Falleció el músico Carlos Joannas – Mi homenaje al hijo de mi amiga Elsa

Falleció el músico Carlos Joannas

Es mi homenaje al hijo de mi querida amiga Elsa.

Integró como voz y guitarra el histórico grupo:

Bichos de Candy

Últimamente había reaparecido en esporádicos shows.

Su última formación fue Paulatinos que actuó en vivo en diciembre de 2013.

El músico Carlos Joannas falleció este lunes en nuestra ciudad  de Santa Fe.

Integró el grupo Bichos de Candy desde la década del 70.

Luego conformó otras agrupaciones y colaboró con los más variados músicos locales y nacionales.

Integró bandas en europa durante los 80 y 90 y su última formación fue Paulatinos.

En lo musical su fuerte era la guitarra y además componía temas.

Fue la voz líder de la mayoría de sus proyectos musicales,

Construyó una vida junto a la música en la que supo construir firmes lazos con sus compañeros de trabajo.

En diálogo con LT10, Guillermo Gervasoni, integrante de los Bichos de Candy y amigo de Joannas lo recordó con cariño:

«Ayer se fue un hermano».

Nos conocíamos hace 45 años.

Hemos vivido muchos momentos malos y hermosos juntos.

Carlitos era un líder musical de nuestro grupo.

Su pérdida es irreparable”.

La música local despide a un gran exponente Carlos Joannas, líder de la legendaria banda de rock Los Bichos de Candy, falleció ayer, lunes 15 de diciembre de 2014.

A los 68 años murió ayer Carlos Joannas, pionero del rock santafesino.

Joannas comenzó en el mundo de la música como guitarrista y cantante entre finales de los 60 y principio de los 70.

En 1968 empezó a cantar con el Tino’s Combo;

Luego entraría a formar parte del grupo Bichos de Candy como voz líder y guitarra.

Fue banda pionera en Santa Fe:

Grabó varios singles y un larga duración en la importante compañía Odeon Pop, en Buenos Aires.

El primer single: contenía “Oh cariño”, de Lennon y McCartney, y “Triste Ciudad”, de Perico Fissore.

El segundo single:incluía “Por ti tristeza”, de Harrison, y “Basura”, de McCartney. Precisamente con este título, “Basura”, sale al mercado el LP que contenía temas de The Beatles, y siete cortes de su autoría.

La banda giró por todo el territorio nacional;

Luego de algunos cambios de integrantes llegaría la separación de los Bichos.

Recorrido

Joannas siguió en Buenos Aires y formó parte de distintas agrupaciones como el grupo Los No, de Rosario, que también pertenecía a la compañía Odeon.

Con Gustavo Gabetta, bajista y voz de Los No, emprendió un viaje a Europa en 1972.

En Barcelona, formó el trío Septiembre, un acústico al que se sumó Gabetta y otro integrante rosarino, bajo la representación de Lazo de la Vega, en aquel momento representante de Joan Manuel Serrat.

Luego, en Suiza formó parte del grupo de Rock Nahuel Huapi, con Gabetta y dos músicos suizos.

Actuaron como teloneros de Deep Purple, Jethro Tull y Jeff Beck, entre otros grupos.

Más tarde, en París, participó en grabaciones con Miguel Abuelo, con quien compuso temas.

Y en España, integró varias formaciones en Zaragoza, Madrid, Barcelona e Ibiza.

De regreso en Santa Fe, formó parte de La Salsera, como voz líder y guitarra, junto a Rubén Carughi, Caíto Cabrera y José Piccioni.

También fue invitado como voz solista por el Coro Polifónico, en el homenaje que se hizo a Joan Manuel Serrat en el Centro Cultural Provincial.

Realizó la grabación de “Jaleo… con amigos”, un cd en el que intentó una fusión de varias experiencias, con un toque especial del flamenco.

Lo acompañaron Carlos Fernández, Caíto Cabrera, Luis Mehring, Alfredo Hernández y, como músicos invitados, Pepe Díaz, Rubén Carughi, Javier Visuara y Eduardo Nelly.

Su figura

Ignacio Andrés Amarillo

En el último tiempo, más tarde que temprano se fue confirmando la fragilidad de su salud.

De todas maneras, Carlos Joannas (“Carlitos” para siempre, aunque ya acusaba varias décadas encima;

Quizás por el espíritu juvenil que transmitía) se las ingenió para subirse a los escenarios hasta no hace poco:

No quería perderse el show aniversario de los 30 años de La Naranja, la agrupación liderada por Luis “Pollo” Sáez que lo sumó en las vísperas del cambio de milenio, cuando Carlitos había vuelto de Europa:

Había sido el segundo de Los Bichos de Candy en encarar el periplo europeo, tras Juan Carlos “Perico” Fissore (que también volvió después), y por ese entonces quería tocar con todos.

Quizás por eso encontró en el legendario Lennon Pub un hogar, donde compartir una copa y unas canciones con artistas más jóvenes, que iban descubriendo su calidad musical y humana.

Algunos valoraron su voz característica, melódica pero con sabor a tabaco y noche.

Otros, su disposición para encarar el rock, la salsa, la rumba, la canción de autor (por algo fue solista del Coro Polifónico en el homenaje a Joan Manuel Serrat),

Sin resignar en lo artístico pero divirtiéndose:

La música era algo para compartir con los amigos, los de siempre y los nuevos que la misma música trajera.

Los integrantes y colaboradores de Marea Doc, realizadores del proyecto “65/75” (un rescate de los orígenes del rock santafesino) encontraron en él a un prócer,

Dispuesto a la charla documental (aunque a veces la memoria se le enroscase:

Muchas cosas juntas pasaron en aquellos años), y a un activo impulsor del show realizado en el Patio Catedral, compartido entre los músicos legendarios y Astro Bonzo.

Esa movida permitió algunas resurrecciones, como la ópera “Indio” y la vuelta de Los Bichos de Candy, con Eduardo Nelly (el “gurrumín” de Teorema) reemplazando al extinto Pedro Céliz.

Ahora los dos están “del otro lado”:

Quizás si existe un cielo para los músicos sea en realidad un sótano frente a una plaza, como Candy, donde el hielo de un Séptimo Regimiento se funda al compás de:

“Oh, cariño” o “Tu figura”.

De la Redacción de El Litoral
[email protected]

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*