A la conquista de la Candidiasis Naturalmente

A la conquista de la candidiasis, naturalmente.
Por Stephen Byrnes, N.D., R.N.C.P.

Stephen Byrnes es doctor en homeopatía y nutricionista clínico,

Vive en Honolulu, Islas Hawai.

Escribe frecuente y es autor del libro:

«Venciendo el SIDA», de manera natural y otros libros que se pueden solicitar desde «http://www.amazon.com».

Su correo electrónico es «[email protected]».

La Cándida Albicans y la Cándida Tropicalis

Son los nombres que reciben las levaduras comunes que a veces se encuentran en el intestino y en ciertas membranas mucosas, por ejemplo en la garganta.

Todo el mundo tiene Cándida en el cuerpo, en cierto modo:

¡Ya nacimos con ella!.

La pesadilla del crecimiento (incontrolado) de la Cándida.

La levadura Cándida,

Por lo general, puede vivir perfectamente en paz entre la fauna intestinal, como por ejemplo las bacterias acidophilus y bífidus, son precisamente estos residentes bacteriológicos que tienen a la cándida bajo control, previniendo su crecimiento excesivo.

La función de la levadura Cándida:

En el cuerpo es principalmente eliminar cualquier resto de comida corrompida que se halle en nuestro sistema digestivo (hecho causado principalmente por la mala digestión y debido a ácidos en el estómago)

Evitar así que cualquier bacteria dañina pueda causar levaduras (u hongos) que al multiplicarse pueda ser objeto de amenaza para nuestra salud.

Una vez muertos, la Cándida trabaja descomponiendo el cuerpo, alimentándose de la naturaleza ya muerta, algo así como actúan los hongos, mohos, etc. con un árbol caído y muerto.

La Cándida está constantemente chequeada por la bacteria:

«Buena» o «beneficiosa» gastrointestinal y nuestro sistema inmunológico.

Pero los problemas pueden empezar cuando ciertas condiciones están presentes.

Es en la presencia de estas condiciones que la Cándida puede empezar a crecer sin ningún control en los intestinos, ramificándose y colonizando todo el canal intestinal.

Durante este proceso, la Cándida puede llegar a «comerse» las paredes del intestino, sumarse a la corriente sanguínea e infiltrarse a otros tejidos.

La levadura por lo general beneficiosa se puede transformar literalmente en un moho de tipo patógeno, agresivo y destructivo, que puede causar una variedad de problemas de salud sin ninguna conexión aparente.

Esta condición/enfermedad es conocida con el nombre de Candidiasis Sistemática.

Síntomas y causas.

La Candidiasis Sistemática como tal, no fue reconocida o definida hasta los años 80, principalmente porque los síntomas eran de una naturaleza muy variada y duplicados como los de otras enfermedades,

Llevando a los médicos a creer que el paciente sufría de, por ejemplo, sinusitis, en vez de realmente una filtración de levadura en los pasajes nasales.

De manera adicional, ya que uno de los principales orígenes de la Candidiasis son precisamente los antibióticos prescritos por los médicos y que matan, a su vez, la bacteria «beneficiosa» intestinal que sirve para controlar a Cándida,

Los profesionales médicos, probablemente eran un poco reacios en un principio a admitir la existencia de esta enfermedad.

La diagnosis de la Cándida estaba limitada a sus manifestaciones más visibles, por ejemplo, infecciones (de levadura) vaginales u orales.

El tratamiento era dirigido a erradicar esas mismas condiciones sin que se intentara erradicar lo que era en realidad la raíz del problema y mucho más grave, la infección en sí.

Los síntomas de Candidiasis y el nivel de severidad varían de persona a persona, pero los principales son:

fatiga crónica, especialmente después de comer, depresión, ganas de comer alimentos como pan y cosas dulces (a la levadura le encantan los dulces), cambios de humor extremos, sentimientos de rabia (y agresividad), especialmente después de comer alguna comida dulce, sentirse «borracho» después de comer una comida alta en carbohidratos, el material de deshecho de la Cándida es alcohol:

Hipoglycaemia, mucosidad excesiva en la garganta, nariz y pulmones, infecciones de hongos de la piel, (jock itch, pies de atleta, etc., infecciones vaginales/orales, diarrea, picores, pérdida de memoria a corto término, sentirse algo «zombie», sensación de hinchazón y gases después de comer.

Además de estos síntomas se puede experimentar hinchazón en el sistema linfático, dolores de tipo menstrual, sudores nocturnos, dolores de pecho y articulaciones, pérdida de memoria, poca coordinación, visión borrosa, dolores de cabeza sin más, vértigo intermitente, insomnio, estornudos, incremento de alergias de la comida son algo bastante común.

La persona tiende a estar muy sensible particularmente en condiciones ambientales de humedad (moho) y a veces, a las humedad que dejan las colonias, perfumes y hasta el humo del tabaco, teniendo en cuenta de que la Cándida puede filtrase a través del conducto urinario, puede a veces causar infecciones graves en los riñones, cistitis y prostatitis.

También es verdad que dichos síntomas pueden indicar otros tipos de enfermedades, si ciertos factores están ya presentes en el historial médico del individuo, los síntomas pueden muy bien pertenecer a un crecimiento de la Cándida.

Estos factores son:

El prolongado y/o repetido abuso de antibióticos, medicinas corticoides y la píldora anticonceptiva y en el pasado, una dieta alta en azucares procesados, los cuales hacen que Cándida prolifere y una preexistente supresión del sistema inmunológico causado por el abuso con el alcohol y/o drogas, transfusiones de sangre múltiples, enfermedades debilitantes, transplantes de órganos o quimioterapia.

Estos tres puntos NO son necesarios a la hora de tener un caso de Candidiasis.

Las ganas excesivas de comer algo dulce pueden también ser un detonante y también los antibióticos.

El estar embarazada también predispone a muchas mujeres a esta condición ya que altera el delicado equilibrio del P.h. y el nivel hormonal, hay que tener en cuenta que la levadura Cándida fructifica en un medio alcalino.

Factores contribuyentes pueden ser (1) baja acidez del estómago que puede contribuir comidas mal digeridas y (2) infrecuentes movimientos del intestino, los cuales hacen que se retengan por un período demasiado largo las sustancias de deshecho dentro del intestino:

Estas condiciones hacen que la Cándida fructifique.

Una enfermedad del siglo XX.

La Candidiasis es ciertamente una enfermedad moderna,

Como resultado de ciertas innovaciones médicas modernas tales como los antibióticos y la Píldora y una dieta demasiado «civilizada» de comida excesivamente refinada y muchos dulces.

En círculos naturopáticos a esta enfermedad se le llama la :

«Enfermedad de los dulces».

Como es sabido, los carbohidratos, incluso lo más complejos, normalmente se rompen en moléculas de glucosa (azúcar) dentro del canal digestivo y el azúcar, como ya sabemos ahora, alimenta a la Cándida.

También sería mejor no comer un exceso de comidas ricas en vegetales leguminosos como son las patatas dulces (boniatos), chirivías y calabazas.

Las personas somos sensibles a diferentes cosas.

He trabajado con pacientes que pueden tolerar el trigo, a pesar de tener problemas con la Cándida.

Uno mismo conoce su cuerpo y realmente es la mejor guía para saber qué productos evitar.

Pero como regla general, todo lo que contenga azúcar debería ser evitado.

Debido a las restricciones (prohibiciones), a veces uno puede pensar:

«¿Y qué es lo que puedo comer?».

Hay un listado al final de este artículo que puede ayudar en la selección de comida y recetas.

Dentro del lado positivo, y si no se tienen reacciones alérgicas, se puede comer de todo lo siguiente:

Pescado, aves, carne, todos los vegetales, arroz integral*, huevos, frutos secos, menos los anacardos y los cacahuetes, tés de hierbas, legumbres secas*, lentejas*, leche de cabra*, maíz*, amaranto*, kamut*, quinoa*, trigo sarraceno*, avena* y spelt*.

Es bueno chequear siempre las etiquetas de los alimentos en las tiendas dietéticas para encontrar tipos de pan que no contengan azúcares hechos de kamut, mijo o spelt y se puede comer tortillas mexicanas de maíz, lo cual puede muy bien reemplazar al pan hecho de trigo.

Los productos marcados con un asterisco son productos que se han de comer en cantidades moderadas.

Para ayudar a la digestión todas las frutas secas, semillas y grano deben de dejarse en remojo por lo menos 7 horas antes de ser comidos.

El remojo de dichos alimentos inhibe el proceso de germinación que es cuando los inhibidores empiezan a «romper» las enzimas y los phytates (¿) que se encuentran en este tipo de comida.

Contrariamente a lo que popularmente se piensa, la comida que tiene levadura se puede comer, siempre y cuando no existan problemas de tipo alérgico.

La levadura Brewers (Brewer’s Yeast), por ejemplo, es muy buena nutricionalmente hablando y es un tipo de comida que es buena para mejorar (estimular) el sistema inmunológico, también puede ser tomada como dosis suplementaria en caso de estar recuperándose de alguna enfermedad.

Cuando los síntomas desaparezcan, se puede, teniendo cuidado, volver a introducir la comida no recomendada, un artículo cada vez y poco a poco.

Es mejor no comer ningún tipo de producto que contenga azúcar refinado por lo menos en 6 meses después de la recuperación.

Una vez se ha tenido Candidiasis se es propenso a tenerla en otras ocasiones, así que hay que ir con cuidado aunque uno ya esté bien.

Ser indulgente con uno mismo en ese tipo de comidas es algo que personalmente no puedo decir que valga la pena hacer.

Hierbas y suplementos.

La siguiente clasificación de hierbas pueden ser de ayuda:

El ajo, ya de por sí un poderoso componente antihongos (fungicida) y estimulante del sistema inmunológico.

El ajo puede ayudar entre otras cosas en el tema del estreñimiento, gases, mucosidad excesiva y también en la limpieza de la sangre.

Es un antiparasitario y también hipotensivo.

Algunas personas son sensibles al ajo, en ese caso es mejor tomarlo en dosis pequeñas para saber qué efectos secundarios puede tener.

Si no hubiera ninguno lo mejor es incluirlo generosamente en la dieta cada día.

Si se prefiere se puede tomar en tabletas, mejor encontrarlas del tipo recubiertas por enterasa para asegurarse de que el ajo se empieza a liberar de la cápsula solamente cuando está dentro del intestino que es donde se encuentra la Cándida.

Golden Seal (Sello Dorado), Barberry, Raíz de viñedo de Oregón, estas hierbas pueden ser letales.

Fuente de investigación

No votes yet.
Please wait...