Alejandra Stamateas – Conocí a alguien en Facebook – 1/2

Conocí a alguien por el Facebook

Por Alejandra Stamateas

ÉXODO 15: 22-25

Moisés les ordenó a los israelitas que partieran del Mar Rojo y se internaran en el desierto de Sur.

Y los israelitas anduvieron tres días por el desierto sin hallar agua.

Llegaron a Mara, lugar que se llama así porque sus aguas son amargas, y no pudieron apagar su sed allí.

Comenzaron entonces a murmurar en contra de Moisés, y preguntaban:

«¿Qué vamos a beber?»

. Moisés clamó al Señor, y él le mostró un pedazo de madera, el cual echó Moisés al agua, y al instante el agua se volvió dulce.

En primer lugar,

Para aquellas que están apuradas por encontrar una pareja y que se enganchan con alguien que te promete algo, quiero decirte que Dios te va a restaurar el tiempo perdido.

Dios te va a restaurar las oportunidades que creés que perdiste en la vida.

Dios te va a restaurar los años de dolor que viviste y te va a hacer vivir los mejores años de tu vida.

Dios controla el tiempo, Dios controla nuestra vida, a Dios no se le escapa nuestra vida, aunque no veamos todo claro, Dios tiene el control de nuestra vida y Dios puede hacer algo que yo quiero que se te revele en ésta tarde.

Dios puede dar marcha atrás el tiempo de tu vida.

La semana pasada, yo les hablé de un rey, Ezequías, que estaba enfermo y Dios le dice:

Te vas a morir, prepará tus cosas y Ezequías le dijo:

¡No!

Le recordó su pasado espiritual, le recordó su historia con Dios.

Y Dios dijo:

Muy bien lo que hiciste, porque eres una persona osada, y a Dios le gustan las personas osadas, y le dio 15 años más de vida y dice Dios:

Yo te voy a mostrar cómo voy a cumplir ésta promesa.

¿A cuántos les gusta que Dios le muestre lo que le prometió?

Antes el tiempo se medía con el reloj de sol, se proyectaba la sombra en la tierra, y le dice: vas a ver cómo la sombra gira para el otro lado, o sea, en lugar de avanzar, va a retroceder.

O sea, vas a volver a recuperar el tiempo perdido;

Dios te va a hacer recuperar el tiempo que perdiste, en dolores, en angustias, en problemas, en enfermedades, Dios te va a hacer recuperar el tiempo perdido.

El mensaje que Dios nos da es que:

Él puede restaurar esos años, por eso tenés que mantener la fe.

Dios dice:

«Yo quiero que los años que vivas conmigo, sean los mejores años de tu vida».

Dios anhela eso, dice:

Yo te atraje a mí, te seduje y te traje a mi lado para que experimentes lo mejor de la vida, para que experimentes algo que todavía no experimentaste, por eso te atraje, por eso te quiero al lado mío, por eso te celo cuando vos no estás conmigo, porque yo te quiero hacer vivir los mejores años de tu vida.

Por eso, Él va a restaurar esos días perdidos, Él va a restaurar esas horas, esos minutos que perdiste. Vos que decís: estuve años al lado de éste hombre, me arruinó la vida, le di toda mi juventud,

¿Por qué estuve aguantando tanto tiempo sus mentiras, sus calumnias, sus malos tratos?

Dios te dice:

No te preocupes, yo voy a hacer que el tiempo retroceda y que puedas recuperar la felicidad que habías perdido.

Declará:

«Dios me va a hacer recuperar el tiempo perdido».

No llores más, Dios te va a hacer vivir los mejores tiempos, los mejores años.

¿Por qué estabas llorando?

Dios dice:

Si yo lo hice con Ezequías, también lo puedo hacer con vos.

Voy a restaurarte minutos, voy a restaurarte las horas que estuviste llorando sola, voy a restaurarte del dolor cuando ibas caminando sola y yo te veía sola de un lado para el otro, sin saber a dónde ir, por la angustia que tenías en tu corazón, voy a hacer volver el tiempo atrás y te voy a hacer vivir los mejores años de tu vida.

En segundo Lugar:

«Dios se encargará de poner los ingredientes que me faltan».

Dios se va a encargar de poner en tu vida los ingredientes que te faltan para que tu vida tenga la felicidad completa.

Y para eso yo traje este rompecabezas, le faltan algunas piezas para que esté totalmente armado, para que podamos formar un círculo y así es nuestra vida.

A veces parece que las cosas no se dan como quisiéramos para terminar de armar nuestra vida,

Parece que siempre nos falta cinco para el peso.

Decimos:

Qué bueno me voy a pasar estas fiestas, si, me voy a ir de vacaciones, pero como me gustaría estar con alguien de vacaciones o cómo me gustaría irme a ese lugar y no a éste otro;

O cómo me gustaría no tener que ir a la casa de mi suegra o cómo me gustaría…

Entonces parece que siempre falta algo, sí, pero estoy peleado con mi hija, sí, pero tengo problemas con mi marido, sí, pero no estamos todos juntos, parece que siempre en el rompecabezas falta algo y el peor error que podemos cometer nosotros, es leer la historia de nuestra vida y la obra de Dios, a través de lo que nos falta, a través de esa pieza que no está, a través de un hecho doloroso, a través de una situación difícil, a través de una enfermedad, porque llegamos a un momento en la vida que decimos:

¿Señor, pero por qué?

Si me dieras esto, tan sólo esto que me falta, mi vida sería totalmente feliz y empezamos a leer a Dios y a leer nuestra vida de acuerdo a las piezas del rompecabezas de nuestra vida que nos falta, pero Dios tiene el plan completo, Dios es el que se encarga de poner cada ingrediente y cada pieza en su lugar.

Un día estaba Moisés, él lleva al pueblo de Israel por el desierto, y no tenían agua y se acercan a un lugar donde había agua,

¿Te imaginás con sed todo un pueblo y de pronto se encuentran con agua?

Pero cuando llegan a las aguas, eran amargas, el lugar se llamaba Mara porque las aguas eran amargas, no se podían tomar, imaginate la decepción, parece que está llegando el momento justo, parece que Dios te va a dar esa bendición, parece que la tenés agarrada la bendición, que te falta un centímetro para tomar esa agua bendecida y para ser saciada tu sed y cuando llegaste al lugar, no podés tomar el agua porque está amarga.

Cuando llegaste al lugar eso que te prometieron, no te lo dan.

Cuando llegaste a ese trabajo, parecía que era la gloria y de pronto padecés un infierno.

Parece que encontraste una pareja que amabas y de pronto esa pareja no era como vos te la imaginabas.

Parece que a tus hijos le iban a dar algo y de pronto te dicen, no es para tus hijos.

Llegás a las aguas que supuestamente van a saciar tu vida pero las aguas son amargas.

Y entonces en ese momento, Moisés le habla a Dios y le dice:

¿Qué hacemos?

Porque yo le tengo que dar de tomar agua a este pueblo.

Y Dios le dice:

Mirá, agarrá un pedazo de madera que hay ahí y tiralo en el agua.

Y dice que Moisés agarró la madera y la tiró en el agua y las aguas amargas se convirtieron en aguas dulces para que todo su pueblo saciara su sed.

Yo quiero decirte, que Dios tiene un ingrediente más que va a venir a tu vida en éste tiempo, y que cuando venga a tu vida, las aguas amargas de tu vida se van a volver aguas dulces.

Todo el dolor, la angustia y el sufrimiento se van a transformar en una bendición multiplicada para la gloria de Dios.

«Hay un ingrediente que va a cambiar tu tristeza en baile para el Señor».

 Dios dice:

Yo voy a hacer la obra perfecta.

Yo voy a completar lo que te está faltando, la pieza que está faltando en tu vida, yo te la voy a dar.

Te puedo asegurar que Dios con nosotras, las mujeres, va a completar todo lo que le hemos pedido.

No empieces a pensar tu vida por lo que te falta, deci:

«Dentro de poco, Dios me dará aquello que me falta para que mi sueño se haga realidad».

No leas tu vida por un hecho negativo que hoy estés pasando.

No leas tu vida por esa tristeza que viviste.

No leas tu vida por esa enfermedad que tenés.

Dios te dice:

Yo te voy a dar el cuadro completo, vos ves una parte -te dice Dios-, pero yo veo todo.

Hay cosas que Dios está tejiendo por debajo que todavía no te diste cuenta, que Él no te las va a decir ahora, porque las vas a entender después;

Lo que ahora no entendés, Dios te lo va a explicar después.

Pero Dios dice:

Yo estoy haciendo cosas, yo no me quedo con los brazos cruzados;

No leas tu vida por el dolor de hoy, lee todo lo que estoy haciendo y te vas a dar cuenta que cuando mires atrás dentro de un tiempo, vas a ver que todo lo que hice tuvo propósito en tu vida.

No te apures, porque si te apurás, te vas a amargar, si te apurás a dar una definición,

¿Cuántas dicen, Dios no me quiere, Dios no me lo va a dar?

Decís:

Mirá la época del año que estamos y todavía no se me cumplió lo que yo le pedí.

No te apures, Dios va a poner el ingrediente que te está faltando y lo amargo se va a transformar en una dulzura.

Dios está planeando una victoria para mí.

Quiero decirte que Dios es el que está poniendo los ingredientes en nuestra vida y Dios sabe las cantidades justas que necesitamos para lograr nuestros sueños.

Así que nunca te preocupes porque parece que te falta algo, porque Dios va a poner la levadura del cielo para que todo sea perfecto.

Dios no hace nada imperfecto y Dios va a tomar tu vida y si te falta un ingrediente, no te preocupes porque ya viene;

El Señor está cocinando algo grande con tu vida y va a salir a la perfección.

Él sabe lo que está haciendo con nuestra vida.

Dos cosas que tenés que saber:

No te apures en nada en la vida, no analices tu vida por el mal momento, hacé el análisis completo.

Dios te sacó de tantas….

¿No es cierto?

Te acordás cuando antes te quejabas por algo y cuando Dios hizo las cosas como Él quiso, vos dijiste:

Gracias, Señor no podías haberlo hecho mejor.

Yo no podía ver el plano completo, yo podía ver una parte y Dios te dice:

Yo veo todo y yo no veo sólo por vos, veo por tus generaciones y cada uno está puesto en el momento correcto y en el lugar correcto y mujer si está faltando algo en tu vida, si está faltando esa pieza para que todo funcione correctamente,

Él está en control y Él dice:

Yo soy el Maestro;

Yo soy el que sabe hacer cosas buenas en tu vida;

Dejame a mí, dice Dios;

Yo le estoy poniendo los ingredientes que se que te gustan.

Vos que estás esperando ese ingrediente especial, esas finanzas, Dios te dice:

Dejame a mí, si yo te lo prometí, te lo voy a dar.

Vos que estás esperando ese condimento que es tu salud.

Querés estar bien, firme, fuerte, Dios te dice:

Ya estoy trabajando, yo estoy poniendo levadura del cielo para que puedas ver toda mi gloria sobre tu vida.

El mayor ingrediente es la gloria de Dios sobre nuestra vida.

Yo tenía una abuela que iba a la iglesia y gracias a ella que no faltaba un solo día, mis hermanos y yo empezamos a ir a la iglesia, porque mis papás habían ido pero después nunca más fueron,

Pero gracias a ella nosotros íbamos y ella oraba todo el tiempo por nosotros, porque la mujer no hacía otra cosa en la iglesia, solo oraba porque era lo permitido, pero ella se dedicaba a orar, horas y horas por sus nietos y yo sé que ella soltó muchas oraciones sobre mi vida.

Después vino mi mamá y ella decidió enseñar y dijo:

Yo quiero ser maestra y entonces mi mamá empezó a enseñar y eso me ayudó a mí a que me gustara lo que era la enseñanza, hablarle a otros, poder compartirles algo y ahí Dios seguía tejiendo, mi abuela, mi mamá, hasta que llegué yo;

Y yo tomé toda la bendición de la abuela, tomé toda la pasión de mi mamá y entonces me di cuenta que Dios me había dado eso, que yo ponga algo nuevo dentro del espíritu, que mi mamá hacía lo que era su pasión, que le gustaba, hizo toda la mezcla y ahí aparecí yo y Dios me dio este sueño de hoy tener el privilegio de estar hablándoles a ustedes,

De que ustedes pueden escucharnos, de la gente que nos puede ver por internet y se quede ahí conectada y diga, me interesa esto.

Que me vean en Mañaneras, que me vean en Utilísima, que el año que viene vamos a estar en un montón de canales y vamos a ir a canales de otros países y eso es una bendición porque Dios está tejiendo siempre y yo quiero ver, estoy con expectativas cómo sigue tejiendo para ver qué va a pasar con mis hijas y luego voy a ver a mis nietas,

Luego voy a ver a mis bisnietas y voy a tener vida para ver cómo Dios estátejiendo, es una parte importante en el sueño que Dios tiene, no mires un aspecto nada mas,

¡Él tiene una obra completa para hacer, Él va a darte lo que te está faltando y lo va a tejer para traerte bendición!

Continuará

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*