26 de enero – Día Mundial de la Educación Ambiental

26 de enero

“Día Mundial de la Educación Ambiental”

Entre los esfuerzos de la comunidad internacional para la preservación y conservación del Planeta, en la década de los 70 se instauró el:

26 de enero, como Día Mundial de la Educación Ambiental.

La frase Educación Ambiental, fue definida por primera vez por el Dr. William Stapp de la Universidad de Míchigan en 1969, con la idea de que esta fuera una de las vías para hacer conciente a la población y a los gobiernos a través de la educación, de la búsqueda de soluciones que eviten o disminuyan la agresión ambiental.

En WIKIPEDIA se define la Educación Ambiental básicamente como:

“Un proceso pedagógico dinámico y participativo, que busca despertar en la población una conciencia que le permita identificarse con la problemática ambiental tanto a nivel general (mundial), como a nivel especifico (medio donde vive)”

A partir de la Declaración de Estocolmo en 1972, se enunciaron, como objetivos de la Educación Ambiental los siguientes aspectos:

Favorecer el conocimiento de los problemas ambientales, tanto locales como globales.

Capacitar a las personas para analizar de forma critica la información ambiental.

Facilitar la comprensión de los procesos ambientales en conexión con los sociales, económicos y culturales.

Favorecer la adquisición de nuevos valores pro ambientales y fomentar actitudes críticas y constructivas.

Apoyar el desarrollo de una ética que promueva la protección del medio ambiente desde una perspectiva de equidad y solidaridad.

Capacitar a las personas en el análisis de los conflictos socio ambientales, en el debate de alternativas y en la toma de decisiones para su resolución.

Fomentar la participación activa de la sociedad en los asuntos colectivos, potenciando la responsabilidad compartida hacia el entorno.

Posteriormente, en sucesivos eventos de carácter mundial (Belgrado 1975; Tbilisi, 1977; Río de Janeiro 1992, Cumbre de la Tierra; Guadalajara 1997, II Congreso Iberoamericano de Educación Ambienta) se han enriquecido y variado estos objetivos, llegando en la actualidad a considerar la Educación Ambiental como una de las herramientas fundamentales que conduzcan al desarrollo sostenible, el aumento de la conciencia del público, y el fomento a la capacitación para lograr una mejor relación entre los hombres y de estos con su entorno.

Reconociendo que el medio ambiente, en su concepto actual, no considera solamente los aspectos físicos y biológicos sino que incluye las interacciones entre sus diferentes aspectos, poniéndose el acento en la vertiente económica y sociocultural, concepto complejo e integrador que obliga a que la Educación Ambiental, sea un tema multidisciplinario y no deba encasillarse en una sola vertiente, debiendo contribuir a diferentes niveles con: la toma de conciencia; la adquisición de conocimientos; formación de nuevas actitudes y valores sociales; las aptitudes para dar soluciones; la capacidad de evaluación y participación en la búsqueda de soluciones a problemas locales.

La educación ambiental puede desarrollarse por la vía formal y la no formal.

Los programas educacionales de los diferentes niveles y las acciones contenidas en las estrategias ambientales de las instituciones, constituyen entre otros, ejemplos de la vía formal.

La vía no formal puede ser muy rica y se dirige y ejecuta directamente en la comunidad, es producto directo del conocimiento y creatividad de los participantes y propio de ese grupo.

La crisis actual que vive la Tierra,

Que tiende a aumentar, por la carrera incontrolable hacia el consumo, es ya prácticamente irreversible, pero cada uno de nosotros, está a tiempo, con el conocimiento, el cambio en los estilos de vida y de relaciones con “el otro”, es decir a través de la Educación Ambiental de contribuir a hacer mejor nuestro pedacito.

 

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*