Marta Paillet nos comparte Comprensiones – Grupo de Servidores del Mundo.

Compartiendo Comprensiones.

Hermanos!!!

Que la Gran Fraternidad entre Ángeles y Humanos sea la gran herramienta en manos de la Jerarquía , para que se ejecute el Plan de Amor y de Luz y selle la puerta donde se haya el mal.

Nosotros, los que hemos decidido consagrar nuestras vidas al cumplimiento de la Voluntad de Dios.

Sabemos que el Servicio es el modo en que el Alma se expresa en la Tierra.

En consecuencia nos llamamos Servidores, y a todos los que están consagrados a servir en la raza de los hombres, los llamamos el:

Grupo de Servidores del Mundo.

También sabemos, porque todos los Maestros nos lo han enseñado que un Servidor estudia y medita, para que su servicio sea el Servicio del Alma.

Todas las religiones enseñan el servicio como cualidad de los que quieren cumplir con la Voluntad de Dios.

¿Qué significa para nosotros servir?

¿Cómo nos sentimos cuando lo hacemos?

¿Servimos como nos indicó Rabindranath Tagore en su poema :

 “Yo vivía y creía que la vida era alegría, desperté y vi que en verdad la Vida era Servicio, entonces serví y al hacerlo descubrí que el Servicio es Gozo”.

En esta frase el poeta y servidor hindú nos marca claramente que en las primeras etapas evolutivas el hombre cree que debe vivir alegre y piensa que servir es algo que pesa, que cuesta, que servir es algo que debemos hacer, pero a costa de nuestra alegría y de nuestro divertimento.

Cuando el humano en verdad se convierte en un Servidor, esto es sirve en el, su Alma, el gozo invade cada uno de sus cuerpos y lo irradia a todos los que están a su alrededor.

Un gran cristiano dijo lo mismo de esta manera:

“Un Santo triste es un triste santo”, indicando que el que en verdad vive la vida del Alma que es el único modo de servir a Dios, vive en alegría.

Como Carmen Santiago les contó fuimos al Conclave de la World Service Intergroup en Italia, se celebro en las instalaciones de “ La Comunidad de la Ética Viviente”, con una gran participación de grupos y naciones de todo el mundo.

Siempre es una oportunidad para servir y para crecer cuando estamos todos juntos.

Cada uno de los participantes, lo hace en el nombre del grupo al que pertenece por lo que, si bien somos entre cien y doscientas personas las que nos juntamos físicamente, son miles los que están pendientes y orando y meditando con nosotros.

En esta reunión vi servir a toda la Comunidad de la Ética Viviente con esa alegría, con esa consagración.

Al conversar con los servidores, descubrí que usaban el término de “Focalizador” para la persona que era responsable de cada uno de los servicios.

Había focalizador para cada una de las casas en las que nos alojábamos, focalizador del servicio de la comida, focalizador de la organización del viaje a Asís, que realizamos todos juntos.

Cuando pregunté que significaba ser focalizador me contestaron de un modo que fue iluminador para mí y que quería compartir con ustedes.

Ser un Focalizador en una tarea de servicio, quiere decir:

1. Tener el honor de haber sido elegido para prestar un Servicio, desde el Alma.

Ningún focalizador inicia su tarea, por grande o pequeña que sea sin orar para que el Alma tome el comando y haga por él y con él, lo que se ha encomendado.

2. Ese honor es un privilegio que la vida nos concede y nos produce mucho regocijo.

Su tarea es mantener el Foco en lo que se hace de manera que todo salga perfecto y su pensamiento y su corazón y sus acciones están concentradas en ello.

No hay en consecuencia tareas grandes o pequeñas y vimos profesores de la universidad, y personas altamente capacitadas para otras tareas, venir a conducir los vehículos que nos transportaban desde el lugar donde teníamos nuestros cuartos al lugar donde nos reuníamos para el Conclave.

3. Focalizar es sostener el fuego interno desde nuestro corazón, es avivar el fuego en todos, es estar sostenido en el Centro del Corazón de la Madre del Mundo.

4. Estar focalizando los pone en una alegría que ríen y juegan y cantan como los niños.

Cada persona en la Comunidad de la Ética Viviente focaliza actividades que van desde la limpieza de un cuarto, pasando por dirigir un Servicio de Curación abierto a la comunidad hasta la responsabilidad de focalizar.

Invoquemos todos juntos para que cada servidor en nuestros grupos y en el planeta total, se convierta en un focalizador, sosteniendo el fuego del corazón y convirtiendo la Luz en forma de alegría para todos.

Marta N. Paillet – [email protected]

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*