Mensaje del día

 No  sabía que debía sentir

La sociedad nos da repertorios y libretos para las variadas situaciones de nuestra vida; nos  enseña como festejar, como deplorar, como llorar, cuanto reir según las circunstancias y sobre todo, que debemos decir.

Estaba frente a una condición que me impedía aplicar ninguna fórmula hecha, estaba fuera del lenguaje que es cómo estar fuera del mundo girando en el espacio cósmico.

Finalmente llegué al estado de tristeza, aunque dulce, melancólica, casi risueña, dispuesta a vivir para preguntar:

¿Por que el sufrimiento?

Una voz interior me respondió:

No preguntes por qué,síno para qué.

No preguntes la causa, pregunta el significado.

¡Y qué debo aprender !

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*