Reverdecemos como ramas

«El que confía en sus riquezas caerá; Mas los justos
reverdecerán como ramas» (Proverbios 11:28).

Los intereses puramente mundanales hacen secar nuestra alma.

La comprensión de que los valores espirituales, adquiridos en una relación con Dios, son más importantes, nos hacen
crecer y tornan nuestra vida más brillante y bendita.

Paulo Barbosa

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*