4 de Enero de 2012 – Médico Santafesino opera a la Señora Presidente de la Nación

Médico Santafesino operará a la Presidenta de la Nación.

ES EGRESADO DE INMACULADA Y TIENE FAMILIA EN NUESTRA CIUDAD

El cirujano Pedro Saco, que el 4 de enero próximo operará a la presidenta Cristina Fernández de un carcinoma papilar en el lóbulo derecho de la glándula tiroides.

Es un prestigioso profesional santafesino, que estudió Medicina en Córdoba y desarrolló luego su carrera en Buenos Aires.

El hombre que tendrá la enorme responsabilidad de operar a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de su carcinoma papilar de la glándula tiroides.

Es un santafesino hecho y derecho, que estudió en el colegio de los padres jesuitas y tiene en nuestra ciudad a varios amigos y parientes, entre ellos su hermana Teresita Saco, esposa de un integrante del Poder Judicial de la Provincia.

Saco, de 64 años y vasta experiencia, actualmente jefe de la Sección Cabeza y Cuello del Hospital Universitario Austral.

Egresó como Bachiller de la Inmaculada en 1964 y luego se fue a Córdoba a estudiar Medicina, para desarrollar posteriormente su carrera en Buenos Aires, con numerosos reconocimientos, al punto que hoy lo encuentra como uno de los más reconocidos especialistas en garganta, cuello y oído del país.

Saco se recibió como médico en la Facultad de Medicina de la Universidad Católica de Córdoba, realizó su residencia en el Hospital Ramos Mejía y fue especialista en Cirugía Oncológica de cabeza y cuello en el Instituto de Oncología Ángel Roffo.

Además, según el sitio Web del Hospital Austral, Saco realizó entrenamientos temporarios en instituciones dedicadas al tratamiento de cáncer en Houston y Nueva York, en Estados Unidos. “Lleva 27 años en el ejercicio de la profesión y es el actual vicepresidente de la Asociación Argentina de Cirugía de Cabeza y Cuello”, agregó la información.

La enfermedad de Cristina:

El carcinoma papilar detectado en el lóbulo de la glándula tiroides de la presidenta Cristina Fernández es una enfermedad “curable” si recibe un tratamiento adecuado, “más frecuente” en las mujeres y con un “pronóstico muy bueno”, aseguraron hoy médicos oncólogos y endocrinólogos.

“Es un tumor absolutamente curable y los pacientes no se mueren” por esta enfermedad, indicó el oncólogo Miguel Muñoz.

Por su parte, el endocrinólogo Fabián Pitoia afirmó que “en el 90 por ciento”, los casos como el que padece la jefa del Estado “tienen una sobrevivida cercana a la población en general” si es sometida a un “tratamiento correcto”.

Según informó el vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro, la presidenta será operada el 4 de enero próximo de un “carcinoma papilar en el lóbulo derecho de la glándula tiroides”, un diagnóstico que fue detectado hace cinco días, pero comunicado públicamente ayer.

El oncólogo Mario Bruno explicó que el tratamiento al que será sometida la mandataria consistirá en “remover el lóbulo afectado”, y afirmó que si la información es tal como fue difundida oficialmente, “no debería tener ningún otro tipo de problemas” a futuro.

La jefa del Estado será intervenida quirúrgicamente en el Hospital Austral por el equipo médico del Hospital Roffo, y si bien “cualquier operación tiene riesgos”, en este caso “son mínimos”, agregó Bruno.

Por su parte, el jefe de la Unidad Quimioterapia del Hospital Marie Curie, Guillermo Temperley, destacó que un paciente que padece carcinoma, una vez intervenido, tiene “muy buen pronóstico” de recuperación.

En diálogo con radio 10, Temperley explicó que luego de la operación a la que será sometida el 4 de enero próximo, la mandataria podría ser tratada con yodo radiactivo para eliminar cualquier tipo de restos de la enfermedad en las células.

Al respecto, el endocrinólogo Pitoia sostuvo que el “tumor” que padece la Presidenta “permite hacer las cosas con tranquilidad”, por eso la intervención quirúrgica fue programada para la próxima semana.

“No se trata de un tumor maligno, como puede ser el de mama o el de colon, por lo que no tiene ninguna urgencia, lo mismo que el posterior tratamiento con yodo radiactivo, que puede aplicarse cuando la agenda del paciente lo permita”, indicó.

Pitoia expresó que si el carcinoma fue detectado en un chequeo médico significa que “no supera los dos centímetros de diámetro, por lo que tiene una excelente recuperación.

En el 90 por ciento de los pacientes tiene una sobrevida cercana a la población en general, señaló.

La operación consistirá, según los especialistas, en “sacar toda la glándula tiroides” y, dependiendo el tumor, se la tratará con yodo radiactivo “por si quedara alguna célula” afectada.

En ese caso, deberá ser aislada durante por lo menos diez días.

El tipo de enfermedad diagnosticada “es la más frecuente, sobre todo en mujeres”, aunque “generalmente” se dan en pacientes “más jóvenes” que la presidenta. “Es un tumor absolutamente curable.

No recuerdo ninguna paciente que haya tratado y que haya muerto por un carcinoma si es tratada adecuadamente”, sostuvo el oncólogo Muñoz.

Al respecto, mencionó que al no haberse detectado una metástasis del carcinoma, tal como indicó la información oficial, “la chance de curación es de casi 100 por ciento”.

“Es un profesional muy serio”

El Dr. Francisco Demergasso, uno de los más prestigiosos especialistas en garganta, cuello y oído del país, rosarino, señaló a El Litoral que es muy correcta la elección del profesional que operará a la presidenta.

“Es muy serio y metódico, y está muy bien hecha la elección”, dijo el especialista.

Precisó también que la operación en sí demanda un promedio de tres horas, y la patología es muy frecuente en mujeres mayores de treinta años.

El profesional  señaló que luego de la operación, se puede rehacer una vida normal, incluso con el nivel de exigencia del cargo que ostenta esta paciente.

De la redacción de El Litoral
redacció[email protected]

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*