Honrar nuestro cuerpo – Neale Donald Walsch

 

 

 

Controla tu cuerpo, para que este verbo, o palabra, se haga carne, y para que no se convierta sólo en sonido, sino en la realidad física de tu mundo, debes prestar atención a la parte física de tu ser.

Tu comunión con Dios, tu reunión con el creador interior, comien­za con e! conocimiento, la comprensión, la honra y el buen uso de tu cuerpo físico como vehículo cuyo propósito es servirte.

Para lograrlo, primero debes comprender que tú no eres tu cuerpo fí­sico. Tú eres el que lo controla, el que vive con él y el que actúa en el mundo físico por medio de él, pero no el cuerpo en sí. Si crees que tú eres tu cuerpo, experimentarás  la Vida como una ex­presión de tu
cuerpo.

Cuando comprendas que tú eres tu alma, experi­mentarás  la Vida como una expresión del alma. Cuando reconozcas que tu alma y Dios son uno solo, experimentarás  la Vida como una expre­sión del  Espíritu Único. .

Eso lo cambiará todo. Para conocer tu cuerpo, para comprenderlo y experimentarlo en toda su magnificencia, trata de dar calidad a tu permanencia en él. Ámalo, cuídalo y escúchalo: él te dirá la verdad.

Recuerda: la verdad es lo que es ahora, y esto es algo que todo cuerpo sabe. Por tanto, escucha lo que tu cuerpo te diga. Recuerda cómo escu­char. Mira lo que tu cuerpo te está mostrando. Recuerda cómo mirar.

No observes sólo el lenguaje corporal de otras personas: observa el tuyo propio. La salud es la declaración del acuerdo que existe entre tu cuerpo, tu mente y tu espíritu. Cuando no estés sano, observa qué parte de tu cuer­po está en desacuerdo.

Quizá sea un momento en que debas dejar que tu cuerpo descanse, pero tu mente no sepa cómo hacerlo. Tal vez estés concentrado en pensamientos negativos y de ira, o estés preocupado por el mañana.

Tu cuerpo te revelará la verdad. Sólo obsérvalo. Presta atención a lo que te muestra y escucha lo que te dice. Honra a tu cuerpo. Mantenlo en buena condición. Es una herra­mienta magnífica, un instrumento extraordinario.

Lo puedes someter a abusos indecibles y aún así continuará sirviéndote lo mejor que pueda. Pero, ¿por qué reducir-su eficacia? ¿Por qué abusar de su sistema?

 Del libro Comuniòn con Dios.

No votes yet.
Please wait...

2 comentarios en Honrar nuestro cuerpo – Neale Donald Walsch

  1. Nunca lo había visto desde ésta óptica . Entonces me siento muy bien .

    No votes yet.
    Please wait...
    • Muy bien Gordilín…mira el video y me verás participando del evento.
      Abrazos
      [email protected]*

      No votes yet.
      Please wait...

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*