Llegó Diciembre – 2017 – Otro año que se Aleja…

Otra vez  llegó Diciembre…

2017  otro  año que se aleja…

Un año anciano que se va dejándonos sus enseñanzas y experiencias…

Se nos va un año más…

¿Que se va?

Bueno, no.

Tal vez es un año más que queda en nuestro interior.

Un año más en el que los recuerdos estarán por siempre esperando una mirada en algún otoño.

Un año es una marca en el tiempo,

Una marca que hacemos nosotros mismos para no olvidar,

Para volver a vivir,

Para guardar como se guardan todas las cosas con afecto.

Este año ha sido como siempre un año con alegrías,

Con tristezas, con decepciones,

Con amistad, con amor, con ternura,

Con peleas, con discusiones, con rabias,

Con desilusiones, con apuros,

Con lentitud, con muchos sueños.

Con infinitas ganas de cambiar, con infinitas postergaciones ante el cambio.

Recordar que fuimos felices, que fuimos algo para alguien una vez más,

Que dejamos de serlo cuando cambió el momento.

El tiempo detuvo su marcha aún cuando en otras oportunidades el tiempo no pasaba más.

Recordar aquellas cosas que aprendí tal vez de la manera en que no esperaba, pero…

¡Aprendizaje al fin!

Aprendí a esperar que se cumplan promesas que nunca se cumplieron.

A pesar de saber sobre la mentira, dejé que pasara por verdad.

Aprendí que todos piden pero pocos dan, 

Que cuando alguien da, espera la retribución por lo dado.

Aprendí que todos crecemos cada día más…

Que todos somos pequeños ante aquel que se sabe un poco más grande.

También tendremos la oportunidad de crecer y tal vez, ese grande, se ampare algún día bajo la sombra que proyectemos.

Aprendí  que cada minuto vivido fue un minuto sentido

Que cada sentido vivido, nunca será un tiempo perdido.

Este año, como todos los años tiene un corazón, un corazón que late al mismo ritmo que la vida.

Si no fuera así, entonces no caminaría por ese camino, simplemente buscaría la oportunidad de volver a empezar y de volver a vivir.

Este año, no es un año más que se va, es un año que como todos aquellos que me trajeron lágrimas y sonrisas,

En éste yo también he dado una lágrima en algún momento y he provocado alguna sonrisa quizás.

Ahora sé que los años que vienen son aquellos que viven en nuestro interior.

Lo mejor será fertilizar mejor nuestras mejores aptitudes, para que cuando llegue el momento podamos caminar serenos sin desear volver atrás, con la esperanza de que siempre se vuelve a empezar y que cada nuevo comienzo siempre es:

Una nueva oportunidad.

Dicen que cuando se acerca fin de año los ángeles curiosos se sientan al borde de las nubes a escuchar los pedidos que llegan desde la tierra.

¿Qué hay de nuevo?

Lo de siempre:

Amor, paz, salud, felicidad…

Un nuevo año comenzará…

Entonces, en este mismo instante, empecemos a recrear un mundo distinto, un mundo mejor:

Sin violencia, sin armas, sin fronteras, con amor, con dignidad.

Con menos policías y más maestros…

Con menos cárceles y más escuelas

Con menos ricos y menos pobres.

Unamos nuestras manos y formemos una cadena humana de niños, jóvenes y viejos, hasta sentir que un calor va pasando de un cuerpo a otro…

El calor del amor, eso  que tanta falta nos hace.

Si queremos, podemos conseguirlo

Si no lo hacemos estamos perdidos

Nadie más que nosotros podrá construir nuestra propia felicidad".

Que este año 2017 que termina … sea peor que el:

2018 que comienza.

Un año para vivirlo

Es un regalo demasiado grande para echarlo a perder.

¿Alguna vez te has sentido en lo mas hondo de tu ser ese deseo profundo y enorme de mejorar o de cambiar?

No dejes que el deseo se escape, porque no todos los días lo sentirás.

Si sientes esa llamada de  querer ser otro, o ser distinto, atrápala con fuerza y hazla realidad.

El inicio de un nuevo año es el momento para reunir las fuerzas y toda la ilusión para comenzar el mejor año de la vida.

El año nuevo es una oportunidad más para convertir la vida, el hogar, el trabajo en algo distinto.

"Quiero algo diferente, voy a comenzar bien.

Tengo otra oportunidad que no voy a desperdiciar.

¿Quién es capaz de decir:

"Desde hoy, desde este primer día, todo será distinto.?

En mi hogar, me voy a arrancar ese egoísmo que tantos males provoca.

Voy a estrenar un nuevo amor a mi pareja y a mi familia.

Voy a poner un poco más de oración, de cielo azul, de aire puro,

De contacto maravilloso con la naturaleza.

Otro estilo de vida, otra forma de ser…

¿Por qué no intentarlo?"

¿Por qué no comenzar de nuevo?.

Algunos ven que su vida pasada fue gris, vulgar y mediocre.

"He sido un don nadie

¿Qué puedo hacer?".

Un año recién salido de las manos del autor de la vida, es un año que aún no estrenas.

¿Qué vas a hacer con él?

¿El año pasado no te gustó?

¿Con éste qué vas a hacer?

Todo comienza si tú quieres, todo vuelve a empezar…

Todos desean a los demás y a si mismos un buen año, pero pocos luchan por obtenerlo

Comienza un nuevo año y con el un mundo de oportunidades se abre ante nosotros.

El momento es propicio para reflexionar internamente sobre experiencias pasadas, situaciones presentes y el porvenir.

Para aprender del pasado, disfrutar el presente y construir un futuro mejor.

El ser humano construye su futuro día a día mediante sus pensamientos, palabras y acciones, y estas a su vez van moldeando el presente.

Con el pasar del tiempo nuestra voluntad se fortalece y nos sentimos cada vez más capaces de lograr lo que nos propusimos

También sentimos la necesidad de hacer algo por aquellos que hasta ahora no se han propuesto lograrlo pos si mismos.

Comienza entonces un proceso de crecimiento en el cual nos volvemos conscientes de que somos dueños de nuestros destinos y capaces de utilizar nuestra voluntad en formas cada vez más creativas y constructivas.

A partir de ese momento vemos los obstáculos solo como situaciones a superar y de las cuales aprender.

Siempre podemos escoger entre vivir el mundo cual lo conocemos o cambiarlo en el que deseamos,

La decisión al final es de cada uno según decida ejercitar su libre albedrío.

Que este nuevo año nos brinde paz, amor, salud, armonía, unión, felicidad y prosperidad

Ocurre, a veces, con nosotros.

Tenemos unos 80 años para vivir en este mundo, y una voz siempre nos advierte:

"No te olvides de lo principal"…

Y lo principal son los valores espirituales, la oración, la familia, los amigos, la vida.

Pero la ganancia, la riqueza, los placeres materiales nos fascinan tanto que lo principal siempre lo dejamos de lado…

Así agotamos nuestro tiempo aquí y dejamos a un lado lo esencial:

"Los tesoros del alma" .

"No te prometo la felicidad ni aquí ni ahora..-

Decía Nuestra Señora a Santa Bernardita en Lourdes, la cual sufrió mucho, pero amando a Nuestro Señor Jesucristo.

No  olvidemos que la vida en este mundo pasa rápido, y cuando la puerta de esta vida se cierra para nosotros, de nada valdrán las lamentaciones.

Ahora es la misericordia.

No quites tus ojos de lo más importante que es Dios, de su amor hacia nosotros.

Expresado, de modo especialísimo, el verdadero amor hacia los demás, por Dios y  no desvíes tu vista ni pierdas tu tiempo en cosas de valor pasajero…

Se va un año mas, un año donde lloré, reí, disfruté, sufrí, aprendí, perdoné, amé, gracias  2017

¡Gracias 2017 !

Felicidades

Anónimo.

 

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*