NO TE METAS CON MI ZONA DE CONFORT – Carmen Santiago

CARTA A LOS GRUPOS

Mes de Tauro 2014

«NO TE METAS CON MI ZONA DE CONFORT»

¿Cómo no reflexionar ante un mundo que cada día se hace más injusto, que pudiendo solucionar las grandes diferencias entre ricos y pobres las aumenta?

El subdirector General de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) Hartwig de Haen sostiene que:

“En el planeta a nivel global hay alimentos suficientes para nutrir al mundo entero, pero ni están distribuidos equitativamente ni mucha gente tiene medios para comprarlos”.

Hay más de 800 millones de personas que padecen formas de desnutrición crónica.

25.000 personas mueren diariamente de hambre y pobreza.

Tú no eres uno de ellos, tampoco tu familia.

Sin embargo has de saber que son tus hermanos humanos que padecen hambre debido a la elección que como humanidad hemos hecho todos, por lo que todos, de alguna forma, tenemos responsabilidad en esta terrible circunstancia.

La vida en el planeta se desarrolla en base a una ley evolutiva que va creando las formas adecuados a la necesidad de los tiempos.

Los reinos vegetal, mineral y animal se rigen por estas leyes naturales, pero el cuarto reino, la humanidad, tiene un factor mensaje deistintivo, su conciencia tiene el poder de elegir, tiene libre albedrío.

Puede seguir los principios de sustentabilidad de la vida o ir en su contra.

Cabe preguntar:

¿Qué nos pasa?

¿Por qué si los de buen corazón somos mayoría, el mundo muestra un rostro tan cruel?

Parece que existe un Plan por parte de :

“Sabe Dios quien” de beneficiar a los pocos en detrimento de los muchos.

¿Quiénes son?

No lo se, pero el método es obvio:

El dominio político ejercido por el poder económico mundial dominado en la actualidad por la codicia.

Nunca me dejó de sorprender cuando vi aquel video del general de USA Wesley Clark (Comandante Supermo de la OTAN durante la guerra de Kosovo) que declaraba en el 2007 el plan del pentágono del año 2001 de invadir 7 países en 5 años y cambiar así el mapa geopolítico del Medio Oriente.

El motivo:

El petróleo de la zona y sus rutas.

Los países son: Irak, Siria, Líbano, Libia, Somalia, Sudán y por último Irán.

(El video está en la red, lo pueden ver).

Si la autoconciencia es nuestro distintivo, saber lo que está pasando en el mundo es nuestra responsabilidad.

Creo firmemente que un verdadero discípulo espiritual tiene que estar enterado y no pretender que todo está bien y creer que la vida en general es tan fácil como la nuestra.

Porque aunque tengas problemas, tienes comida, techo, ropa, y hoy en día, esto es un privilegio.

Creo que una de las causa de tanta apatía, de no querer ver al legítimo “otro” es la ZONA DE CONFORT.

Sí, la zona de confort tan hábilmente fabricada para mantener a las mayorías de los países más desarrollados sin pensar, reflexionar, cuestionarse o investigar.

El confort se ha convertido en el tótem a adorar de nuestra cultura.

El símbolo de la buena vida.

Y créanme, es hoy una de las armas más poderosas con las que cuenta la Logia Negra.

Todas las obras en bien de los demás, ya sean sociales, educativas, de salud tienen apoyo de la gente en general mientras…

“No se metan con mi confort”.

Es más fácil tomar la pastilla y aguantar los efectos secundarios que cambiar el estilo de vida.

Es más fácil donar dinero para las causas en defensa de la naturaleza que economizar agua.

Es más fácil llevar a los hijos a comer comida chatarra que cocinarles.

Es más fácil servir en platos y vasos plásticos que lavarlos.

Es más fácil usar y botar que reparar.

Y entonces, contaminamos, contaminamos, contaminamos.

Y luego nos reunimos y le cantamos canciones de amor a la Madre Tierra.

¿Y el resultado?

Una población medio dormida que se cree todo lo que dicen los medios de comunicación cuyos dueños son los grandes capitales que dominan el mundo.

No tienen energía para investigar ni cerebro para pensar porque aunque tienen abundante comida están mal nutridos, con sobre peso, diabetes, presión alta, colesterol, triglicéridos artritis, reuma y un sin fin de dolencias.

Sentados en sus confortables butacas, control en mano, creyendo que hacen, viajan, y se divierten pero no se mueven.

Y los niños, jugando sus juegos electrónicos, sin moverse, gordos, y cada vez más aislados y más solos.

Y el autismo en aumento, uno de cada 68 niños estadounidenses es autista, un aumento del 30% en solo dos años…

También existen otras zonas de confort menos obvias; las emocionales.

Si me atrevo a cuestionar el sistema y digo que cada día perdemos más la verdadera democracia, recibo toda clase de agresiones porque para estar en la zona de confort tengo que pensar como los demás, que realmente no piensan y solo repiten pensamientos sembrados por poderosas fuentes.

¿Cómo no pensar que existe una estrategia para mantener dormida a la gente buena de este mundo, precisamente, la que puede marcar la diferencia?

Ya me imagino que algunos estarán pensando…

¿Qué le pasó a Carmen?

Desde mi corazón les confieso que estoy preocupada.

Sé que en el planeta somos muchos los que estamos trabajando para que la Nueva Civilización pueda establecerse entre los humanos; sé que el Bien siempre triunfará, a la larga o a la corta.

Sé que contamos con una Jerarquía amorosa que siempre nos inspira; pero también sé que depende de nosotros y las decisiones que como humanidad tomemos, la dirección que tomará nuestra historia.

Y creo que es el deber de todo ser pensante, que reconoce la conciencia que le da forma a la vida, que reconoce al alma solar que todos somos, señalar los peligros que enfrentamos para poder superarlos.

Y uno de ellos es el confort, que es poco detectable, se disfraza de virtud y va debilitando el poder de la Voluntad, que es el Poder del Primer Rayo en cada uno de nosotros.

Y como el Séptimo es su expresión en la materia, hace que se pierda la fuerza de precipitar las nuevas formas, costumbres, hábitos necesarios para cumplir la parte que a cada uno nos toca, en la tarea de establecer el reino de los cielos en la tierra, la nueva era que todos esperamos y juntos debemos construir.

Pregúntate

¿Cuál es mi zona de confort?

Revísala y no caigas en la trampa de justificarte ni por edad, ni por costumbre, ni por hábito.

Tienes que saber que dentro de ti hay una fuerza insuperable, divina que late en tu corazón, que es la fuente de todo poder en ti.

Es esa Voluntad que te permite salir de la cama y levantarte cada día animoso, a pesar de las circunstancias…

Que te permite hacer el ejercicio necesario para mantener tu cuerpo en buen estado aunque tengas algún inconveniente.

Que te despierta en las mañanas, muy temprano para tu meditación matutina y tu saludo al Sol…

Para quien no existe ni el cansancio ni los impedimentos cuando la tarea es necesaria y en bien de los demás.

Ten presente que además del amor que brota natural de tu corazón cuando abres tus puertas internas tienes que cultivar la Voluntad, la fuerza dinámica que siempre ha impulsado los Planes de la Jerarquía que responden a la Voluntad de Dios.

Sólo con la Voluntad ligada al Amor se podrá difundir la Buena Voluntad para lograr las correctas relaciones humanas que nos conducirán hacia un mundo mejor y más justo.

Y el confort debilita tu Voluntad.

Libérate de tus zonas de confort y refuerza tu voluntad.

Busca el verdadero confort que está en tu corazón cuando el fuego que allí arde le da calor a tus hermanos.

Desde las profundidades del alma,

Carmen Santiago – [email protected]

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*