Día Mundial de la Salud – Alimentos provoca más de 200 Enfermedades

DÍA MUNDIAL DE LA SALUD

La falta de cuidado en los alimentos provoca más de 200 enfermedades

Desde su producción hasta su consumo se deben respetar criterios para evitar intoxicaciones y otro tipo de afecciones.

En 2014, hubo 34 denuncias por alimentos en mal estado o falta de higiene en comercios de la ciudad.

Atención.

Al comprar, hay que chequear la fecha de vencimiento. – Foto:Archivo El Litoral / Pablo Aguirre
Agustina Mai
[email protected]

Gusanos en un paquete de galletitas, excremento de rata en una fiambrería, productos vencidos en las góndolas de un supermercado y malos olores y suciedad en una panadería son algunas de las 34 denuncias que recibió el 0800-777-5000 de la Municipalidad durante 2014.

Estas situaciones fueron detectadas a tiempo, pero en otros casos los alimentos en mal estado o la falta de condiciones de salubridad pueden provocar más de 200 enfermedades, advierten la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en el Día Mundial de la Salud, que este año tiene como lema la inocuidad de los alimentos.

La intoxicación aguda puede provocar en minutos náuseas, vómitos, diarreas, y si están contaminadas por virus o bacterias provocar enfermedades como la fiebre tifoidea al cabo de unos días.

Sólo las enfermedades diarreicas transmitidas por los alimentos y el agua causan la muerte de unos 2 millones de personas al año, en su mayoría niños.

Cuando el consumo de alimentos contaminados con productos químicos se produce durante meses o años, pueden ocasionar problemas reproductivos y de desarrollo, inclusive favorecer el cáncer.

En nuestro país uno de los problemas más importantes es la <IC>Escherichia coli<XC>, una bacteria relacionada con el Síndrome Urémico Hemolítico.

“Muchos niños en la Argentina enferman por este agente que puede conducirlos a un problema renal crónico o a la muerte.

La causa principal es la falta de control en la cocción, en la limpieza de las manos y de las superficies donde se manipula la carne que se consume”, señaló Susana María Jiménez, del Instituto de Tecnología de Alimentos (ITA) de la Universidad Nacional del Litoral (UNL).

Para evitar intoxicaciones es fundamental poner en práctica las 5 claves que sugiere la OMS (Ver 5 claves).

Controles:

La inocuidad y salubridad de los alimentos se logra cuando se respetan ciertas normas a lo largo de toda la cadena: desde los productores rurales y los fabricantes hasta los vendedores, los consumidores y los organismos de contralor.

Por eso las auditorías requieren un abordaje integral, explican desde la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (Assal).

Para ello se inspeccionan los establecimientos productores de alimentos, en los que se controlan las condiciones higiénico-sanitarias, el almacenamiento y manejo de la materia prima y las etapas de elaboración.

También se auditan las unidades en las que se transportan los productos y se realizan controles en las rutas provinciales.

Otros aspectos que se supervisan son que los establecimientos y productos estén inscriptos en la Assal y que los rótulos contengan toda la información obligatoria (composición, aditivos, fecha de vencimiento, etc.).

Además, los auditores de la Assal toman productos al azar en las góndolas santafesinas -por ejemplo en los supermercados- y se hacen análisis de laboratorio.

¿Qué sucede si encuentran un alimento en mal estado?

“Se investiga para ver, por ejemplo, en qué punto se cortó la cadena de frío.

Para ello es fundamental la trazabilidad del producto.

Si no podemos rastrear dónde o cómo se elaboró, se retira el producto del mercado y se emite un alerta para prohibir su comercialización”, respondió Rita Archelasqui, del área Auditoría de la Assal.

De 2009 a 2014, este organismo emitió 197 alertas epidemiológicas, en situaciones en las que el producto implicaba un riesgo a la salud pública debido a un brote o una contaminación riesgosa (por ejemplo triquinosis).

También generó 524 alertas por alimentos no seguros, que fueron sacados del mercado y prohibidos, debido principalmente a la falta de registro del producto o del establecimiento que lo elabora.

Además, este organismo exige que todas las personas que estén en contacto con los alimentos durante la elaboración o su transporte obtengan un carné especial para lo cual deben capacitarse y rendir un examen.

Hasta 2014, se entregaron más de 29.000 carnés obligatorios y más de 31.000 personas fueron capacitadas.

Foto:Archivo El Litoral / Pablo Aguirre
Agustina Mai
[email protected]

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*