Despertando a los Valores Humanos

LOS VALORES HUMANOS EN LA VIDA COTIDIANA

Debe llegar una época en la historia de la especie humana en que un número tan grande de personas habrá despertado a los valores y soluciones espirituales más elevadas, que las antiguas actitudes y actividades se habrán vuelto para siempre imposibles a gran escala.

Ciertamente el objetivo del nuevo orden mundial es que cada nación, grande o pequeña (en las cuales las minorías tengan derechos iguales y proporcionales) deberá proseguir su propio desarrollo cultural y trabajar en su salvación.

Cada una de ellas y todas juntas deberán comprender que son parte orgánica de un todo constituido y contribuir de forma desinteresada a este todo.

Esta comprensión ya está presente en el corazón de innumerables personas del mundo;

Esto acarrea una gran responsabilidad.

Si esto se desarrolla inteligentemente y se maneja sabiamente, llevará a relaciones humanas correctas, a la estabilidad económica, basada en el espíritu de reparto y a una nueva orientación de individuo a individuo, de nación a nación y de todos hacia la potencia suprema a la que damos el nombre de Dios.

Practicadas en términos nacionales, estas realizaciones eliminan el conflicto y la competición en los diversos aspectos de la sociedad.

Si cada grupo lucha para él mismo y su propio interés, no puede haber «armonía social», tranquilidad, seguridad y unidad, ni libertad o bienestar.

El valor humano fundamental necesario hoy en día para una vida mejor en la sociedad en la que vivimos, es la utilización simple y práctica de la energía de buena voluntad.

La Buena Voluntad es una actitud mental inclusiva y cooperativa, es:

«Amor en acción»,

Fusiona el corazón y la mente en una condición de sabiduría y de inteligencia creadora,

Estimula la justicia y la integridad de aquellos que tienen influencia y autoridad.

Es realmente la piedra angular de la sociedad humana que responde a los valores de la nueva era.

Sostengamos por medio del pensamiento y la acción a aquellos que actúan con buena voluntad en nombre del «bien general para todos los pueblos».

Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos. (Lucas 6:31)

Que Dios te bendiga.

Recopilado por:
[email protected]

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*