María de Chaguaya camina junto a sus hijos en la localidad de Angel Gallardo

Según una leyenda, un día de 1750, una pareja de pastores volvía de su trabajo,

Comentando la difícil situación por la sequía de ese año.

La única salvación de los cultivos y de los animales, sería una lluvia.

Se hizo de noche y la pareja apuraba el paso con sus ovejas y cabras.

De pronto, ambos divisaron no muy lejos, un resplandor; curiosos se detuvieron para luego dirigirse hacia la luz.

Conforme se acercaban, la luz se hacia multicolor y los rayos se entrelazaban dando una visión maravillosa.

Ambos quedaron absortos contemplando este juego de luces que en forma paulatina dio paso a una bella imagen de la Virgen Maria en la copa de un molle, árbol típico de la zona.

Cayeron de rodillas y besaron el suelo exclamando :

«¡Virgencita mía, bendito sea Dios!»

Al levantar la cabeza vieron que la imagen ya no estaba.

Al siguiente día con las primeras luces del alba, fueron al lugar de la aparición:

Allí estaba la imagen.

Se la llevaron a su rancho, colocándola en un lugar de preferencia.

Una vez que los vecinos se anoticiaron acudieron a la casa para venerar a la Santísima Virgen, pero se encontraron con la sorpresa de que la imagen había desaparecido.

Rápidamente todos fueron al lugar de la aparición.

En efecto, la imagen reposaba en el frondoso árbol, envuelta en un rayo de luz.

De rodillas, oraron toda la noche, y se fueron sumando otros lugareños con antorchas y hogueras, acompañando a la imagen, y le prometieron construir una capilla en ese mismo lugar.

Al amanecer del otro día los pobladores levantaron la primera capilla, donde se veneró la imagen de la Virgen de Chaguaya.

En la década de 1980 se construyó el actual santuario, que fue declarado basílica.

La devoción hacia la Virgen de Chaguaya está ampliamente difundida en el suroeste de Bolivia, tanto entre locales como entre feligreses de departamentos vecinos, e incluso entre habitantes del norte de Argentina.

Entre el 15 de agosto y el 14 de septiembre, una gran cantidad de creyentes se dirigen en peregrinación desde la ciudad de Tarija.

María de Chaguaya camina junto a sus hijos en la localidad de Angel Gallardo desde 1978.

Fué aqui dónde ella comenzó a sembrar sus Milagros…

El Padre Atilio Rosso viendo los sufrimientos de su pueblo:

Inmigrantes bolivianos que eran explotados y discriminados decide buscar la compañia de Maria, bajo la advocación de Ntra. Sra. de Chaguaya.

Desde aquel día todo cambió, pudieron comenzar a compartir su cultura:

Música, canto bailes tipicos, deportes.

Desarrollo un gran trabajo en favor de los más pobres:

Consultorio médico y jurídico, una lucha por la alimentación y la educación.

Por sobre todas las cosas desarrollo un gran apostolado en la vida Espiritual de los inmigrantes que sintierón el Amor de María que todo lo transforma.

Cada segundo fin de semana de septiembre miles de peregrinos de todo el pais visitan esta Capilla dónde aún se rememora aquellas palabras del Padre Atilio Rosso:»

Hombres y mujeres que caminan lejos de sus tierras, sepan que ya no estan solos, ahora Ella los acompaña.

Les invita a levantarse y caminar con Fe, les invita a construir un mundo más justo.

Desde hoy podran compartir su música, su canto, sus comidas, su cultura.

Lo más importante ya no estan marginados de la mayor riqueza que Dios nos regala:

La riqueza del Espiritu que hace nueva todas la cosas…»

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*