Vida y Espíritu – Animales de Poder

Tu naturaleza interior

Todo lo que habita el Universo alberga vida y espíritu.

Los animales, las plantas, las aguas, la tierra, las rocas, y el cielo, representan realidades distintas y complementarias.

Todas ellas tienen su lugar en el Universo y una relación de armonía con las … demás.

Los seres humanos deben buscar esta armonía con la naturaleza y el Universo para alcanzar un estado de felicidad y equilibrio emocional.

Nuestro espíritu

Se completa cuando percibimos esa armonía natural con el resto de realidades que conforman el Universo.

En la tradición nativa americana, cada persona tiene un animal en concreto como medicina personal.

Los Tótems o animales personales de poder, son los espíritus protectores que nos ayudan en nuestra vida contidiana y en la búsqueda espiritual de la armonía con el Universo.

Estos animales de poder

Son habitualmente un reflejo del yo más profundo y representan las cualidades que necesitas en este mundo, a menudo ocultas, reprimidas o ignoradas.

Jamie Sams, escritora norteamericana, descendiente de Cherokee, autora de numerosos libros, lo expresa así:

“Cuando exhortas el poder de un animal, estás pidiendo ser envuelto en armonía completa con la fortaleza de la esencia de esa criatura.

Adquirir comprensión de estos hermanos y hermanas es un proceso de curación, y debe ser abordado con humildad e intuición.

Ciertos aspectos de las lecciones dadas por estas criaturas han sido elegidos para reflejar las lecciones que cada espíritu necesita aprender en el Buen Camino Rojo.

Estas son las lecciones de ser humano, de ser vulnerable y de buscar la totalidad con todo lo que existe.

Son parte del camino hacia el Poder.

El Poder yace en la sabiduría y la comprensión del papel de uno en el Gran Misterio, y en honrar el hecho de que :

Cada cosa viviente es un Maestro”.

Cada persona tiene su animal de poder o espíritu guardián.

Don Juan Matus, un nativo Yaki, decía:

“Siempre llevarás contigo un espíritu, tu otro yo”, aquél que ha adoptado distintos nombres en las diferentes culturas, siendo el de animal de poder el que considero más adecuado, ya que incluye las capacidades de cada animal específico.

Quizá son así, tal y como los vemos, o energías representativas, que necesitamos representar simbólicamente para comprender este ilimitado y misterioso mundo.

Sea como sea, lo cierto es que estas energías de los animales de poder, existen y traen consigo la capacidad de proteger y potencializar aquello que simbolizan.

El animal de poder es el alter ego del chamán, quien en la danza chamánica se hace uno con él, adquiriendo su poder, el que utiliza para realizar el viaje en busca de la sanación y/o información.

En general, las personas tienen un “animal preferido”, el que admiran por alguna cualidad:

Su energía, fuerza, inteligencia, o habilidad, y es un indicio de que ése puede ser su animal de poder, al que habitualmente perdemos porque nuestra cultura tecnificada y urbana no los reconoce y ellos se alejan, al no ser llamados; es función del chamán recuperarlo y con él, las capacidades perdidas.

La falta de poder y de éxito en la vida es un claro síntoma de que no se cuenta con ese espíritu guardián,

O que se ha perdido.

Algunas culturas creen que mientras la persona duerme, su animal de poder viaja, o que la persona puede ser un “soñador” y viajar en sueños, junto con su animal;

Ahí nace la creencia de que no se debe despertar a nadie de forma brusca, pues podría perder su animal de poder;

Lo que tampoco es así, sólo se aleja cuando no es requerido, en cuyo caso se puede recurrir a un chamán o maestro espitritual para recuperarlo o recibir otro.

El animal de poder trae consigo fortaleza física y mental, y las capacidades propias del animal en cuestión; por ejemplo,

El caballo, es el símbolo del poder;

Imagine un caballo salvaje en medio de la naturaleza, con sus crines al viento, al trote libre;

Lo que se le representa es la energía del animal, y es lo que recibe la persona que recibe a este animal.

Recuperar la antigua y sagrada relación del hombre con la naturaleza, el equilibrio con el Universo, es una necesidad acuciante para el ser humano moderno, que olvida a menudo nuestra esencia y pierde el poder.

Recibir al animal de poder nos abre a un nuevo mundo pleno de oportunidades y sensaciones, donde todo es posible; estos animales están ahí, esperando por nosotros, para ser nuestros guías y maestros, y nos susurran en el silencio,

Sólo que nosotros, absortos en el ruido del mundo actual, no los escuchamos.

Cuando un niño cuenta con ilusión que un pájaro o un animal cualquiera, le ha hablado, permitamos que su animal de poder se integre en él, acaso pueda ser su animal de poder, su guía y su Maestro espiritual en este mundo.

Autor desconocido

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*