Hugo Archivaldo Fuchslocher Salgado – Lagrimaterapia – Sanación de Orden Divino

Hugo Archivaldo Fuchslocher Salgado 

Lagrimaterapia

Nació en Chile, el 26 de julio de 1947.

El destino, las circunstancias de la vida y principalmente su gran deseo de ser sanador desde niño, le llevaron por la senda del naturalismo, la iridodiagnosis, las medicinas energéticas y la homeopatía, una profesión de sanación tan maravillosa y placentera, que disfruta cada día ayudando a sus pacientes.

Como Egresado en promoción de salud en la Universidad de Chile, ha dedicado su vida a difundir este gran don de la naturaleza, la salud, y para tal motivo, fue candidato y electo presidente por dos periodos consecutivos de la Asociación Nacional de Naturópatas de Chile

Fue uno de los fundadores del primer Colegio de Homeópatas chilenos y miembro honorario del Colegio de Homeópatas de Francia desde 1985.

Fuchslocher es libre pensador y de espíritu cristiano, inquieto investigador de las leyes de la naturaleza y el comportamiento de sentimientos y emociones humanas.

Se considera muy afortunado por haber descubierto hace ya más de una década, el enorme poder que contienen nuestras lágrimas y se ha convertido en escritor y conferencista internacional, debido a su gran descubrimiento.

Hugo Archivaldo Fuchslocher Salgado

Insta a que las lágrimas sean bebidas conscientemente cada vez que se llora y, al mismo tiempo compartidas.

A esto lo denomina :

“Lagrimaterapia”

En sus libros entrega los fundamentos que avalan la terapia y los beneficios que conlleva este innovador descubrimiento.

Como descubridor de este tratamiento con las lágrimas, ha creado además, un elixir que se logra producir gracias a las lágrimas que ha recolectado a lo largo de su carrera profesional.

Un elixir que contiene la energía sanadora de las lágrimas.

Para utilizarlo en forma constante y sistemática, como complemento adicional del tratamiento individual que cada persona puede llevar a cabo con sus propias lágrimas.

Contacto

Tel:2 6352100
Email: [email protected]

EL TRATAMIENTO

No tendría sentido para quienes leen, si en primer lugar no explico en qué consiste el tratamiento con lágrimas emocionales.

Pues los argumentos que daré desde el principio, van en directa relación a que este instructivo de sanación, sea lo más explícito posible.

La Lagrimaterapia:

Es un tratamiento tan simple, innovador y efectivo.

Como otros similares y revolucionarios que han marcado un cambio trascendental en la mentalidad de las personas con respecto a la sanación y han sido reconocidos a nivel internacional, gozando de gran prestigio por su utilidad y eficacia para recuperar el organismo enfermo.

Me refiero a la Homeopatía descubierta y desarrollada por el doctor Samuel Hahnemann y las esencias florales del doctor Edward Bach.

Estas medicinas especialmente en los terapeutas, médicos y sanadores que las practican, están provocado un gran cambio de consciencia en ellos mismos y sus pacientes.

Al considerar al ser humano como una unidad mancomunada en cuerpo, mente, energías, sentimientos, emociones, relación social y entorno.

Esto es ya un gran paso para llegar a sanar en la integridad, es por esto que la medicina natural del futuro es integrativa, donde todos podemos intervenir e interactuar en ella y con respecto a la Lagrimaterapia se trata solo de recomendar.

La Lagrimaterapia integra, por eso se debe trasmitir el mensaje de beber y compartir las lágrimas.

Pues en el llanto que las genera no hay diferencia de sexo, edad, estatura, peso, belleza, salud, raza, dinero, color, piel, olor, posición social, hábitos, inteligencias, sentimientos, emociones, lugares ni distancias.

Las lágrimas integran al ser humano en su esencia, pues lo elevan por sobre su luz y sombra interior.

Es lo que necesitamos para el salto más grande que va a dar esta humanidad con la integración, en la cual las medicinas energéticas anteriormente mencionadas han cumplido en su misión.

Guillermo de Ockham, un filósofo escolástico del siglo XII, del cual me hubiese encantado tener una lágrima suya, formuló una ley que ha demostrado su validez en muchos aspectos de la vida, tanto en el acontecer diario, como en lo económico, político, técnico, judicial, científico y social.

Calzando perfectamente bien en relación a la integración y la Lagrimaterapia, su principio reza así:

“Entre una gran variedad de pensamientos, ideas, hipótesis, teorías y conjeturas, siempre resulta ser verdadera y mejor, la más simple”.

Integrarnos es simple, solo que no se había descubierto aún la forma de hacerlo, se trata solo de reconocer y valorar lo que nos entrega nuestra propia naturaleza para sanar y utilizarlo.

Eso es todo.

¿Qué más simple entonces, que beber las lágrimas directa, consciente y sistemáticamente cada vez que se llora?

Esto es simple y lo más básico y lo más importante de este tratamiento terapéutico que utiliza una maravillosa reacción del organismo, para entregarnos el producto que sirve como antídoto para que las emociones no nos afecten.

La Lagrimaterapia entonces consiste en:

“Beber conscientemente las propias lágrimas.

Cada vez que ellas hagan su aparición en los ojos, por los más diversos sentimientos o emociones que les hagan brotar”.

Todas sirven, y además, para que no haya justificación alguna para no hacerlo, son completamente gratis.

Digo beber conscientemente, por el hecho de que al hacerlo de esta forma, activamos de inmediato mecanismos fisiológicos del cuerpo, ya que nuestros actos y pensamientos mientras más conscientes, producen sutiles pero intensas descargas bioquímicas a nivel neuronal, que desencadenan una reacción en todo el organismo y que se almacenan en la memoria celular de nuestro cuerpo.

La práctica debe ser conscientemente además, pues estará pendiente de los cambios que el tratamiento va provocando a medida que se avanza en él.

Así podrá comprobar que éstos no son sólo a nivel físico, orgánico mental, sentimental y emocional, sino que además, se percatará de que el tratamiento provoca cambios a nivel de entorno, cambios inexplicables para mí, pero que siempre van en relación con el crecimiento de la persona.

La  ley de causa efecto que gobierna el actuar del mundo, es por lo que puedo asegurar que las lágrimas y el tratamiento, pertenecen a la parte mágica de la vida pues emplea leyes naturales que generalmente no utilizamos conscientemente.

“Compartir lágrimas también forma parte de este singular tratamiento”.

Se hace en una forma muy simple cada vez que se desee, cuando haya lágrimas por diversas situaciones.

No se trata de beberlas directamente de otras personas, aunque con los seres muy queridos se puede hacer, yo particularmente lo hice con las de mi madre y con las de mi esposa y lo sigo haciendo con las de mis hijos pequeños.

Se trata entonces de tocar las lágrimas cuando salen de los ojos, con la yema de los dedos y pasarlos suavemente por la piel de las personas entre las cuales se deseen compartir, con esto basta.

Masaru Emoto, conocido investigador japonés sobre las cualidades del agua, ha demostrado que este vital elemento tiene una memoria muy especial, memoria que tiene el agua de las lágrimas en sus moléculas.

Donde en los átomos de hidrógeno y oxígeno van quedando impregnadas las emociones y sentimientos que les hacen brotar, al compartirlas.

Los diminutos átomos son absorbidas por la piel y de esta forma se van unificando los sentimientos y las emociones con quienes se comparte pero al mismo tiempo también, pensamientos, ideas, sueños e ideales.

Las lágrimas compartidas irán unificando la masa humana para que en conjunto seamos capaces de superar todas nuestras dificultades.

Con el tiempo, el hecho de beber las lágrimas y compartirlas se hará habitual, se transformará en un hábito dentro de la sociedad, un nuevo paradigma en relación al llanto, que será útil para sanar.

Y en tercer lugar…

“Se ha elaborado un producto, un Elixir con la recolección de muchas lágrimas emocionales”.

Un producto muy especial, en relación al hecho de acceder a una interacción emocional con un sinnúmero de personas diferentes, un elíxir que contiene solo la energía de las lágrimas, similar a las esencias florales y que las personas podrán obtener para complementar su propio tratamiento individual.

El elixir de lágrimas emocionales, es un soluto acuoso elaborado minuciosamente en laboratorio de forma simple, pero bajo estrictas normas de producción.

No es para ser bebido sino aplicado sobre la piel, al igual que cuando se comparten las lágrimas, aunque por las características de elaboración y asepsia de este elixir, también se pueden beber.

Pero se ha decidido hacerlo así, ya que su efectividad es la misma, y además, porque más de alguien puede llegar a pensar que está ingiriendo algo de lágrimas de personas desconocidas, produciendo cierto resquemor, aunque no debería ser así, ya que este producto por su altísima disolución, que va más mucho más allá del número de Avogadro (que es un factor elevado a la veintitresava potencia), prácticamente no queda vestigio alguno de las lágrimas empleadas para producirlo, pues sólo se extrae la energía sanadora que contienen las lágrimas.

Este elíxir viene en un frasquito atomizador para su fácil aplicación sobre la piel.

Una de las características más importantes de este tratamiento y que siempre se debe tener en cuenta, es que no es sólo para personas enfermas, sino principalmente, para quienes se consideran sanos y en los cuales aún no se reflejan efectos de enfermedad.

Es importante destacarlo en los niños, que son los que más lloran, y se debe inculcar en ellos que beban sus lágrimas como lo más natural del mundo, para que luego lo consideren una característica habitual en ellos y sepan que deben conscientemente beberlas y compartirlas cada vez que ellas aparezcan en sus ojos.

TIPOS DE LAGRIMAS:

Nuestras lágrimas brotan por reflejos naturales, dolor físico o moral, irritación, enfermedad, sentimientos y emociones, por lo tanto existen diversos tipos de lágrimas.

LÁGRIMAS BASALES:

Las lágrimas basales son las que mantienen la lubricación de la cara anterior del globo ocular y permiten la movilidad de los párpados, es la humedad característica del ojo, que le da ese aspecto lúcido y brillante.

LÁGRIMAS DE DOLOR FÍSICO:

¿Quién no ha experimentado un dolor físico agudo o intenso que produce de inmediato llanto?

Sobre todo en los niños, cuyo umbral del dolor es muy bajo.

Hay personas que tienen la costumbre de poner esas lágrimas en el mismo lugar adolorido y muchas madres hacen lo mismo con sus hijos cuando se golpean, por algo será, intuición de madre, seguro.

Este tipo de lágrimas sirve para el tratamiento.

LÁGRIMAS DE IRRITACIÓN:

Son las lágrimas que empapan los ojos para lubricar mayormente el globo ocular y eliminar elementos extraños, sin duda, ellas protegen el globo ocular.

Es muy conocido el llanto por picar cebolla, ya que al cortarlas, se liberan elementos volátiles ricos en compuestos azufrados solubles en agua, que al contacto con la humedad natural del ojo, se descomponen en ácido sulfuroso, provocando la tan conocida irritación y en consecuencia, la excesiva lacrimación.

El humo, el polvo y los elementos extraños en el ojo e incluso las mismas pestañas, son también causantes de este tipo de lágrimas.

En un momento pensé que este tipo de lágrimas no serviría para el tratamiento, pero he tomado la costumbre de incluirlas, ya que es posible que de alguna forma para mi desconocida, nos puedan ayudar.

Por eso al principio del libro he dicho que todas sirven, menos las que sean por infección ocular.

Tanto las lágrimas basales como las de irritación, están compuestas principalmente por agua, contienen algunos aminoácidos, proteínas, albúminas y sales minerales, como cloruro de sodio y enzimas, que destruyen elementos patógenos, como hongos, virus y bacterias.

LÁGRIMAS DE ENFERMEDAD:

Algunas enfermedades del globo ocular producen excesiva lacrimación, una de ellas es la inflamación de la conjuntiva o conjuntivitis.

La obstrucción del conducto lagrimal interno produce que el flujo retro nasal de las lágrimas, sea expulsado solo al exterior.

Del mismo modo, hay ciertas enfermedades que producen un resecamiento de los ojos y las mucosas, como en el síndrome de Sjögren, enfermedad autoinmune de características reumáticas, que se caracteriza por inflamación crónica de las glándulas salivales y lacrimales con notoria disminución de la secreción, por lo que se produce una xerostomía y queratoconjuntivitis.

La tríada clásica de esta enfermedad consiste en:

Ojos secos, boca seca y dolores articulares.

Esta enfermedad va muy relacionada con temores, angustias e injusticias y muy poco llanto cuando niños, hay mucha represión de emociones, palabras y amores, mujeres sexualmente contenidas, y es por qué la vagina también se les seca.

Los hombres con esta enfermedad también padecen de la próstata.

En los orgullosos avanza rápidamente.

Los que la sufren han sido un poco chismosos, mal hablados o de palabras groseras, por eso se les seca la boca, estas personas en alguna época de sus vida fueron obligadas a ir a algún lugar que no les agradaba o que ellos mismos no deseaban ir, el colegio por ejemplo, y por eso sufren de las articulaciones y tienen dificultad para desplazarse.

Son también sumisos, pero alegres y buenos amigos, su perfil psicológico va en relación a que no sientan pena por ellos.

Estos aparentes detalles, producen con el tiempo este síndrome de apellido rimbombante, síndromes y enfermedades que van dejando una marca indeleble en la información genética de quienes las padecen y que en muchas oportunidades se transfieren a las siguientes generaciones, donde nacen niños con enfermedades que muchas veces no tienen explicación por la ciencia.

Para que desaparezca hay que llorar por todos esos motivos y beber esas lágrimas y verá cómo se le sueltan los nudos.

LAGRIMAS POR SENTIMIENTOS Y EMOCIONES:

Conocido es el llanto sentimental y emocional, los sentimientos y emociones humanas son muy variadas.

Van en relación además, con la sensibilidad emocional, el carácter y la personalidad de las personas.

Este tipo de lágrimas son las que más sirven para el tratamiento.

Podemos distinguir principalmente dos tipos de ellas, las lágrimas de emociones positivas y las de emociones negativas.

EMOCIONES Y SENTIMIENTOS NEGATIVOS:

Estos son de las más variadas características e intensidad, por ejemplo, una persona puede sentir indiferencia por algún individuo, como al mismo tiempo también puede sentir rabia, ira u odio por otra persona, estas corresponden a sensaciones emocionales negativas, pero existen además:

La violencia, el fanatismo, la venganza, los celos, las envidias, la rivalidad, la negligencia, el desgano, la flojera, el odio, el rencor, la antipatía, la frustración, el menoscavo, la negatividad, la depresión, la angustia, la ansiedad, la inquietud, la preocupación, la impaciencia, el recelo, la maldad, la mentira, la tristeza, los temores, la inmoralidad, la mediocridad, la falta de justicia, ética y honor, entre otras tantas malsanas y dañinas emociones y sentimientos que sienten las personas y que afectan al organismo de ellas mismas.

Por el solo hecho de sentirlas y muchas veces también estimularlas, provocando sin sospechar variadas reacciones bioquímicas internas, que alteran su normal funcionamiento orgánico, emociones y sentimientos que se transforman en toxinas, verdaderos venenos orgánicos que afectan la salud.

Este tipo de emociones, sentimientos, pensamientos e ideas llevan a la persona a actuar en relación con ellos, a menos que se los intente reprimir, neutralizarlos o eliminar.

Pero lo más importante es recalcar que estas sensaciones, producen en el cuerpo, elementos orgánicos nefastos para la salud, que a corto, mediano a largo o larguísimo plazo, van minando las defensas del organismo y afectando paulatinamente la salud, ya que los elementos que producen se incorporan al torrente sanguíneo y llegan a producir enfermedades psíquicas, funcionales y orgánicas muy difíciles de reconocer por la ciencia y de erradicar.

El conocido dicho popular:

“No se haga mala sangre”

Cuando alguien está ofuscado o pasando rabias, tiene aquí su explicación, ya que de alguna forma, los elementos bioquímicos que produce el propio organismo, ante las emociones, sentimientos y pensamientos negativos, pasan al torrente sanguíneo y en algún lugar del cuerpo, como células, órganos, sistemas o en la misma sangre, provocan enfermedades.

Las llamadas enfermedades psicosomáticas, son las más evidentes de este tipo de reacción orgánica, la gran mayoría afecta al organismo de diferentes formas y maneras, desde molestias neuropáticas, como hormigueos, pinchazos, puntadas, tirones, zumbidos, adormecimientos, picazones, fríos y ardores, tanto objetivos como subjetivos, hasta serios problemas cardiacos, bronquiales, circulatorios, hormonales, gastrointestinales.

Afectan a las células de tal manera, degenerándolas en cáncer o afectando los sistemas de defensa orgánico, bajando las defensas, que generan a su vez enfermedades autoinmunes, como alergias, reumatismos o artrosis, quedando el cuerpo a merced de los elementos patógenos, como hongos, virus y bacterias.

Sólo por nombrar algunas, son los efectos que estas causas producen en el organismo, minando la salud con el tiempo.

La doctora Louise L. Hay, en su libro:

“Usted puede sanar su vida”

Hace un estudio concienzudo de este proceder orgánico, llegando a establecer enfermedades específicas que se generan en base a un sentimiento o una emoción negativa determinada.

Últimamente, la ciencia confirma estas relaciones orgánicas que tienen el componente psicológico y reconociendo por fin este hecho, ha creado en las escuelas de medicina, una nueva cátedra, la:

“Psiconeuroinmunología”.

Por la relación directa que existe entre todas las funciones psíquicas, que afectan al sistema neurológico y defensivo del cuerpo.

Las reacciones de las células, los órganos, las glándulas, los tejidos y todos los sistemas, se ven afectados con los aspectos emocionales de las personas.

Por otra parte, no podemos desconocer que hasta un simple pensamiento, es capaz de generar reacciones en nuestro organismo, si ponemos un ejemplo, le pediría a usted que lee, que en este mismo instante piense que está mordiendo y chupando un jugoso y ácido limón.

¿Se da cuenta?

Si un pensamiento momentáneo produce tal reacción en sus glándulas salivales.

¿Qué pasará con los sentimientos y emociones negativas que ha mantenido en su mente por muchos años?

Afortunadamente para ellas, existe el antídoto natural, las lágrimas, que no solamente dan consuelo y calman momentáneamente las reacciones negativas, sino que también van eliminando poco a poco las dañinas emociones negativas de nuestra mente, es el principio básico de reconocer que nuestras enfermedades son principalmente provocadas por nuestro proceder emocional.

EMOCIONES Y SENTIMIENTOS POSITIVOS:

Las lágrimas de emociones positivas son también de la más variada índole e intensidad, como las que brotan por amor sincero.

Al reencontrarse con seres queridos, cuando se perdona, cuando se pide perdón o se es perdonado, las de súplica cuando se ora, cuando se reconoce una verdad, cuando se dan gracias a las personas o a Dios.

Cuando triunfa la justicia, por solidaridad, por rescates, por triunfos deportivos, por logros de metas, por el término de etapas en estudios o en trabajos, por justos reconocimientos, por conciencia social, conciencia Divina.

Por consolidar con otras personas, por recuerdos y añoranzas felices, por compasión, por alegría, por la llegada de un nuevo ser al mundo, por ternura, en la relación íntima de quienes se aman verdaderamente, por risas, por felicidad, por gozo y las que aparecen en la oración.

Como podemos ver, nuestra vida de miel y de agraz, ha navegado en un mar de constantes lágrimas, lágrimas de todo tipo, pero lo más importante es que todas ellas son completamente diferentes por el tipo de emoción y la intensidad de cada sentimiento.

Esto que señalo proviene de descubrimientos científicos y fueron realizados en la Universidad de Minnesota, en Estados Unidos, por el catedrático de la Facultad de Medicina de dicha universidad, el doctor William Frey.

DIFERENCIAS BIOQUÍMICAS DE LAS LÁGRIMAS:

Para llevar a cabo su investigación, el Dr. Frey puso dos grupos de personas bajo experimentación, unas lloraban por irritación ocular al picar cebollas, mientras las lágrimas del otro grupo eran generadas al ver películas de alto contenido emocional y de tristeza.

Al analizar ambos grupos de lágrimas, descubrió que son completamente diferentes, las emotivas tenían un neurotransmisor, la Leucinaencefalina, la prolactina y un producto similar a la hormona del crecimiento humano, elementos que en las de irritación ocular no existían.

La naturaleza es muy sabia y nos sorprende constantemente.

Tan sólo este hecho, que haya una diferencia entre ambos tipos de lágrimas, nos hace pensar de inmediato que su finalidad es también distinta, unas cumplen la función de lubricar el ojo protegiéndolo, en cambio las otras, son para que sean bebidas.

Como las lágrimas ya han despertado el interés de algunos científicos, últimamente se ha descubierto que ellas contienen, además, Lactoferina y lisozimas, proteínas que también se encuentran en la leche materna y en la saliva.

En el Instituto de Cinvias Veizmann y el Hospital Wolfson, en Israel, científicos realizaron estudios en hombres sobre el rol que juegan las lágrimas en la comunicación no verbal.

Concluyeron luego del estudio, que debe haber algún elemento químico en las lágrimas de las mujeres, que disminuye rápidamente los niveles de testosterona en los hombres y por lo tanto el nivel de excitación sexual, en estos prácticamente desaparece.

A los hombres que participaron en el estudio, publicado en la destacada revista Science Express, se les pidió olfatear las lágrimas de mujeres que habían llorado mientras veían películas que les ocasionaban el llanto.

Los investigadores esperaban que las lágrimas, impulsaran de alguna forma la empatía de los hombres con las damas.

En cambio se encontraron con una gran sorpresa, pues bajaron los latidos cardiacos y los índices respiratorios de los que olían las lágrimas.

Se redujo rápida y notoriamente la testosterona salival y un escáner cerebral, demostró una notoria reducción de la excitación sexual, es para seguirnos sorprendiendo cada vez más con el poder que tienen las lágrimas.

Se llegó a la conclusión que la señal química de este maravilloso líquido lagrimal femenino, era una manera de decir :

«No estoy interesada».

Pero lo que llamó notoriamente mi atención de esta noticia, aparecida el día 10 de Enero del 2011 en varios medios de comunicación mundial, y que es algo novedoso para mí, es que las lágrimas expelen cierto aroma, o algún sutil elemento volátil o vibracional, que provoca reacciones instantáneas en otras personas a nivel funcional, no sólo las a nivel emocional que todos conocemos, sino que pueden ser capaces de inhibir o estimular reacciones funcionales orgánicas de quienes están en contacto.

Es por tal motivo entonces, que Jesús aconseja llorar con los que lloran.

Es lógico y sorprendente al mismo tiempo también, que las lágrimas produzcan reacciones más allá de lo pensado, y que en la comunicación no verbal en los humanos influyan notoriamente con su poder.

En la comunicación, no usamos solamente el oído, sino además el tacto, la vista, el olfato e incluso la intuición.

La estimulación sexual se produce muchas veces a primera vista, por el efecto de feromonas que se captan a niveles muy sutiles.

Es lógico entonces también pensar, que una potente pero sutil señal química o vibracional de las lágrimas femeninas, inhiba el deseo sexual masculino cuando la mujer esta acongojada, de esta forma su organismo a través de esta señal que viene en las lágrimas, quiere decir con una comunicación no verbal:

“No deseo una situación sexual en estos momentos.

Sólo a un bruto o desquiciado mental, se le ocurriría tener una relación sexual con una mujer atormentada.

Como podemos ver, las lágrimas seguirán dando mucho que hablar y conoceremos de ellas muchas novedades cuando las investigaciones sean más frecuentes.

Ahora estos científicos investigadores, esperan que estos descubrimientos algún día puedan usarse en el tratamiento del cáncer prostático, debido que al ser tratados con fármacos para la disminución de testosterona, estos producen efectos secundarios dañinos para todo el organismo masculino.

Y mientras escribía, he recibido otro notición:

Se trata de que en las lágrimas viene información del ADN.

Un factor que en cierta medida, confirmaría a nivel científico, el hecho que las lágrimas se deben compartir para unificarnos desde la misma información genética.

Aunque sigo sosteniendo que no son los elementos medibles en nuestras lágrimas, los que producirán el mayor efecto sanador en los individuos y en la sociedad, sino una energía muy especial que traen desde la misma fuente de donde ellas proceden.

Hugo Archivaldo Fuchslocher Salgado

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*