“Si el Águila quiere volar debe abandonar el Nido”

LANZARSE  HACIA  ARRIBA  SIN  TEMOR

Hermanos, KWAN YIN con ustedes.

El alma del hombre es como el aroma de las flores, libre para esparcirse por los campos del Señor, libre para elevarse por encima de las cumbres de las más altas montañas, o para alcanzar las estrellas más lejanas.

Es libre para buscar los más altos ideales rompiendo todas las barreras que pudieran existir en su camino, pero para que esa alma pueda salir es necesario que la flor se abra, y

¿Saben ustedes porqué las flores no abren sus pétalos, porqué las flores de los seres humanos se mantienen cerradas ?

Lo hacen por temor, lo hacen porque han aprendido a su paso por la vida que hay cientos de peligros acechando en cada esquina, saben que su alma es delicada y preciosa, saben que pueden volar y remontarse por las alturas como lo haría el águila o el cóndor, pero sienten sus pies enraizados en la tierra, voltean a su alrededor y no ven sino peligros y cierran sus pétalos y los mantienen firmemente amarrados queriendo proteger a su alma.

Sin embargo, recordemos lo que hace mucho siglos dijera un gran MAESTRO:

“Si el águila quiere volar debe abandonar el nido”. 
Si la rosa quiere ser inmortal debe marchitarse en el camino,

El Cristo abrió sus manos y dejo morir su vestido, para alzarse al vuelo y cumplir con su destino.
Miremos todos hacia dentro y enfrentemos los temores, porque el momento ha llegado ya de vencerlos y abrirnos a la vida, qué importan los peligros y qué importan las espinas si aquello que buscamos se encuentra más arriba.

Cada pétalo que se abre será para ustedes la coronación del esfuerzo y podrán observar que un pedacito de cielo se empieza a percibir en sus mentes y esto impulsará a que otro se abra y después otro y otro, y cada uno de los temores que tenían irán cayendo a la tierra como las cáscaras de una semilla, para dejar abrir al infinito la maravillosa luz que encierra.

Levanten la frente y que su vida sonría al infinito, qué importa lo que pisan sus pies en la tierra, cuando el espíritu es libre, todo, todo se vuelve armonía.

Benditos sean eternamente.

KWAN YIN

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*