Las Alergias – El orígen energético de las Enfermedades

Alergia:

La pregunta:

¿Alérgico a quién?

Las Alergias se relacion a la Negación del propio poder.

¿Que nos dicen los sintomas?

La alergia es una reacción exagerada a una sustancia que reconocemos como nociva.

El sistema inmunizador del cuerpo produce anticuerpos para combatir los antígenos (sustancia extraña), con lo que proporciona una defensa contra invasores.

En los alérgicos, esta defensa, se desorbita.

La alergia es expresión de una actitud defensiva y agresiva que ha sido reprimida y obligada a pasar al cuerpo.

El alérgico tiene problemas de agresividad que, en la mayoría de casos, no reconoce y, por lo tanto, no puede asumir, no es conscientemente reconocido por el individuo.

En el alérgico, la agresividad es trasladada de la conciencia al cuerpo y es sabido que la agresividad casi siempre va ligada al miedo.

Sólo se combate lo que se teme.

Si examinamos atentamente los causantes de alergia elegidos, descubriremos enseguida cuáles son los temas que le atemorizan.

ANIMALES:

En primer lugar, está el pelo de los animales domésticos, especialmente el de los gatos.

Al pelo del gato (y a cualquier pelo) suelen asociarse las caricias y los arrumacos:

Es fino, sedoso, blando, es un símbolo del amor y tiene una connotación sexual.

FLORES:

El polen de las flores.

El polen es símbolo de fertilidad y procreación, las pieles de los animales y el polen actuando como alergenos indican que los temas de «amor», «sexualidad», «libido» y «fertilidad» suscitan ansiedad y, por lo tanto, son activamente rechazados, es decir, no son admitidos.

POLVO:

Alergia al polvo doméstico.

El alérgico trata de evitar con el mismo empeño los alergenos y las situaciones asociadas con ellos, en lo cual le ayudan de buen grado una medicina comprensiva y el entorno.

Nadie se resiste al despotismo del enfermo:

Los animales domésticos son eliminados, no se puede fumar en su presencia, etc.

En esta tiranía sobre el entorno, el alérgico encuentra un campo de actividad que le permite desahogar insensiblemente sus agresiones reprimidas.

El alérgico sólo hallará la curación cuando aprenda a afrontar conscientemente todo aquello que evita y rechaza, y asimilarlo en su conciencia, no se le hace ningún favor ayudándole en su estrategia defensiva:

Él tiene que reconciliarse con sus enemigos, aprender a quererlos.

Que los alergenos ejercen exclusivamente un efecto simbólico y nunca un efecto material o químico, para manifestarse, necesita el concurso de la mente.

Por ejemplo, la fotografía de un gato o la secuencia de una locomotora que echa humo en una película desencadenan el ataque en el asmático.

La reacción alérgica es absolutamente independiente de la materia de los alergenos.

ALERGIA :

AGRESIVIDAD HECHA MATERIA

EL   ALÉRGICO   DEBE  HACERSE  ESTAS  PREGUNTAS:

¿Por qué no asumo mi agresividad con la conciencia en vez de obligarla a realizar un trabajo corporal?

¿Qué aspectos de la vida me infunden tanto miedo que trato de evitarlos por todos los medios?

¿A qué tema apuntan mis alergenos?

Sexualidad, instinto, agresividad, procreación, suciedad, en el sentido del lado oscuro de la vida.

¿En qué medida me sirvo de mi alergia para manipular mi entorno?

¿Qué hay de mi capacidad de amar, de mi receptividad?
Síntomas físicos, y energeticos

Asma: Angustia – Asfixia – Sofocacion

Conjuntivitis: Encubrir – Ocultamiento – Ocultación

Diarreas: Aislamiento – Malestar – Separación

Dolor abdominal:

Desgasta – Perjuicios – Traiciones

Picazón nasal:

Disgusto – Enojo – Inquietud

Secreción nasal:

Discriminación – Dispersa – Rechazo

Urticarias:

Abatimiento – Ahogo – Irritación

PREVENCION FISICA:

No se conoce ninguna forma para prevenir el desarrollo de las alergias, pero la lactancia puede ser efectiva en la prevención y disminución de las alergias.

Mantener los cuartos secos y limpios. Es recomendable desechar los objetos y artículos mohosos (libros, juguetes, zapatos, etc.), en lo posible usar tejidos sintéticos en la ropa y los muebles de la casa.

También hay que desinfectar los baños, las paredes de los sótanos y los muebles con hipoclorito diluido u otras soluciones desinfectantes.

Se recomienda realizar la limpieza constantemente para disminuir la exposición al polvo.

Es necesario que las personas que son alérgicas a los animales eviten tener mascotas.

En la medida de lo posible, se deben evitar otras sustancias irritantes.

Evitar el tabaquismo y la exposición al humo de tabaco ambiental.

Bibliografía consultada:

“LA ENFERMEDAD COMO CAMINO” de Thorwald Dethlefsen y Rüdiger Dahlke

“SANA TU CUERPO” de Louise Hay

 

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*