Miedo a la Vejez – Bernardo Stamateas

Hola, Onelia, te enviamos nuestro Mensaje de Éxito.

Miedo a la vejez
por Bernardo Stamateas

“En el primer año del reinado de Ciro, rey de Persia, el Señor dispuso (despertó) el corazón del rey para que éste promulgara un decreto en todo su reino y así se cumpliera la palabra del Señor por medio del profeta Jeremías.

Tanto oralmente como por escrito, el rey decretó lo siguiente”.

¿Cuántos tenemos más de cuarenta?

¿Cuántos tenemos menos que cuarenta?

¿Cuántos tienen más de treinta?

¿Cuántos tienen más de dos mil años?

Esta noche seré despertado para ser lo que Dios diseñó para mi vida y cuando lo haga muchos serán bendecidos, declaro una vejez bendecida, larga y llena de vida, amén y amén.

La vejez tiene mala prensa en nuestra cultura.

Vejez es igual a soledad, a enfermedad, igual a muerte.

Cuando uno era chiquito nos decían, el viejo de la bolsa.

No decían el joven de la bolsa, porque los que tienen la bolsa, siempre son los viejos.

Es como en los cuentos, las brujas son las viejas feas y malas, y las hadas son las jóvenes y las lindas.

O sea, joven igual belleza, vejez igual fealdad.

En Brasil había una tribu en donde a los papás, cuando se enfermaban, el hijo tenía la honra de agarrar un mazo y matarlo.

Porque a todo hombre que no servía para la guerra, se lo dejaba en mitad del camino, o los hijos lo mataban.

Básicamente, la crisis de la mitad de la vida tiene que ver con las mujeres, el gran miedo en las mujeres es a perder la belleza, y el miedo de los hombres es a perder la potencia.

¿Cuándo te sentiste viejo por primera vez?, te acordás cuando fue eso, que se hayan sentido viejos:

– Cuando te trataron de usted.

– Cuando le guiñaste el ojo a una rubia y ella te dio un pañuelo para que te saques la basurita del ojo.

– Cuando los regalos de tu cumpleaños fueron cremas para las arrugas, pegamento para los dientes postizos, tintura  para el pelo y bastón de madera importada.

– Cuando te dijeron un piropo y ahí levantaste un monumento conmemorativo.

– Cuando miraste los jean de tus hijas y dijiste:

¿cómo pudo ser que yo, alguna vez, entraba en ese pantalón?

– Cuando le contaste a todo el mundo que fuiste al gimnasio.

– Cuando hay más remedios en la mesita de luz.

– Cuando cuidar tu jardín, es la parte más importante de toda tu vida.

¿Por qué lloran las mujeres? el noventa y nueve por ciento de las mujeres lloran por un varón.

¿Por qué lloran los varones? el noventa y nueve por ciento, porque se les rompió el coche.

Hay varios mitos.

Voy a enseñar luego, cuatro cosas que Dios va a hacer con nosotros en los próximos años.

Vamos a vivir una vida larga y bendecida, porque en Dios no hay edad, en Dios hay poder y fuerzas, para alcanzar todo lo que Dios programó anticipadamente.

Primer mito y vamos a cancelarlo.

Perder la juventud es perder todo, falso.

Si perdés la juventud es lo más maravilloso, ¿qué te queda en la vejez? nada.

¿En qué etapa de la vida tuvimos todo?, en ninguna.

Uno dice, en la vejez uno no tiene todas las cosas, pero ¿en qué etapa las tuvimos todas?, en ninguna.

¿En qué etapa fuimos ciento por ciento feliz?, en ninguna.

Uno mira para atrás, idealiza a los jóvenes, pero…

¿Te acordás cuando eras adolescente?

Te salieron los granos, el pelo, que  te enamorabas, que  no te daba bolilla, el sufrimiento que tuvimos en nuestra adolescencia, pensamos que perder la juventud es perder todo, y la vejez no es el fin de la vida, porque el fin de la vida es la muerte, no la vejez, la vejez es una etapa, y el problema está en que nunca voy a anclar en ninguna etapa de mi pasado.

Hay personas que recuerdan su infancia, porque dejaron el ancla emocional ahí, hay personas que recuerdan la adolescencia, la juventud, porque dejaron el ancla ahí.

Tenés que levantar el ancla esta noche, porque la vida continúa, ninguna etapa es más linda que otra, todas las etapas de la vida tienen su encanto, aunque parezca mentira, y tenemos que descubrir dónde está ese encanto y disfrutar esa etapa en la que nos encontramos.

Cada año es un trofeo y una medalla más, que se cuelga en nuestro pecho.

¿Cuántos tienen muchos trofeos?

Otro mito es que :la vida comienza a los cuarenta.

Decí: falso.

¿Cuándo empieza la vida? cuando nosotros queremos que empiece, hay gente que se murió antes de morirse, hay gente que todavía no empezó a vivir, porque la vida no empieza a los cuarenta o cincuenta, empieza cuando uno dice: empezó, cuando uno organiza proyectos.

Cuando uno cumple cuarenta y se enferma, piensa que ya se va a morir, porque pensamos tengo cuarenta, mañana soy viejo, pasado estoy muerto, así en ese sentido.

Pensamos que la vida comienza a los cuarenta porque siempre miramos para atrás:

– Cuando tenemos treinta miramos al de veinte y decimos ¡qué joven es el de veinte!,

– Cuando tenemos cincuenta miramos al de cuarenta y decimos ¡qué pibe es el de cuarenta!

– Cuando tenemos sesenta miramos al de cincuenta y decimos ¡qué pibe es el de cincuenta!

– Cuando tenemos ochenta miramos y decimos ¡mira estos jóvenes de sesenta años, qué bien, qué jóvenes, cómo me gustaría ser así!

Y nosotros no tenemos que mirar para atrás, tenemos que mirar para adelante.

Viejo es el que tiene veinte años más que yo.

Un chiste dice que la vida se empieza corriendo y se termina caminando, porque Dios nos arranca con fuerzas en la infancia y terminamos la vida caminando, porque Dios nos quiere enseñar a disfrutar del paisaje, lo importante no es correr o caminar, lo importante es estar en carrera, lo importante es hacer lo que tenemos que hacer.

Cuando a Jesús le dijeron:

Señor déjame que te siga y Jesús dijo, los hijos, la gente, tiene donde acostar su cabeza, pero el hijo del hombre no tiene, no está hablando de pobreza, estaba diciendo, yo no me voy a echar a dormir, yo no voy a frenar los sueños que Dios me dio, yo voy a seguir adelante.

Tenemos que saber que la vida no empieza a los cuarenta, empieza cuando decidimos que empieza, y hoy vamos a decidir que la vida empieza con todo su esplendor, poder y gloria y gracia para todo lo que vamos a cumplir.

Tercer mito: la vejez te pone feo.

Hasta los treinta años, la cara que uno tiene no es responsabilidad propia, pero después de los treinta sí.

Todas las emociones después de los treinta van a parar a la cara.

Ya salió un libro de Goleman que habla sobre la cara.

Él hizo una investigación de la cara y descubrió que todo resentimiento, bronca, va a la cara después de los cuarenta, uno ya es responsable de la cara que tiene.

Pero cuando uno mira a la gente joven, también ve gente fea, porque vejez no es sinónimo de fealdad, porque hay gente joven que tiene tanto dolor, tanta bronca acumulada, que lo ha juntado a pesar de que tenga pocos años de vida.

Tipos de viejos que existen

Las mujeres: la sufridora crónica.

La vieja sufridora.

Le dicen ¿cómo estás? y te sacan  su lista de desgracias, les encanta tener cara de lástima, es todo dolor, se quejan, dicen ¡ay! pastor cuándo va a predicar del valle de las lágrimas, no todo éxito, el valle de la sombra de la muerte, las lágrimas que uno derrama en la vida y está la vieja que sufre, sufre y sufre, la conocés bien, porque cuando pasan para orar, siempre quieren que le oren a toda la familia, menos a ella, porque ellas tienen la carga del dolor de toda la familia y sufren, tienen su lista de desgracias y ante cualquier dolor dicen, sí papá, ya voy allá, el padre me está llamando. Amén.

Está la chismosa controladora.

Aman los chismes sexuales.

Son esas viejas que vienen a la iglesia a ver de que chisme se enteran, dicen por ejemplo, yo me enteré que Darío, se acostó con una tal Viviana, es muy malo eso, son esas mujeres que son muy reprimidas y les encanta el chusmerío, van averiguando y hablan y cuanto más sexual mejor, dicen por ejemplo, me enteré que Bernardo se acuesta con una de Utilísima, lo que no se enteró la vieja, que Alejandra está en Utilísima, pero ya no importa, eso es un detalle.

Son personas a las que les gusta controlar, controlan al hijo, controlan a la nuera, al yerno, a todos, controlan, son malas ¿cuántos conocen a estas personas?

¿Qué nos pasa a los hombres? a los hombres después de los cuarenta nos baja la testosterona, la hormona masculina, por eso muchos varones, a medida que pasan las edades, tenemos como gestos, como que se nos va la voz, entonces qué nos pasa, cuando nos baja esta hormona, nos agarra insomnio, vos te despertás a las tres de la mañana, no sabés porqué y empezás con las pantuflas, caminás al baño, a mi me pasó y a ti te pasará.

Cuatro de la mañana, fui al baño, no sabia qué hacer, le digo a Ale, estás durmiendo, sí, ¿querés que charlemos? ¿A cuántos les pasó esto?

Nos pasa cuando nos baja la testosterona, estamos siempre cansados y se lo decimos a todo el mundo, estoy muy cansado, y cuando ella toma la iniciativa, ¡no! el culto fue muy poderoso, estoy muy cansado, me  pasó también, hoy es una noche de sanidad interior para mí.

Me dijo Alejandra: ¿querés que nos tomemos un café? no, son las diez de la noche, es tarde, estoy cansado.

Y después nos enfermamos y nos quejamos de la pavada más chiquita, por ejemplo me duele el oído, tráeme un te.

Hay varios tipos de viejo

Primer lugar, el conquistador seductor, le agarra el viejazo, se hace el pibe, tiene una de cuarenta, la cambia por dos de veinte, tiene una de sesenta, tres de veinte, y así sucesivamente la cuenta, la persona, como niega que perdió la juventud, y no puede aceptarlo, necesita buscar pibas jóvenes para seducirlas, porque cree que les va a venir por ósmosis la fortaleza, entonces se ponen a hacer plata para pescar a alguna chica, alguna que necesita el papá, o la plata y algunos hombres usan anteojos tipo Mister Magu y dicen, nadie se va a dar cuenta.

Otros viejos, por falta de testosterona y no aceptar la pérdida de la potencia, se vuelven tacaños, amarretes, te vas a dar cuenta, son los que vienen después que el pastor Alejandro pasa la ofrenda, son tacaños, algunos viejos porque perdieron años, perdieron pelo, perdieron dientes, y dicen plata no voy a perder, ya perdí de todo.

Un chiste dice que un señor le dice a su hijo:

Hijo, andá a la señora del frente que nos preste el martillo, y el nene va y le dice al papá, dice que no, porque se gasta, bueno déjala a la miserable y sacá el nuestro.

Un tacaño toma un taxi y le dice al taxista que lo lleve a su casa, cuando llega, el taxista le dice, son diez pesos, el tacaño le da un billete de  cinco, ¡oiga! le dije que son diez pesos, si, pero usted viajó conmigo.

Se muere un irlandés, y sus tres mejores amigos, un escocés, un irlandés y un argentino van al funeral.

Se acaba la ceremonia, el escocés dice, es una vieja tradición escocesa, el dejar al difunto, un poco de dinero para sus necesidades en la otra vida, y le dejó un billete de veinte dólares en el féretro, el irlandés dice, bueno esta es una tradición irlandesa, pero que no se diga que un escocés ha sido  más generoso que un  irlandés, entonces deja treinta dólares en el féretro, y viene el argentino tacaño y dice, yo no voy a ser menos, agarra los cincuenta dólares que estaban en el féretro y le deja  un cheque por mil dólares, porque está muerto y no lo puede cobrar.

El  hombre conquistador es tacaño, mandón.

Viejo cascarrabias, esos son los más insoportables.

Viejo mandón.

Se creen que son artistas, tocala de nuevo Darío, se creen que están en la Casa Blanca, no se visten, se enfundan para disparar, buscan el momento para amargarle la vida a su compañera, cuando están en una fiesta, en el mejor momento, le dice a la esposa, vamos, nos tenemos que ir.

Le dice, no comas más que estás engordando, tiene actitudes despóticas, son cascarrabias amargados.

La otra vez, hablé con un señor y le digo, ¿cuánto hace que llegaste a la iglesia, y qué hizo Dios? se entregó mi hija, mi mujer, se restauró mi matrimonio, entonces dejá de quejarte papá, porque la gente mandona, quejosa, tiene bronca contra sí misma y están amargados porque perdieron la potencia y no lo aceptan.

Dice que Ciro, que era un rey pagano, estaba durmiendo, no sólo durmiendo en lo natural, sino durmiendo en el espíritu, y Dios lo despertó, le dijo: Ciro despertá, vas a hacerme una casa que nadie jamás hizo.

Primero: seré despertado a nuevos proyectos extraordinarios, porque si estoy con vida todavía tengo mucho para hacer.

Dios te va a hacer que hagas una casa más grande que la que hoy has hecho, vas a lograr un sueño más grande que todo lo que has hecho, porque Dios te va a despertar y cuando Dios te despierta, es para hacer cosas grandes para él, es la gente que Dios usa.

No importa mi edad, sino hacia donde voy.

Mi personalidad no se destruye, con el tiempo se pule

¿A cuántos nos pasó que nos costó despertarnos una mañana?

¿A cuántos nos pasó que teníamos que ir a jugar al fútbol y ni dormimos? estamos esperando la hora.

La otra vez, Estefanía iba a ir a una clase de canto, y estaba despierta desde las cinco de la mañana, porque la esperaba una buena noticia.

Tengo una buena noticia, cuando Dios te despierta, te va a despertar con buenas noticias, que vas a construir lo que nadie ha construido, que vas a lograr lo que nadie logró, que vas a pisar lo que nadie pisó, yo no sé qué te durmió, pero sé que hoy te vas a despertar a la vida y a los sueños grandes.

Alguien que pueda celebrar eso.

Dios le dijo a Abraham alza tus ojos y mira, se lo dijo tres veces: alza y mira, alza y mira, alza y mira y ahí Abraham se despertó.

Dios me ha despertado a cosas grandes, no tengo que hacerme el actor, ni la vieja mandona, ni el viejo cascarrabias, yo tengo sueños grandes que Dios ha puesto dentro de mi, y cuando esos sueños se me hicieron conscientes me desperté a las ganas de vivir.

Leí que los osos, cuando tienen una osita, y ésta o el osito, ya van a ser maduros, la mamá osa lo sube a un árbol, y el osito sube fácil, cuando están bien arriba la mamá osa se queda quieta, porque cuando el osito baja, se convirtió en adulto, pero he aquí  que el osito no quiere bajar, y la mamá le ruge.

Miren la naturaleza que Dios hizo, que sabia, el osito dice, o me bajo, o me come, y se baja, detrás se  baja la mamá contenta, ya no tiene un osito bebe, ya tiene un oso hecho y derecho.

Dios te va a despertar con un buen sueño o con un rugido, vas a despertar, porque ya es hora de crecer, de que vuelvas a tomar los sueños grandes que Dios te ha dado, los sueños no caducan, no tienen fecha de vencimiento, Dios no elige a gente por edad, Dios elige gente por disponibilidad.

Dios te va a levantar, para que construyas cosas más grandes que todas las que has hecho hasta este día.

Y le dice, Ciro despertáte, me vas a hacer una casa.

¿Saben qué me gusta de Ciro? que era un pagano, saben cómo se mordieron la lengua los religiosos, que Dios levantó a un pagano, sabés que hay gente que se va a morder la lengua, porque Dios te dio los sueños que te dio, van a decir, ¿cómo ese pagano está haciendo lo que hace? y vos le vas a decir: yo lo único que sé, es que Dios me despertó y me dijo:

Lo vas a hacer, porque te fue profetizado; Ciro fue profetizado por Jeremías.

¿Saben cuántos años vivió Jeremías antes que Ciro?

Cien  y Dios le puso tres profetas, Jeremías que decía, los van a lastimar a todos y lo metían al pozo y lo fajaban, pero Dios va a levantar a un pagano que va a hacer algo grande para Dios, pasaron varios años y Dios levantó a Ezequiel que le dice al pueblo de Dios, Dios va a levantar a un pagano, porque ustedes no creen nada, y los religiosos lo fajaban, y Dios levantó a Isaías que dice, va a levantar Dios a un ungido, pagano, ¿o es pagano o es ungido?

¿Cuál es la enseñanza?

Que todos los sueños que Dios te ha puesto, Dios puso profetas antes que nosotros nazcamos, te profetizaron, hubo gente que oró por nosotros sin conocernos, hubo gente que profetizó por nosotros y nosotros somos el producto de la profecía, de las promesas que Dios soltó cientos de años antes que nosotros pisemos la tierra, o sea tenemos una palabra que nos respalda, no somos loquitos que nos caímos y deliramos, somos hijos de la palabra profética, somos hijos de los profetas, porque hubo gente que no conocemos pero que oró para que nosotros celebremos esta noche y vayamos tras los sueños grandes del corazón.

Ciro dijo, lo voy a hacer, ¿habrá algún pagano en esta noche que diga? lo voy a hacer, vas a ser un pagano para los religiosos, para Dios un ungido.

Hoy las iglesias hablan de la cobertura, llaman acá y dicen, pastor nos da su cobertura, no entienden lo que dicen, qué cobertura tenés vos, Good year, tengo esa cobertura, no, no, no, cobertura no es un nombre en un cartel, cobertura es la voz que yo obedezco.

¿Quién fue la cobertura de Judas?

Jesús, y Judas se perdió, porque nunca fue la cobertura Jesús, porque cobertura no es tener un nombre, es obedecer una voz y cuando vos obedecés las promesas de Dios, tu cobertura es Dios, y obedecés a los profetas, que te dicen que cumplas los sueños, tenés la cobertura de la voz que obedecés, y cuando Ciro dijo yo lo voy a hacer, porque Dios me lo dijo y Jeremías me lo profetizó, él entró bajo la cobertura de los grandes.

Decí, mi cobertura es la voz de Dios, porque es la voz que yo hoy obedezco.

Segundo: Dios va a hacer con nosotros.

Siempre habrá recursos y revanchas.

¿Qué habrá a los cincuenta? recursos y revancha.

¿A los cuarenta años? recursos y revancha.

¿A los setenta? recursos y revancha.

¿A los noventa? recursos y revancha.

Recursos y revancha, no importa mi edad, no importa mi salud, no importa de donde vengo, siempre Dios me dará, si soy despertado a hacer cosas grandes, Dios me va a dar recursos y revanchas, esté jubilado o pensionado, o esté como esté, en Dios siempre habrá recursos y revancha.

Ciro se levantó y dijo, busquen todas las vasijas de oro que le fueron quitadas al pueblo de Dios y tráiganlas, porque van a volver a la casa que vamos a construir.

Sabías que hay un inventario de todo lo que perdiste, sabías que Dios tiene nota de todas las vasijas que hemos perdido y nos han robado, y que cuando uno dice, despierta a los sueños de Dios, todas las vasijas que te fueron quitadas volverán, para que el sueño se cumpla, no hay que buscar las cosas perdidas, hay que ir detrás de los sueños que Dios nos ha dado, y los sueños traerán toda la salud perdida, la riqueza perdida, las oportunidades perdidas, el tiempo perdido, los amigos perdidos volverán otra vez al sueño.

Estaba un hombre con un hacha, cortando un árbol para hacer una casa, y se le cae el hacha en el agua, llama el profeta y le dice, perdí el hacha y el profeta tira un palo y el hacha flota, ¿por qué tiró un palo para que el hacha flote? porque todo lo que el diablo te robó y te quitó se te será devuelto de manera recontra-súper-archi-sobrenatural, va a volver a tu mano de manera fantástica, porque no le dijo tiremos una soga y hagamos un nudito y lo vamos sacando, no, tiró un palo, no hay manera que un palo haga flotar un hacha y Dios me dijo: todo lo que perdiste de manera natural, volverá de manera sobrenatural, con un milagro extraordinario, que va a dar que hablar, porque la gente que cumple los sueños de Dios, tiene recursos y revancha.

Te voy a soltar una mejor, decí, una cosa sin sueños, es un instrumento, pero una cosa con un sueño, es un arma de guerra, y las armas de guerra Dios nunca las pierde.

Te van a volver las vasijas que te robaron, van a volver, hoy tenés que despertarte o despertar por el sueño y dejar de quejarte, de chusmerío, y decir, yo estoy en esta etapa de la vida para vivir cosas extraordinarias, voy a hacer una casa para los demás, seré un pagano, pero para Dios seré un ungido, porque hubo un profeta y palabra, hubo profecía que me dieron, y esa palabra se tiene que cumplir, revancha.

¿Cuántos perdimos en una batalla y nos quedamos mal?

Revancha ¿Cuántos quieren la revancha? claro que queremos la revancha, ¿Cuántos hicimos negocios tontos? e hicimos decisiones tontas, opiniones tontas, gansadas extraordinarias.

Pero tengo una buena noticia, habrá revancha, de donde lo sacaste eso pastor, de Pedro.

Le dice el Señor, vamos al bote, Jesús estaba cansado, y no estaba cansado, le dice pasemos al otro lado y Jesús se echa a dormir, viene una tormenta y Pedro se asusta, Señor despertate, nos vamos a ahogar y Jesús se levanta y le dice, no te dije pasemos al otro lado, Jesús mira la tormenta y le dice, cállate, se calmó, primera vuelta, le fue mal a Pedrito, revancha.

Está Jesús y pasan unos meses y le da de comer como a diez mil, le da de comer pan y le dice, Pedro vayan al otro lado que ya los alcanzo, me quedo saludando a los hermanos.

Va Pedro en el barco y se levanta una tormenta, y Jesús empieza a caminar sobre las aguas, Pedro le dice, si eres tú, mándame que vaya a ti, ¿por qué le dijo eso Pedro? porque Pedro se acordó, la primera me fue mal con él, ésta me mando sin él, que me la juegue, y me la voy a jugar y caminó y se hundió, pero caminó y nadie lo logró, la enseñanza es en el mismo lugar donde te hundiste, la misma oportunidad volverá otra vez en tu vida, y ahí vas a salir y vas a decir, mandame a mi, que vaya adonde tu estás, y la segunda lo vas a lograr.

Las mujeres digan, no soy un objeto tonto de decoración, para la belleza de los ojos de los varones. Amén.

Sos una hija del rey.

Los hombres digan, no somos un actor de Marlboro, ni los supermachos, somos soñadores de Dios, no le tenés que demostrar la potencia, ni la impotencia a nadie, de nada, somos hijos del rey y vamos a tener sueños que nos van a despertar recursos y revanchas siempre en nuestra vida.

Cuando Dios creó a Adán y a Eva, los puso en el Edén, había riqueza, había abundancia, había prosperidad, porque Dios les dio prosperidad y desde ahí  súper-prosperidad.

Nosotros pensamos que prosperidad es llegar a la prosperidad, pero prosperidad es que desde prosperidad vayamos a la súper-prosperidad y hoy nosotros somos una generación que estamos llegando al Edén y vamos a llegar, y nuestro hijos van a nacer en el Edén, y desde ahí van a ir a la súper-prosperidad, si no nacimos en el Edén, no nacimos en prosperidad, la unción no nos favoreció, porque estábamos con ideas tontas, pero vamos camino a nuestro Edén, a nuestro lugar de abundancia, y desde allí, enviaremos la próximas generaciones a la súper-recontra-archi-abundancia.

Celebrá eso, amén.

¿Cuántos tuvimos culpas, de miedo, de heridas, de fracaso, de maltrato, de pobreza? no nacimos en el Edén, en el lugar de prosperidad, de unción, pero vamos a llegar ahí, al éxito, a la victoria, y nos vendrán las tormentas y las pisotearemos en el nombre del Señor.

Vendrá la prueba, y las escupiremos en el nombre de Señor, pero vamos a llegar al nivel grande que Dios quiera.

Un periodista me dijo, ustedes los evangelistas están creciendo, un antropólogo sacó una nota en  la revista Pagina Doce, y decía las iglesias evangélicas están teniendo gente de clase media, y el mejor ejemplo es la iglesia de los Stamateas, yo lo leí y dije no, no, no, te quedaste cortito papá, no mires donde estamos, mirá hacia donde vamos, vamos al lugar de las promesas de Dios, al lugar de la abundancia en todas las áreas de la vida.

Alguien tiene que celebrar eso, alguien tiene que recibir eso, alguien tiene que abrazar eso, gloria a Dios.

Te voy a soltar una más, dice “en el principio Dios creó los cielos  y la tierra” ¿Cuántas cosas son? dos, y la tierra estaba desordenada, los cielos no estaban desordenados, si la tierra.

Los cielos y la tierra, Dios vive en los cielos, el hombre en la tierra, la tierra estaba desordenada, y Dios la ordenó para que la tierra conecte con el cielo, y Dios lo puso al hombre en la tierra, para que funcione en los cielos y en la tierra, nosotros tenemos que funcionar en el cielo y en la tierra, cada vez que en la Biblia aparece tierra, aparece cielo, porque cielo y tierra están unidos, y trabajan en equipo y el diablo desordenó la tierra, pero Dios la volvió a ordenar y nos puso a nosotros, para que funcionemos en la tierra y en el cielo.

Una persona, un hijo de Dios, sabe funcionar en la tierra y en el cielo, o sea todo evangelio que te enseña a odiar la tierra, no es el evangelio verdadero,  porque hay personas que siempre funcionan en el cielo, adoran, leen la Biblia, están  con el Señor, son celestiales, pero en la tierra no tienen para comer, para prosperar, se llevan mal con todo el mundo, se divorciaron ochenta veces, porque no saben funcionar en la tierra.

Y hay gente que se cree, que ser espirituales, es hablar solo cosas celestiales, le hablas de la prosperidad, dicen que no es espiritual, hablame del Apocalipsis, o mi marido se fue con otra, eso es todo terrenal, sí, porque tenemos que ser terrenales y tenemos que ser celestiales.

Hay personas que son  terrenales pero no son celestiales, no conocen a Dios, y el objetivo de Dios, es que el que es muy celestial, le ponga los pies en la tierra y lo haga terrenal y al que es terrenal le de una patadita y le ponga el corazón en lo celestial, dice, vamos, que podemos adorar, cantar, celebrar, llorar, amar a Dios, y acá en la tierra prosperar, avanzar, caminar en victoria, conquistar, porque Jesús dijo:

Hágase tu voluntad como en el cielo aquí en la tierra ¿cuál es la enseñanza?, vas a funcionar en lo espiritual y en lo terrenal, vas a funcionar en lo espiritual y en lo natural, vas a funcionar en lo celestial y en lo terrenal.

¿Cuánta gente terrenal, mundana, hay acá? ¿Vos sos mundano?, no, soy de Neptuno.

Soy terrenal, piso la tierra, vivo en la tierra, porque Dios la dio para que gobernemos la tierra, y en la tierra hay negocio, trabajo, esfuerzo, conquista, familia, todo lo que hay en la tierra, pero también está el cielo, Presencia de Dios, la oración, la alabanza, la fe, el poder, la revelación, y vos tenés que ser una puerta celestial para los terrenales, y tenés que ser una puerta terrenal para los celestiales.

A los celestiales,  los que adoran muchas horas, agarrálo  y decile que prospere y el que está sólo detrás de lo material y prosperidad, decile vení, vamos a alabar, vamos a conectar.

Tercero: voy a pelear por lo mío.

Ciro tuvo oposición, pero él peleó por los sueños.

Un día está Moisés y saca al pueblo de Israel y llegan al mar Rojo y todo Egipto los persigue, y Moisés les dijo una tontería: estad quietos, Jehová peleará por nosotros y Dios lo mira y le dice, de donde sacaste eso tan tonto, caminen porque los matan.

Muchachos borren la oración, era muy celestial Moisés.

¿Saben porque Israel entró en el desierto? cuando salió ¿por qué fueron al desierto y no fueron directamente a la tierra prometida sin pasar por el desierto?, Dios los llevó al desierto porque no sabían pelear, sólo los niños están en el desierto, los maduros estamos en batalla, pero no en desierto.

Cuando ellos en el desierto aprendieron a pelear, Dios les dijo, ahora entren a la tierra y peleen por lo suyo. Pastor ¿Dios me va a dar el trabajo?, pelea por lo tuyo,

¿Dios me va a dar una familia? pelea por tu familia.

¿Dios me va a dar salud? pelea por tu milagro.

Peleá, sé terrenal con corazón celestial, y cuando te hagas muy terrenal, conectá tu corazón con  lo celestial, y cuando estés muy celestial, pisá la tierra y hacete terrenal, peleá por lo tuyo, decí, voy a pelear  por lo mío.

Descubrí, que cuando Dios le dio este sueño a Ciro, de hacer la casa, el templo, un pagano, despertó.

Hoy necesitamos que un pagano se despierte, pagano para los cristianos, ungido para el Señor, hay mucha profecía sobre tu vida, nosotros oramos por vos cuando éramos diez personas en esta iglesia, yo me paraba en la puerta de Bonifacio, Alejandra se paraba en la puerta, y orábamos, Padre bendigo las multitudes que vendrán a este lugar, ahí estabas vos, te profeticé a vos, y antes que yo, te profetizaron los profetas, después te profetizamos los pastores, pero Alejandra y quien te habla, y el equipo pastoral, oramos por tu vida, para que hoy vos estés acá y vos tenés que hacer lo mismo con otros, trascendente, la unción trascendente.

Trascendente es cruzar delante de la vida de alguien y ayudarlo a estar mejor.

¿Cuántos queremos ser trascendentes? pasar por alguien y dejarlo  mejor que lo que fue, Dios te va a hacer trascendente.

Trascender no es que aparezca tu nombre en una revista, no es hacer un Best seller, trascender no es que la gente te conozca, trascender es pasar por la vida de alguien, que tiene la vida dañada, e impartirle lo que Dios te ha dado y dejarlo en otro nivel. Hitler, fue trascendente, porque donde él pasaba nivelaba para abajo, pero nosotros vamos a ser trascendentes, vamos a subir a la gente.

El Señor me enseñó: dice la Biblia, te bendeciré, “tú”, después hay otra promesa que dice, tú y tu casa, todo lo que Dios haga con vos, lo va a hacer en tu casa, porque tu casa es la extensión de tu vida, pero descubrí dos más, “tú y este pueblo”, si hoy Dios levanta a uno, ese uno va a levantar un pueblo, porque pueblo va a ser tu extensión, toda la gente que vos quieras levantar, y todo lo que Dios haga con vos, lo va a hacer con ellos, y la cuarta, “tú y esta nación” si lográs meter, a toda la nación en tu corazón, y amar a nuestro país, todo lo que Dios haga en vos, si lográs meter a toda la gente en tu corazón, y decir, Señor yo la amo, quiero que te conozcan, todo lo que Dios haga con vos, va a trascender sobre todo el país.

Escuché de Juan Balistrelli, algo que me cambio el cerebro, dice, nosotros le decimos a Dios, o a Jesús, estoy enamorado de ti, te amo, y dice él, lo que tendríamos que decir es:

Señor yo amo, yo estoy enamorado de lo que tú estás enamorado, de tu obra, porque amar a Dios, no es amarlo a él, es amar lo que él ama.

Él, lo que ama es a la gente, para que la gente pueda trascender, eso fue lo que pasó en la cruz.

¿Sabes por qué Jesús fue a la cruz? para que todos trascendamos, para levantarnos de la muerte, se hizo maldición para levantarnos de la maldición, se hizo pecado para levantarnos del pecado, bajó al infierno para levantarnos al cielo, cargó con nuestras enfermedades para levantarnos a salud, se hizo pobre para levantarnos a riqueza, fue abandonado en la cruz por el padre para que seamos levantados al amor, cargó con nuestro dolor para que seamos levantados a la fe, murió por nosotros para que seamos levantados a la vida, cuando uno mira la cruz, sabe que el Señor lo hizo por nosotros, para que seamos  trascendidos, y nosotros podamos ayudar a otros a trascender, por eso Ciro fue bendecido, porque no hizo una casa para él, hizo un sueño para bendecir a otras personas.

Yo te pido en esta noche que levantes tu mano, y en los sueños que están en tu corazón,  pongas a gente, nombres, pongas nombres en tu sueño, si es un coche, que pongas gente en tu coche, si es una casa, pongas gente en tu casa, pero que ensanches tu sueño, lo ensanches y pongas nombres conocidos y desconocidos, hoy Dios nos despierta a sueños grandes, hoy Dios nos levanta del letargo, de la muerte espiritual, y te dice, levantate y peleá, yo te daré recursos y revancha, gloria, te daré proyectos grandes, te haré trascender, tú y toda la gente que hoy pusiste en tu sueño, será bendecida con tu bendición, así que, más vale que metas a mucha gente, y lo veas en el espíritu, mujeres, hombres, niños, adultos, ancianos, pongas tu barrio, tu familia, la gente de tu trabajo, tus amigos, y le digas, papá voy a alcanzar mi sueño, y cuando lo logre, lo que está en mi, pasará sobre ellos, amén, lo declaro Dios.

Si hoy estamos con vida, es por él.  Lo más glorioso, que Jesús hizo en la cruz, fue abrirnos el lugar íntimo de papá, y hoy, todos los que estamos acá, podemos crear un espacio privado con él, donde no entren los demonios, donde no haya enfermedad, donde no haya dolor, donde no haya malestar, podemos generar un espacio privado, a prueba de balas, a prueba de maltrato, un espacio íntimo.

Jesús dijo, métete en tu recamara, en ese lugar donde nadie jamás puede entrar, sólo tú y él, un lugar privado, de dos sillas, delante de él, estar sentado y dejar que él te ministre, y Jesús dijo, cuando entres en tu recamara privada, y generes ese espacio de intimidad con el Padre, todo lo que te suceda en privado, será visto en público, cuando salgas de ese lugar, todo lo que Dios habrá tratado en tu espíritu, aún sin que tu mente lo sepa, la gente lo verá, la gente lo sabrá, porque toda victoria exterior se gana en el lugar interior, se gana en el espacio que uno genera, a través de su alabanza y de su adoración, por eso Jesús nunca fue vencido, por eso Jesús en medio de la necesidad y la falta de pan, miró al cielo y dijo gracias papá, he conectado contigo, por eso Jesús subió a la cruz, escupido, maltratado, roto su cuerpo, él miró al Padre, había conectado, nadie pudo tomar su vida, él la entregó, y hoy con nuestras manos al cielo, tenemos que generar ese espacio con él, donde no haya nadie más, sólo vos y él. Porque todo lo que baje en estos momentos, en tu intimidad, todo lo que suceda en tu ámbito privado, va a repercutir en lo público.

Ciro dormía, pero el padre vino a despertarlo, y le habló al oído, y Ciro dijo, no me importa que soy pagano, no me importa lo que ha sucedido, el Padre me ha hablado y y decreto, que el sueño se va a cumplir.

Santo.  Por eso los discípulos le decían, enséñanos a orar, y Jesús les dijo, para orar tenes que estar solo con papá, y generar ese espacio espiritual, donde nadie más puede entrar, y todo lo que recibas ahí, será recompensado en público, nada se consigue en público, todo se consigue primero a solas con papá.

Amén.

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*