Premian a una Novedosa Investigación de Alumnos de Santa Fe – Argentina

Premian a una Novedosa Investigación de Alumnos de Santa Fe – Argentina

Educación

La “morena”

De simple carnada a estrella de un Proyecto de Ciencia

PREMIAN A UNA NOVEDOSA INVESTIGACIÓN DE ALUMNOS

Santa Fe Capital (Argentina)

La “morena”, de simple carnada a estrella de un proyecto de ciencia

Un grupo de estudiantes de la escuela Nuestra Señora de Guadalupe usaron este pez que habita los ríos del Litoral para detectar sustancias químicas contaminantes del agua.

La morena emite pulsos eléctricos y podría actuar como una especie de alerta ambiental.

La docente María Belén Gilliard, ( una de mis Nueras)

Francisco Spahn , Francisco Maciel, Gonzalo Ambrosini y Lucas Chiavassa

Integran el equipo que desarrolló el proyecto.

Cuatro alumnos de la Escuela Nº 8150 Nuestra Señora de Guadalupe recibieron un reconocimiento nacional por haber usado la simple “morena” -un pez de río alargado y oscuro que los pescadores usan de carnada.

Para la detección de sustancias químicas contaminantes del agua.

Resulta que la “morenita” resultó ser pariente cercano de la anguila eléctrica y, como tal, arroja débiles pulsos eléctricos que le permiten percibir el medio que los rodea, como si se tratara del sonar de un barco.

El trabajo científico de los estudiantes de 3ro. y 4to. año consistió en usar este pez eléctrico autóctono como una suerte de alerta ambiental.

La investigación fue seleccionada entre unos mil proyectos que se presentaron en la instancia provincial de la:

Feria de Ciencias y Tecnología 2012

Pasó luego a la feria nacional, donde recibió dos menciones especiales de evaluadores externos.

Una de parte de Técnica Didáctica BIM y otra del Instituto de Enseñanza Superior Nº 2 Mariano Acosta.

El equipo escolar está conformado por los alumnos Francisco Spahn, Francisco Maciel, Gonzalo Ambrosini y Lucas Chiavassa, junto con:

María Belén Gilliard, licenciada en Química y profesora del Taller de Laboratorio.

“El proyecto surgió cuando la escuela nos encargó organizar el acto por el:

Día Mundial del Medioambiente.

Entonces, miramos a nuestro alrededor y nos hicimos preguntas:

¿Cuáles son los problemas ambientales más frecuentes?

¿Cómo se pueden detectar los focos de contaminación en ríos?

¿Cuál puede ser la forma fácil de monitorear los ríos en forma continua?”

Comentaron los alumnos del colegio privado, ubicado en Patricio Cullen 7397, detrás de la Basílica de Guadalupe.

Al investigar la forma de encontrar una solución a ese problema, los alumnos pudieron conocer que existen peces que emiten pulsos eléctricos de descarga para explorar el ambiente.

“Estos peces que habitan en aguas barrosas, tienen distribuidos en toda la piel receptores para captar las deformaciones que se producen en el campo eléctrico cuando hay objetos cerca de ellos con propiedades eléctricas diferentes a las del agua”, amplió la profesora María Belén Gilliard.

Alemán no, morena sí.

A partir de traducir papers científicos en inglés que bajaron de Internet, el grupo supo que en Alemania se utiliza el Pez Nariz de Elefante para detectar cantidades muy pequeñas de plomo y tricloroetileno en el agua potable.

Lo que indica que los peces son muy sensibles a pequeñas cantidades de contaminantes en su medioambiente”

Indicó Gilliard, quien aseguró que es la única referencia que encontraron en la web de utilización de esta característica de ciertos peces.

Los estudiantes trataron de conseguir un ejemplar de ese pez pero no pudieron porque no llega a la Argentina.

“Así que empezamos a analizar los peces de nuestra zona y vimos que la morena, que se consigue en cualquier puesto de venta de carnadas, también emite pulsos eléctricos”, dijeron.

Los chicos compraron una morenita (Gymnotus carapo es su nombre científico), la colocaron en una pecera de cristal y construyeron un transductor electroacústico.

“Pusimos cablecitos en el agua en los extremos de la pecera y los conectamos a la computadora para detectar las señales eléctricas que emite el pez y convertirlas en señales sonoras”, explicaron los alumnos.

Utilizaron un osciloscopio digital, que es un programa para observar on line los valores de frecuencia -medidos en hertz- de los pulsos eléctricos que emite el pez versus el tiempo.

Conclusiones y proyección:

“Primero, observamos la cantidad de pulsos eléctricos que emitía la morena sin interferencias.

Después, empezamos a poner distintas sustancias químicas al agua, como sulfato de cobre.

Ahí descubrimos que después de unos minutos, la frecuencia de los pulsos bajó a más de la mitad”, detallaron los jóvenes.

Cuando el agua no está contaminada, el pez emite pulsos eléctricos en una frecuencia aproximada de 900 hertz, pero ante la presencia de una sustancia química en el agua, la frecuencia de los pulsos eléctricos baja a la mitad.

En cambio, ante estímulos físicos, la frecuencia en vez de disminuir, aumenta.

“Fuimos registrando los datos y llegamos a la conclusión de que la morena puede ser usado como un biosensor para la medición de parámetros químicos”, ampliaron los alumnos.

El proyecto, desarrollado como prueba experimental de laboratorio, podría extrapolarse a gran escala para el monitoreo de los ríos en busca de sustancias provenientes de efluentes industriales.

“Se pueden tomar muestras de una parte del río o bien utilizar una jaula grande para ir viendo qué parte del río está contaminada”, sugirieron los estudiantes.

El pez ///
Gymnotus carapo

“Morena” es el nombre común para el Gymnotus carapo que vive en aguas turbias de ríos, lagos, charcas y áreas inundadas y se lo encuentra desde el Río de la Plata (Argentina-Uruguay) hasta Guatemala.

Tiene forma alargada y cilíndrica, como si se tratara de una anguila.

Es de color marrón u oscuro, con una serie de rayas o franjas oscuras y pálidas, que le confieren unos colores perfectos para camuflarse en las aguas turbias.

Genera pulsos eléctricos que le permiten percibir el medio que los rodea y localizar a sus presas.

Foto: Amancio Alem
Mariela Goy
[email protected]itoral.com

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*