Los Pensamientos son los Guardianes

“Toda la miseria del hombre deriva de no poder sentarse en silencio en un cuarto a solas”

Blas Pascal

Un huracán es un fenómeno atmosférico que provoca vientos de una velocidad superior a los 180 km por hora.

Crea caos y destrucción total, pero su centro, el “ojo” del huracán, es totalmente calmo.

Hoy vivimos en el mundo empresarial huracanes de globalización.

¿Qué hacer?

Ubicar el ojo del huracán donde todo es calmo para retomar fuerzas y seguir luchando.

Pero,

¿Dónde está ese paraíso?

En nuestro interior.

Durante el día no podemos ver las estrellas, porque el sol es tan luminoso que nos lo impide.

Pero las estrellas están en el firmamento día y noche.

De la misma forma, nuestros sentidos actúan como el sol:

Nos iluminan con tantas sensaciones y percepciones, que generan pensamientos que nos impiden ver el firmamento en nuestro interior.

Los pensamientos son los guardianes de una inmensa bóveda de alegría y tranquilidad que tenemos todos en nuestro interior.

Démosle un descanso a estos guardianes cerrando nuestros sentidos.

Abramos la bóveda y recarguemos nuestras energías para mejorar nuestra salud con esta inagotable fuente de paz.

Salgamos unos minutos del huracán turbulento de decisiones, retos y problemas empresariales e ingresemos en el ojo calmo.

Es probable que desde este punto de vista, percibamos a este huracán como un simple viento de verano y tengamos mayor capacidad para tomar decisiones acertadas.

Libro: El camino del líder, David Fischman

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*