Redes sociales, una cuestión para estar Atentos – Por nuestros Hijos y Nietos

SOBRE FACEBOOK Y OTROS SITIOS

Redes sociales y delito, una cuestión para estar atentos

Internet es una estupenda herramienta para la comunicación y el aprendizaje.

Pero también acarrea grandes peligros, como la facilidad para la comisión de diversos delitos.

Cuidados para detectarlos a tiempo.

Nada de lo que se sube a la web es privado.

Todo, pero todo, es público.

De ahí el cuidado que se debe tener con las fotos y los videos.

Foto:Archivo El Litoral.
Danilo Chiapello
[email protected]

Hace unos días supimos que un vecino de esta ciudad fue condenado a 16 años de prisión por corromper menores a través de Internet.

El involucrado cuenta con 33 años, y es analista de sistemas.

La Justicia constató al menos seis casos en los que contactaba a jovencitas por chat, las fotografiaba y filmaba desnudas y luego las amenazaba.

Más reciente, gran revuelo produjo el caso de un chico que fue detenido con una pistola, calibre 9 mm. (que pertenecía a su madre, una agente de policía) y que, tras ser puesto en libertad, se burló de lo ocurrido a través de su cuenta de Facebook.

Dicho episodio terminó con una explicación pública que debió brindar la jueza de Menores, Ana María Elvira, y con el pase a disponibilidad de la madre del chico en cuestión.

Ambos sucesos son apenas una muestra de los costados más oscuros que pueden encontrarse en las redes sociales.

Al señalar esto no se trata de “demonizar” la red.

Sino plantear una realidad que, como adultos, no debemos ignorar.

Por medio de Facebook se pueden llevar a cabo acciones buenas, inocuas y también malas y aberrantes.

Se puede partir desde la idea de concebir a las redes sociales como la calle misma donde caminan nuestros hijos.

Hay de todo.

Gente buena, pero también verdaderos “monstruos” que circulan o “navegan” disimulados como los más buenos.

Al respecto Daniela González y José Frioni, de Relaciones Policiales, elaboraron un interesante trabajo sobre los peligros a los que, en forma silenciosa e inconsciente, los niños y adolescentes se enfrentan al momento de utilizar las redes sociales.

La primera pauta a establecer es que el joven debe tener un tiempo y un horario para navegar.

Y, especialmente, evitar que se conecte por la noche.

En esa franja horaria no sólo hay mayor cantidad de personas conectadas (con intenciones puras y espurias), sino que también el control es mucho más difícil de efectuar.

Por otra parte, el menor pierde horas de sueño, necesarias para cumplir al día siguiente con sus responsabilidades escolares.

El establecimiento del momento del día debe ir acompañado de justificativos y razones.

Toda decisión arbitraria generará en el adolescente el efecto contrario.

El control parental se ve facilitado por la ubicación de la computadora en un lugar común o de paso, evitando así que la misma se encuentre en la privacidad del cuarto.

La complicidad que ofrece la soledad de la habitación, anima al adolescente a indagar en sitios que pueden ser perjudiciales.

Pero en el caso en que el adolescente tenga acceso a Internet en su habitación, tiene que saber que el padre o la madre pueden entrar y salir de ella,

Desalentando al menor a ingresar a sitios nocivos o a que realice actividades o lleve adelante conductas distintas a las convenidas.

* Hacerles notar que los “amigos” desconocidos de Facebook pueden tener poca credibilidad.

Se debe tener bien claro que los pedófilos suelen construir perfiles falsos y llamativos para el adolescente, generando un acercamiento con menores a los que se intentan captar.

Es muy común que en dichos perfiles, el adolescente “encuentre” a una persona afín, con rasgos y características físicas y psicológicas atractivas que seducen con palabras encantadoras y propuestas maravillosas.

Son personas que se manifiestan comprensivas de todo lo que les pasa.

Y, lentamente, comienzan a sembrar semillas de enojo y rencor en la relación con sus padres.

Con un lenguaje fascinante y persuasivo, buscan convencerlos de que nadie lo comprende y valora como él.

De esta forma, se gana la confianza y, en ocasiones, el amor del adolescente, llegando a concretar todo tipo de peticiones que el desconocido le efectúa:

Desde revelar contraseñas, mostrar a través de la cámara web la casa, exponer el propio cuerpo o expresar actitudes indecorosas frente a ella, hasta convencer al adolescente que necesita encontrarse con él.

Tener en cuenta

* Evitar agregar personas desconocidas en su Facebook.

Los delincuentes informáticos suelen construir perfiles falsos para generar un acercamiento con menores que intentan captar.

* No dar información de más:

Horarios de entrada y salida de la escuela,

Horario de trabajo de sus padres,

Lugares y horarios de encuentro con sus amigos.

Así, le están dando información a estos sujetos que la pueden usar para provocar encuentros, o para ingresar a su casa, sabiendo en qué horarios no hay nadie.

* No dar ni publicar en sus muros contraseñas, ni claves, ni teléfono, ni número celular, ni la dirección de su casa.

* No ir a conocer a un ciberamigo solos.

Recuerden que muchos de ellos no son quienes dicen ser.

Si quieren ir busquen ser acompañados por un mayor de confianza.

* Si ustedes ven que ese desconocido utiliza un vocabulario sexual, o les propone desvestirse, no sigan sus propuestas, no lo hagan.

Respeten su cuerpo y háganlo respetar.

Esas imágenes o ese chat puede ser utilizado para extorsionarlos.

* Si hay algo que les llama la atención, que los avergüenza, si se sienten amenazados, no den lugar a esas amenazas.

Hablen con sus padres, díganle lo que les está pasando.

Nadie mejor que ellos para aconsejarlos y cuidarlos.

Identificar internautas

El gobierno británico anunció que prepara una regulación que obligará a las compañías de telecomunicaciones a revelar la identidad de los usuarios de Internet investigados por la policía.

Los proveedores deberán entregar a las fuerzas de seguridad los detalles ligados a una determinada dirección IP para facilitar la labor de identificación de sospechosos, detalló la ministra de Interior, Theresa May.

La responsable de la seguridad británica afirmó que los investigadores policiales han “perdido capacidades” en las que “siempre habían confiado” a raíz de las nuevas tecnologías, lo que a sus ojos representa un “gran peligro”.

La normativa permitirá a los agentes conocer quién estaba usando un ordenador o un teléfono móvil en un determinado momento.

“Esta ley es la oportunidad de resolver problemas muy reales que existen alrededor de la resolución de direcciones IP y es un paso en la buena dirección para superar la brecha que en general existe en la información digital”, señaló May.

Grooming

El artículo 131 del Código Penal incluye al grooming como delito:

“Será penado con prisión de seis (6) meses a cuatro (4) años el que, por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, contactare a una persona menor de edad, con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma”.

Fuente: El Litoral

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*