Jugo de Luz o Leche de la tierra – Propiedades Depurativas y Sanadoras

Jugo de luz

También conocido como:

“Leche de la tierra”

El jugo de luz es mi favorito, porque es muy sabroso y además tiene propiedades depurativas y sanadoras.

Fue la primera preparación de la alimentación viva que probé y que incorporé sagradamente a mi rutina cada mañana.

¡Es muy nutritivo y energizante!

Advertencia:

No lo tomen por la noche a menos que quieran salir a bailar hasta las 5 de la madrugada

Ingredientes (1 porción)

2 manzanas grandes o un racimo de uvas

1 puñado de hojas verdes

2 cdas. colmadas de semillas germinadas

Cada ingrediente tiene una razón de ser:

La manzana o la uva aportan su jugo y dulzor natural.

Las hojas verdes aportan clorofila (poderoso anti-oxidante), minerales como el calcio y el magnesio.

Las semillas germinadas aportan toda su energía vital y una bomba de nutrientes.

Necesitarás un filtro de paño o colador fino.

Preparación

El primer paso es dejar las semillas en remojo durante un par de horas, hasta que se hinchen.

Luego, descartamos el agua del remojo y las dejamos en un colador o malla durante 8 horas.

A mí me gusta mucho como queda con almendra, quínoa, maravilla, pepa de zapallo y coco.

La pepa de zapallo y la semilla de maravilla (o girasol) las lavo bien y las germino tal cual y las echo con cáscara a la juguera.

Cualquier jugera a partir de 450W debiera licuarlas sin problemas.

El segundo paso es obtener el jugo, ya sea utilizando una máquina saca jugo o una licuadora.

Yo prefiero prepararlo en la licuadora, filtrando dos veces.

Para mí es más práctico, porque la licuadora es más fácil de limpiar.

Entonces, cortamos la manzana en trozos medianos para facilitar el trabajo de las máquinas.

Si es que utilizas sólo la licuadora, gregamos un poquito de agua, sólo lo suficiente para ayudar a la máquina a licuar.

Filtramos con colador o filtro de paño.

Una vez que tenemos nuestro jugo de frutas, el tercer paso es verterlo nuevamente en la licuadora, agregar las semillas germinadas y las hojas verdes, y procesar hasta que quede todo bien licuado y verde.

Filtramos y servimos inmediatamente.

Recomendaciones:

Es muy importante servirlo inmediatamente, ya que los jugos se oxidan con mucha facilidad.

Si ya te vas a dar el trabajo de prepararlo para nutrirte, mejor hazlo bien.

Es recomendable tomarlo en ayunas y esperar al menos 15 minutos antes de comer otra cosa.

No es buena idea combinarlo con alimentos procesados.

También les sugiero que partan con una dosis pequeña y que la vayan aumentando poco a poco.

Toménselo con calma:

Aunque amo como queda con manzanas, es mejor optar por fruta de la temporada.

Las manzanas son cosechadas en otoño, lo que significa que, llegado el verano, ya llevan varios meses guardadas.

Me agrada como queda con naranjas y con uvas también.

Puedes utilizar cualquier hoja verde comestible.

Es interesante la utilización de hojas verdes que estamos habituados a descartar:

Hojas de zanahoria, betarraga, rabanitos, coliflor, brócoli, nabos, etc.

Las hojas son muy nutritivas.

Por ejemplo, la hoja de la zanahoria tiene casi 200 veces más vitamina A que la zanahoria misma.

Importante:

Si no saben qué hojas verdes son comestibles, consulten primero.

Me gusta mucho como queda con un toque de jengibre, porque es muy aromático y porque aporta beneficios para nuestra salud.

El jugo de luz, preparado con pepas de zapallo y hojas amargas como:

Diente de león, rúcula, radicchio, etc.

Puede eliminar parásitos intestinales.

Que no “panda el cúnico” si eliminan algún gusanillo:

Los parásitos son seres muy antiguos y astutos con los que convivimos a diario.

Conviene incluir alimentos y hierbas que los eliminen y los mantengan alejados.

Prefiere productos orgánicos, para cuidar tu salud y la salud de nuestra madre tierra.

¡Salud!

POR PAULINA BENTJERODT G.

 

 

 

 

 

 

 

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*