Es importante que reconozcamos cada Día al Levantarnos

Es importante que reconozcamos cada día al levantarnos

COMPARTIENDO COMPRENSIONES

Hermanos, que construyamos Fraternidad con los ángeles y con nuestros hermanos humanos, cada día de nuestra vida.

Es importante que reconozcamos cada día al levantarnos, el privilegio que tenemos de estar encarnados en estos tiempos, tiempos de cambio y tiempos de oportunidad.

La Sra. Helena Petrovna Blavasky nos reveló que la Gran Herejía de los seres humanos, es la separatividad.

La percepción limitada que nos proveen nuestros sentidos físicos,  al mostrarnos una pequeña parte de la verdad, nos lleva a concluir una mentira:

Creer que estamos separados.

Si nosotros miráramos los dedos de una mano, sin ver la mano a la que están unidos, podríamos pensar que son entidades separadas, sin embargo cada dedo solo tiene sentido en función de su articulación a la mano y la mano no tiene ninguna función separada del cuerpo.

Todo esto lo sabemos porque lo podemos ver en el plano físico y desde los sentidos.

Nosotros vemos nuestro cuerpo físico pero no alcanzamos a percibir el cuerpo de energía, cuerpo vital o cuerpo etérico al que está indisolublemente conectado.

Si tuviéramos por un instante la conciencia del cuerpo etérico, lo primero que podríamos ver es que mas allá de los sentidos, ese cuerpo de energía esta sumergido en el gran mar de energía, en el plasma etérico dentro del cual todas las formas humanas, animales, vegetales y minerales,  tenemos nuestro cuerpo energético sin el cual no podríamos permanecer ni un instante vivos.

Cuando alcancemos esta conciencia, el espejismo de separatividad se va a disipar, como desaparece la oscuridad cuando encendemos la luz.

Todos podemos trabajar para que nuestro cuerpo etérico se fortalezca y lo podamos percibir y sentir como todos estamos desplazándonos dentro de un gran océano de energía, donde estamos todos inevitablemente conectados.

El cuerpo etérico se fortalece cuando respiramos profundamente, y se ilumina cuando nos ponemos en contacto con el Gran Sanador, el Sol,

Si nos ponemos en contacto con la gran fuente de energía vital que es el sol, al amanecer y al atardecer, nutrimos nuestro cuerpo etérico, pero también lo nutrimos cuando respiramos profundamente, cuando emitimos sonidos que armonizan nuestra vibración como el sonido de los cuencos tibetanos,

Cuando nos vestimos con los colores de los Rayos del Amor de Dios, cuando vivimos en unidad, cuando realizamos actos de buena voluntad, cuando meditamos, cuando oramos.

La Buena Noticia es que cada vez que estas trabajando por tu cuerpo etérico, como tu cuerpo esta flotando en el mar del plasma del plano etérico donde flotan todas las formas, cada vez que absorbes luz en tu cuerpo, cada vez que inhalas un aroma de la naturaleza,

Cada vez que te conectas amorosamente con los reinos vegetal, mineral y animal, estas trabajando para el Cuerpo Eterico de toda la Humanidad a la que estas conectado.

Cada vez que percibes esta realidad sutil y la llenas de Luz estas prestando un servicio a la Humanidad y en consecuencia a toda la Tierra.

Desde lo más profundo del corazón,

Marta N. Paillet

[email protected]

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*