Martes Santo – Reflexiones

Jesús, estando en la mesa con sus discípulos se estremeció y manifestó claramente:

Les aseguro que uno de ustedes me entregará.

Los discípulos se miraron unos a otros, no sabiendo a quien se refería.

Uno de éllos, el discípulo que Jesús amaba, estaba reclinando muy cerca de Jesús.

Simón Pedro le hizo una seña y le dijo:

Pregúntale a quien se refiere..

Él se inclinó sobre Jesús y le preguntó:

Señor ¿ quien es?

Jesús le respondió:

Es aquel a que daré el bocado que voy a mojar en el plato.

Mojando un bocado, se lo dió a Judas, hijo de Simón  Iscariote.

En cuanto recibió el bocado, Satanás entró en él.

Anónimo-

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*