Bien-venido Otoño

Otoño

El otoño de los bosques, de los paseos, de los parques, tienen una calidad estética especial.

Aparentemente, la vida se esconde, parece anunciar su final.

Los colores son distintos y propios de cada árbol.

Es como la despedida gloriosa antes del invierno, la retirada a la aparente soledad de la noche.

La savia reduce su recorrido para concentrarse en el tronco y en las ramas desnudas.

Puede parecer que la naturaleza agoniza, que todo se encamina hacia la muerte.

Pero,

¿Realmente muere la naturaleza?

Todos sabemos que no.

Llevamos años y años en que todo ocurre igual.

El rito de las estaciones nos recuerda la rueda de nuestra vida.

Nos recuerda la rueda de la vida en el mundo entero.

En cada otoño se esconde la próxima primavera.

El futuro que Cristo prepara para el mundo y para cada uno de los suyos esta escondido en los otoños y en los inviernos de la vida y de la historia.

Las palabras del Apocalipsis son el secreto de todas las noches oscuras del alma, de la humanidad:

Mirad que viene rodeado de nubes y todos los ojos le verán, incluso los que le traspasaron, y se lamentarán por él todas las tribus de la tierra.

Sí. Amén.

Yo soy el Alfa y la Omega, dice el Señor Dios, aquel que es, que era y que ha de venir, el Todopoderoso
(Apoc. 1, 7-8).

El otoño es tiempo de esperanza.

Fuente de invetigación.

pd.

La tradición indica que todos los 21 de marzo comienza el otoño pero este año 2017 la cuestión se adelantó y el fin del verano se produjo un día antes.

A nivel astronómico, el cambio de estación se produce en el equinoccio, significa que la noche dura lo mismo que el día, y este fenómeno sucedió ayer a la tarde.

«La Tierra no se mueve a una velocidad constante.

Cuando se acerca al Sol, se acelera, y cuando se aleja, va más lento.

Este cambio no está sincronizado con los 365 días del año, lo que produce una variación en el fin o en el inicio de las estaciones.

En promedio suceden un 21, pero hay años en que lo hacen un 20 o un 22», explicó a La Gaceta Alberto Mansilla, del Observatorio de Ampimpa.

El equinoccio de marzo se produce el día 20 desde el 2008 y seguirá así por lo menos hasta el 2020.

La Nación.

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*