Conoces la cocina Paleolitica – El objetivo de realizar esta Dieta es estar Sano;

El objetivo de realizar esta dieta es estar sano;

Para ello la utilizaremos como herramienta eliminando o restringiendo en lo posible aquellos alimentos que a largo plazo pueden producir enfermedades, y muchas de las costumbres alimentarias actuales son contraproducentes para la salud y para mantener un peso estable, tras esas costumbres no suelen encontrarse motivaciones científicas y sí mucho marketing e intereses.

Si esta dieta supone un cambio muy significativo con respecto a tu dieta actual, es recomendable que vayas haciendo cambios poco a poco, ya que un cambio muy brusco puede provocar que fracases.

Prefiero que vayas cambiando poco a poco tu forma de comer para que te sea más fácil acostumbrarte, siempre manteniendo el objetivo final en mente.

Por ejemplo empieza quitando los refrescos, o tal vez el pan y cuando estés acostumbrado da otro paso más como por ejemplo quitar la pasta o los zumos.

Vuelve a leer este libro de vez en cuando para que no olvides cual es la dieta objetivo.

De esta forma tendrás más posibilidades de éxito.

Aquí los pasos para comenzar a seguir una dieta paleolítica, que nos propone el Dr. Kurt G. Harris.

• Primero de todo descansa y duerme bien.

Evita las adicciones a la comida o bebida (alcohol en exceso o fumar es contraproducente si lo que buscas es estar sano)

• Elimina la mayor cantidad posible de azúcares.

A la hora de beber lo mejor es agua,

infusiones o café, sin azúcar y mejor si no usas edulcorantes.

Elimina el gluten presente en los cereales (trigo, centeno, espelta y avena en la mayoría de casos).

Seas celíaco o no, el gluten es una proteína que daña tu sistema inmunitario.

Limita cereales sin gluten (arroz y maíz) sobre todo si quieres perder peso, puesto que son alimentos muy glúcidos que aportan mucha energía y apenas tienen interés nutritivo.

Elimina alimentos procesados especialmente aquellos que contengan grasas trans (hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas) y también la harina de trigo refinada y todos sus derivados.

• Elimina los aceites vegetales derivados de cereales o semillas (maíz, girasol, colza, sésamo, soja..etc) plagados de toxinas y excesivamente altos en omega.

• Come 2 o 3 veces al día, sin picoteos, no es necesario más, te sentirás satisfecho y no pasarás hambre.

• Come carne de todo tipo con su grasa, huevos, pescados y marisco (al menos un par de veces a la semana).

Esa debe ser la base de tu dieta.

Y recuerda que somos una especie que evolucionó gracias a comer y cocinar carne.

• Comer casquería (hígado de ternera en especial), un par de veces a la semana nos aporta vitaminas y colina (también presente en yemas de huevos)

• Las grasas animales son un estupendo combustible y son necesarias para aprovechar las vitaminas liposolubles que traen consigo.

• Toma el sol, lo necesitas para metabolizar la vitamina D3 y que el calcio de tu dieta se pegue a tus huesos, en caso que no puedas tomar el suficiente suplementa tu dieta con vitamina D3.

• Frutas y verduras: Come diferentes verduras y hortalizas, las que más te gusten y como más te gusten.

• Haz ejercicio, tanto el ejercicio de resistencia como el aeróbico tienen beneficios, incluido el beneficio para nuestro cerebro.

• Cuidado con la fruta cómela con moderación y evita las tropicales.

• Si eres alérgico a las proteínas de la leche o te preocupa su contenido en caseína, toma mantequilla y quesos curados a la vez que evitas leche, nata y quesos blandos.

Resumen general

Comer: verdura, fruta, carne, pescado, huevos, frutos secos, semillas, aceites, especias y hierbas.

En menores cantidades tubérculos y otras raíces.

No comer: azúcar ni granos procesados (harina, trigo, maíz, cereales, pasta, pan).

 Lejos de ser una dieta limitativa, la cocina paleolítica ofrece una amplia variedad de ingredientes que se pueden combinar.

Los chefs del restaurante Sauvage experimentan, por ejemplo, con productos exóticos como la chufa o el baobab, un árbol endémico de África cuya fruta posee un alto valor nutricional.

El restaurante emplea exclusivamente ingredientes naturales, silvestres, regionales y orgánicos.

Este concepto atrae sobre todo a artistas y gente joven que busca un estilo de vida más saludable que no sea vegetariano o vegano.

Desde hace más de tres años, el gastrónomo brasileño lleva una dieta paleolítica y está convencido de sus efectos positivos para la salud:

“Me di cuenta que mis problemas de piel se fueron, que mi calidad de sueño y también los niveles de energía durante el día se habían incrementado, mi digestión había mejorado mucho también.

Ya no me hacía falta la siesta después del almuerzo, ya no me sentía cansado tan a menudo, y el test final ha sido pasar el invierno en sin tener un resfriado ni una gripe, nada”.

Fuente de investigación.

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*