Sentir es Conocer – Mes de Sagitario – Carmen Santiago

SENTIR ES CONOCER

Si bien el proceso mental o intelectual nos permite conocer, hay otra forma diferente de conocer cuando trascendiendo el pensamiento, tenemos una vivencia y sentimos.

La información recibida queda grabada como experiencia y no como mera información.

Es importante reconocer la gran diferencia entre el sentir y la emoción.

Son dos cosas muy distintas porque mientras una te da información la otra te la tapa.

El sentir requiere un proceso previo mental y luego un cese de pensamiento.

La emoción, en cambio, nubla la percepción.

La única forma de manejar la emoción es pensando.

Las aguas emocionales se aquietan y no enturbian la percepción cuando el Pensador las mira.

El sentir es una forma de conocer que es propia del corazón.

La información no sólo resuena en la cabeza sino que recorre todo el cuerpo.

He reflexionado mucho en este proceso y creo firmemente que cuando sucede es porque algo de la Luz del Alma ha penetrado su instrumento.

Y entonces sobreviene una certeza profunda acompañada de una paz y también de gozo.

No se trata de negar el proceso de aprendizaje a través del estudio sino de señalar que hay otra forma de conocer, que inclusive nos puede ayudar a tener un mejor entendimiento intelectual porque desencadena procesos en el cerebro que aumentan su poder de percibir.

Para poder sentir así hay que estar en equilibrio.

Estar en equilibrio es estar en el presente percibiendo el momento que se vive y no escapando al pasado a través de los recuerdos o al futuro, a través de las proyecciones.

Y ahí está precisamente el reto.

No sabemos estar en el presente.

¡Cuántas cosas llenas de vida y de luz nos pasan desapercibidas simplemente porque nuestra mente se mudó a otra parte y no está presente!

Después de tantos años, ahora entiendo lo que pasaba cuando por primera vez estudié el Tratado Sobre Fuego Cósmico, dictado por el Maestro D.K. a Alice Bailey.

Como era el primer libro del Maestro que leía tenía muy poca información como base para entenderlo, pero la lectura ejercía en mí una atracción tan grande que al concentrarme tanto empezaba a percibir, ya no por el intelecto sino por esa otra forma de percibir que llamo sentir.

Viajaba por el Universo.

Inclusive hacía preguntas al aire y sus respuestas, luego de un tiempo, como flechas de luz llegaban a mi mente.

Se estudia, se busca entender, pero hay un momento en el que hay que soltar y no quedarse atrapado tratando de entender.

En ese momento se respira profundo y uno se deja ir.

Debido a la fuerza magnética que contiene esa enseñanza queda uno, por un instante, sumergido de lleno en el presente.

No hay pensamientos.

Entonces viene el sentir.

Uno ya no piensa, siente las cosas, las toca, no con las manos sino con la propia energía.

Y se establece una comunión.

Recuerdo que cuando buscaba entender el tema álgido de las cadenas de mundos y sus globos, las rondas y las razas, tuve un sueño a una ensoñación.

Da igual.

Me vi en un cuarto en donde estaban representadas las cadenas de mundos con globos que flotaban en el espacio.

Uno recibía información simplemente colocando las manos en el globo elegido por medio del tacto.

El tacto no sólo es tocar en el plano físico.

En el plano astral es sicometría, en el plano mental sicometría planetaria, en el plano búdico es curación y en el plano átmico, servicio.

Es el sentido del Segundo Rayo de Amor Sabiduría

Cuando te colocas en el presente tocas no sólo con tu piel sino con tu piel invisible, tu aura, tu energía.

Tu presencia se convierte una fuente de bendiciones porque al tocar todo a tu alrededor dejas esa impronta de luz que contiene el tiempo presente y enriqueces la vida.

Busca ese sentir, más allá de los procesos mentales y conocerás otra dimensión de las cosas.

Conocerás mejor a tus familiares, a tus amigos, a tus hijos.

Conocerás mejor la enseñanza y sus misterios.

Descubrirás la belleza que te rodea en lo cotidiano y podrás ofrecerte a tus seres queridos plenamente porque estarás realmente con ellos.

Yo estoy aquí para ustedes con amor,

Carmen Santiago
[email protected]

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*