Hoy pidamos a Dios

 
Hoy, pidamos a Dios la renovación, que nos dé la gracia de cambiar, en todo lo que existe, como decía Henry Ward Beecher: lavar nuestros ojos, nuestra mirada, nuestra percepción, encontrar la belleza de la vida, que está más allá de nuestros conceptos humanos, mundanos, sentimentales, y todo lo que significa nuestra vida terrenal. No olvidarnos que la dignidad no tiene límites.

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*