Esa fuerza tan potente que llamamos Voluntad

Esa fuerza tan potente que llamamos Voluntad

ESA DIVINA VOLUNTAD

Esa fuerza tan potente que llamamos voluntad es una de las cualidades menos comprendidas y, yo diría, la más misteriosa de todas.

He pasado años buscando entender,

Estudiando a los grandes Maestros y observando la vida misma.

El Primer Rayo de Voluntad y Poder siempre ejerció en mi una fuerte atracción a pesar de trabajar mucho mas en el segundo, el rayo de la enseñanza.

He notado que el empuje, a veces ciego, que es como una fuerza bruta se confunde con la poderosa Voluntad.

La Voluntad es silenciosa,

Equilibrada y sobre todo, es esa cualidad que crea un especie de tensión, inamovible e inmutable cuando el cerebro y el alma reconocen el propósito de la vida y lo mantienen,

No importa las dificultades o circunstancias adversas.

Hay una distorsión cuando esta potente fuerza se expresa a través de la personalidad que es mayormente egoísta y auto enfocada, y ocasiona muchos de los males que vemos en el mundo.

La Voluntad está siempre alineada al Propósito Divino y su expresión, como conducta humana, siempre es la buena voluntad.

Esta fuerza divina nos lleva al reconocimiento de la vida misma y nuestra identificación con ella.

¿Qué somos?

Cito al Maestro D. K. «Un punto de la divina voluntad dinámica enfocada en el alma, logrando la conciencia del Ser por el empleo de la forma .

Y cuando el proceso de Iniciación haya logrado su objetivo descubriremos que somos el regidor del tiempo y con el tiempo, el organizador del espacio, juguetes divinos que pueden ser utilizados a voluntad o no.»

Se que me metí en honduras, pero no quise perder la oportunidad de compartir con ustedes conceptos que pueden desencadenar procesos internos de gran valor.

Siento que la voluntad divina es hoy más necesaria que nunca y, aunque sea invocándola, podemos ser útiles en estos momentos de grandes crisis que vive la humanidad.

Pero reconociendo que no es una fuerza bruta sino la expresión en el mundo del Propósito Divino y la fuerza que más directamente nos puede alinear con el:

Plan de Dios en este tiempo histórico que vivimos.

¿Como hacerlo?

En el silencio.

Sin ideas preconcebidas ni creencias en que esto o aquello es lo que debe suceder.

El silencio interno es como la llave para conectarnos con la fuerza de Shamballa, que es otro nombre para la divina voluntad.

Es fuego, el fuego del espíritu mismo, y su presencia se hace sentir con fuerza, y al mismo tiempo con esa sutilidad que nos lleva a estados del ser desconocidos pero que son parte de nuestra naturaleza interna.

Después de la Segunda Guerra Mundial el Maestro D.K. advertía que aquellos espiritualmente orientados debían consagrar sus esfuerzos a la tarea de desarrollar la voluntad al bien en la tierra y también demostrar la absoluta importancia de fomentar la buena voluntad entre las masas.

Si esto no se hacía, la etapa final seria peor que la primera.

Porque como Acuario nos trae el desarrollo de la conciencia de grupo «el egoísmo individual será reemplazado por el egoísmo grupal que en consecuencia será más poderoso por su dedicación, enfoque y resultados malignos»….

No puedo dejar de pensar en las multinacionales que están dictando la política en el mundo…

Y luego pide a los discípulos del mundo que «desarrollen la voluntad al bien para que el común de la humanidad pueda expresarla.

La voluntad al bien de los conocedores del mundo es la simiente magnética del futuro».

Vivimos en un mundo cortado a la medida del egoísmo humano.

¿Recuerdas frases que a lo mejor te dijeron tus padres o tu le has dicho a tus hijos como :

Tienes que ser el mejor, ganar mucho dinero…

Son siembras de egoísmo.

Si eres el mejor es porque hay uno peor.

¿Cuándo nos dijeron que podíamos ser benefactores de la humanidad?

Y no es culpa de nuestros padres ni nuestra, es que la tendencia egoísta que impulsaba el desarrollo de la humanidad todavía no había mostrado su rostro mas perverso, como lo está demostrando ahora y no conocíamos las consecuencias reales de una cultura egoísta.

Las cifras del mundo lo están gritando a los cuatro vientos.

El hambre, la miseria, el desempleo que se ha ido agravando día a día.

Lo importante es reconocer cuanto de ese egoísmo ha entrado en nuestras vidas y cómo la está moldeando.

Y cuanto de él estamos dejándolo a nuestra descendencia como herencia.

Y trabajar en este nuevo enfoque, en donde el bien de los demás es tan importante como el nuestro.

El mundo se nos achicó,

Ahora sabemos que todos contamos.

Es hora del cambio en conciencia más importante de nuestra historia.

El ser humano no es guerrero por naturaleza,

Se hizo guerrero moldeado por la civilización.

El ser humano es básicamente bueno.

Yo lo he confirmado tantas y tantas veces.

Dentro, muy dentro, siempre hay bondad.

Lo vi en los muchachos de la cárcel en donde enseñaba metafísica, he sabido de tanta gente que encontró bondad en corazones oscuros.

Porque es nuestra naturaleza, porque el amor es la base de la conciencia humana.

Toca volver a ser lo que somos, recorrer nuestros pasos, salirnos de esta civilización materialista y egoísta y vivir como seres humanos, almas con cuerpos y un espíritu poderoso como Dios.

Encuentra la voluntad divina en las profundidades de tu alma, en silencio, y extrae de ese depósito de bien que hay dentro de ti aquello que vas a entregarle al mundo.

No lo hagas por un beneficio propio, ni siquiera por tu propio avance espiritual, porque entonces nunca la vas a encontrar, hazlo siempre por el bien de los demás.

Y entrégala como se entrega la lluvia, como el sol que nos da su luz y calor, como el agua del río que fluye eterna en su canto.

Como lo natural, aquello que es así porque es así y no puede ser de otra forma.

Y en ese fluir nos encontraremos y celebraremos la vida.

Con el amor de siempre, Carmen Santiago

[email protected]

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*