buscamos vivenciar estas técnicas para llegar a la fuente, para regresar a casa.

El chamanismo es la fuerza que vibra en la sangre, es la memoria ancestral de los hombres y mujeres originarias que tenían, naturalmente, esa capacidad y cualidad de comunicarse con el espíritu de la naturaleza, las estrellas y las almas de otros seres.

La palabra chamán proviene de la lengua siberiana tungú y quiere decir hombre mago o sabio.

En el chamanismo es indistinto el género, aunque las mujeres chamán son mayoría por su innata capacidad mediúnica.

La mujer es el nexo entre el mundo espiritual y el mundo material.

Hoy hay un llamado a lo ancestral y genuino desde la integración holística, lo cual no nos impide desarrollar otras filosofías.

El chamanismo es universal y lo que cambia es la cultura, y esta le pone formas a través de ritos.

Así hay chamanismo oceánico, de la montaña, australiano, japonés, tibetano, americano, etc.

Esencialmente es lo mismo pero cambian las formas.

La terapia chamánica de liberación y sanación:

Se acude a ella cuando hay una conciencia del malestar o enfermedad en el alma, la cual repercute en el cuerpo.

Esta técnica se utiliza para que el cuerpo recupere su fuerza vital y reciba su luz.

Pueden acudir todos aquellos que tengan esa conciencia.

Cuando por alguna razón el alma se afecta y ya no tenemos nuestro centro, no somos esa partecita integrada del mandala sino que nos salimos de él a través de conflictos emocionales, duelos, pérdidas, enfermedades, accidentes, situaciones límite, ataques psíquicos, depresiones, fobias, intoxicaciones, necesitamos volver a encontrarnos.

Y donde no hay luz hay sombras, se forman cúmulos energéticos que son bloqueos que nos van separando de nuestro ser.

Por lo tanto, la terapia chamánica se basa en la recuperación de estos aspectos, busca liberar esa negatividad para que el rayo de luz vuelva a ese lugar.

Nos ayuda a recuperar la conciencia, sentirnos mas fuerte, más lúcidos, darnos cuenta, volver a nuestro centro.

Pero siempre debemos tener en cuenta que la terapia chamánica es complementaria a la medicina tradicional.

Mientras que en la antigüedad era todo a lo que se podía recurrir, hoy en día el hombre está más expuesto, tiene muchas mas enfermedades, hay más riesgos, y por esta razón debe actuar de manera conjunta con las ciencias médicas.

Mediante el chamanismo podemos transitar nuestra propia vida por medio de estados ampliados de conciencia, y quien decide hacer este camino vuelve cambiado, ya que en la expansión del ser es donde está la liberación de nuestros apegos.

Vuelve sin algo que lo afectaba.

Y puede decir:

“Me siento liviano”.

Esta es una liviandad que libera y que debe ir acompañada de un estado conciente que nos hable acerca de lo que nos pasa:

Observar qué fue lo que se libero, cuál fue su origen, cuándo se desarrolló, por qué ese apego, y qué recuperamos en este regreso.

Es el camino por el que se rescata al alma.”

Principios de la Consciencia Chaman

1) Recta y correcta acción:

Estar presente en la impecabilidad de tus actos, y hacerte responsable de ellos, es respeto por toda la naturaleza viviente.

En la corrección, la ética y la estética del actuar, estarás en armonía con las formas del Universo.

2) Franqueza amable y cordialidad:

El buen trato, la actitud sincera y la cordialidad, genera vibraciones benéficas que elevan y hacen que las energías fluyan hacia el bienestar común.

3) Las 3 «S»: Simpleza, sencillez y síntesis:

La naturaleza es simple, y ocurre a pesar de todo, su ritmo no se detiene y se expresa sin rodeos; en la sencillez de sus formas podemos observar lo profundo de su esencia;

La síntesis es implacable y directa, solo reúne lo que necesita sin desperdicios ni derroche.

Haz lo que tienes que hacer, y será lo que tenga que ser.

4) Siente, no te emociones:

El sentimiento noble actúa sin prejuicios ni especulación.

Cuando pones una semilla en Tierra, y la hundes con tus manos, tu intención ya fue escuchada por sus entrañas, y siempre habrá una respuesta, porque su generosidad es natural.

Así serán tus sentimientos, naturales, generosos y leales a la fuerza de tu corazón.

5) El don es el Verbo:

Las palabras tienen poder.

La palabra será vehiculo del Espíritu, y no rehén de la sombra.

Cuando la palabra es consecuente con la Senda, fiel a la Tradición, y lleva la autoridad de la Sabiduría, eso es Honor.

Se honorable, que por tu boca hable el/la Chaman, que tus palabras sean la expresión de tu Ser.

6) El pensamiento es una flecha lanzada:

La capacidad de pensamiento hará de tu consciencia el diamante después del carbón.

La mente estará al servicio de la Consciencia.

Chamanismo es Consciencia, por la cualidad mental de pensar, tu consciencia crece y evolucionas.

En cada «darse cuenta» algo se libera de tu pequeña oscuridad y tu conciencia se ilumina.

7) Se la copa del árbol, grande y frondosa, sostenida por un fuerte tronco, y alimentada de nutricias maíces:

El silencio es la conexión, la lucidez de juicio, la claridad mental, la creatividad, son facultades superiores del Alma, a través del silencio interior, los canales de luz podrán acceder a la gran fuente de todo poder, al:

Gran Espíritu y que llamamos» Amor

La gran aventura de Vivir, es ser libres y felices, cuando despertamos del gran sueño y nos ponemos de pie ante el sendero, allí comienza el gran viaje.

Entrevista a Adriana Silva Azpeitia.

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*