Hoy en día, el dinero influye en la vida de Todos – Mensaje muy Actual

EL DINERO

La riqueza del mundo no sólo sigue en manos de una pequeñísima minoría sino que el año pasado la brecha entre los súper ricos y los pobres se agrandó aún más.

Una organización caritativa británica de nombre Oxfam asegura que el 82% del dinero que se generó en el mundo en el 2017 fue a parar al 1% más rico de la población global mientras que la mitad más pobre del planeta no vio ningún incremento en sus ganancias.

Es obvio que como humanidad no hemos sabido manejar el dinero.

Hoy en día, el dinero influye en la vida de todos y sin embargo son pocos los que se cuestionan su verdadero propósito, es decir, saber para qué se creó.

El dinero se creó para lograr una mayor circulación y un mejor intercambio cuando el intercambio de bienes entre las personas por la vía del trueque resultó insuficiente y era necesario obtener una mayor fluidez en la circulación de cosas, bienes y servicios.

En una primera etapa, se utilizó la moneda que representaba su exacto valor de acuerdo al metal con que estaba confeccionada.

Cuando la humanidad logró mayores niveles de abstracción desarrolló el dinero como papel moneda y los equivalentes al dinero como el cheque, la letra de cambio y el pagaré.

Hoy, con las tarjetas de crédito y la utilización de la informática, el nivel de abstracción alcanzado es realmente sorprendente, pero el hecho de haber olvidado el propósito original del dinero nos ha colocado en un riesgo muy grande.

Cuando se desvirtúa el propósito de cualquier forma creada, (todas las formas creadas tienen un propósito), se produce inexorablemente un proceso degenerativo que la lleva a actuar en contra del sistema donde está incorporada y comienza a dañar el sistema mismo, pudiendo incluso provocar la destrucción total.

Esto es lo que estamos haciendo, cada vez con mayor intensidad, con el manejo del dinero y el resultado es el mundo que tenemos, tan distante a todo anhelo del corazón humano y su deseo de paz y de justicia.

El dinero fue una idea inspirada por la Jerarquía Espiritual para acelerar la circulación, el comercio, el intercambio de cosas, bienes y servicios entre los hombres de la tierra de manera que todos pudieran tener lo necesario para llevar una vida digna, y desde el ángulo interno, producir una aceleración en el intercambio energético humano.

Todos los seres humanos deben cubrir sus necesidades para que puedan expandir su conciencia que es la meta de la evolución de la raza humana.

Cuando la humanidad pudo trabajar en el plano mental y pudo, en consecuencia, trabajar con símbolos y representaciones se autorizó a un grupo de Discípulos para que introdujeran el concepto del papel moneda, es decir, la representación de un valor, para que la circulación fuera más acelerada.

Hay que recordar que el dinero en sí no es un producto sino un elemento de intercambio.

Nadie resuelve una verdadera necesidad con dinero sino con lo que el dinero puede comprar.

Nadie come dinero, ni se viste colocando dinero sobre su cuerpo desnudo, ni ingiere dinero para curarse;

El dinero en sí no sirve para cubrir ninguna necesidad esencial.

Si alguien se quedara aislado en un lugar donde estuviera con sólo una inmensa fortuna en dinero, se moriría por falta de agua, comida y abrigo, sin remedio.

El dinero tenía un propósito, un objetivo y un fin iluminado que fue violado el día que alguien aceptó que el dinero podía producir dinero.

Nunca debió ser así.

Cuando el dinero produjo intereses se rompió su propósito y empezó a dañar el sistema en donde, para felicidad de todos, había sido introducido.

Cuando el dinero, más su interés, volvió a producir dinero, comenzó el disparate.

Ya no era el cultivo de la tierra, el trabajo digno del hombre lo que le permitía acceder al dinero sino el dinero mismo.

Esta condición no está avalada por nada en el Universo, es una ilusión, una especulación humana que en lugar de ser corregida, es aumentada por la aparición de todas las nuevas modalidades del uso de dinero.

Cada vez que lo que está destinado a circular, como en el caso del dinero, o de la sangre en el cuerpo, o del agua en el planeta, se detiene y se acumula, genera consecuencias de daño impredecibles para el todo mayor del cual forma parte.

¿Será que nos estamos acercando al colapso de la economía mundial y sus deudas impagables?

La humanidad se está dividiendo peligrosamente en los que tienen y en los que no tienen por la desviación del propósito original del dinero.

¿Cuánto faltará para que los que no tienen le reclamen lo suyo a los que tienen?

Estos pensamientos que comparto contigo hoy tienen larga data.

Los he tomado de una Carta a los Grupos del 1995 escrita en conjunto por Marta Paillet y esta servidora.

La encontré y quise volver a compartir sus ideas porque lo que señala es vital hoy en día.

La situación económica mundial, las deudas públicas impagables, las guerras por los recursos naturales, la tiranía de las grandes corporaciones ocasionan tanto caos que es bueno repasar estos conceptos básicos del dinero y su propósito para despejar un poco el espejismo en el que nos hayamos y comprender las causas ocultas del desastre económico mundial. No en balde el Maestro DK, en uno de sus libros, dijo que la economía era una de las ciencias más atrasadas de la humanidad.

Una parte del sendero espiritual requiere el buen manejo de los recursos materiales porque la expansión de la conciencia tiene que abarcar todos los ámbitos de la vida.

No es cerrar los ojos y escapar; es cerrar los ojos para contactar lo interno y abrirlos para vivir la vida en la materia de acuerdo a los principios contactados en el interior, que están grabados en el alma.

Que algún día, como humanidad, podamos vivir de acuerdo al “Propósito que los Maestros conocen y sirven” que es el mismo propósito del alma dela humanidad.

Que administres tu dinero con sabiduría y amor.

Es mi deseo sincero para todos.

Con el amor de siempre, Carmen Santiago

Fundación Desarrollo Nuevo Pensamiento
CARTA A LOS GRUPOS
Mes de Tauro 2018

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*