La Alimentación y el Karma – Ley de Causa y Efecto

La palabra:

Karma:

Pertenece al idiona Sánscrito y significa :

Acción:

Ley de Causa y Efecto o retribución y compensación.

Esta ley ha sido expresada en dichos populares muy conocidos, entre otros:

El que la hace la paga.

Quien siembra vientos recoge tempestades.

No hay deuda que no se pague ni plazo que no se cumpla.

Para comprender esta ley Universal o Espiritual, tenemos que conocer su fundamento:

Toda persona es responsable de sus acciones, de manera que todo lo que hacemos, decimos o pensamos, es una causa.

Inevitablemente ha de producir un efecto.

Éste estará de acuerdo a lo que hicimos, hablamos o pensamos.

Esta ley actúa como un bumerang, arma usada por los indígenas, hecha con una lámina de madera curvada, al arrojarla vuelve al punto de partida.

Debemos ser conscientes de nuestros pensamientos, palabras y obras.

Una acción equivocada es no respetar las leyes de la naturaleza.

Estas leyes establecen el tipo de alimento para cada especie.

Ejemplos:

Los vacunos comen pasto y granos…

El tigre y el león comen carne…

Las plantas se nutren de los minerales de la tierra y del agua, según las leyes naturales, a las que respetan automáticamente.

Nosotros, los humanos, aunque evolucionados, hemos perdido la capacidad de seleccionar los alimentos por medio de nuestro instinto.

Matamos para comer.

No es nuestro alimento natural.

Nuestra anatomía y fisiología no se adaptan a esa alimentación y por ende desobedecer las leyes naturales.

La ley de causa y efecto se manifiesta en enfermedades como:

Hiper-tensión, colesterol, ácido úrico,obesidad, diabetes, arteriosclerosis, problemas cardíacos, cáncer, depresión, angustia, enfermedades mentales, etc.

Como alimentarnos?

Con vegetales, granos, frutas, sin carnes.

No matar para comer

En la naturaleza no existe la crueldad.

Los animales, a pesar de que tienen la conciencia menos desarrollada que nosotros los humanos, son mas conscientes:

Sienten miedo, dolor, afecto y hambre, lo mismo que nosotros.

Los científicos nos demuestran que las plantas también son conscientes:

Responden a los estímulos, del sol, del calor, de la música, crecen superando obstáculos.

La naturaleza ha dispuesto que los seres humanos, para alimentarnos podemos matar plantas, de ahí que los vegetarianos están libres de sanciones de la ley de causa y efecto.

De este modo tienen mas posibilidades de evolucionar espiritualmente que quienes comen carne.

Las personas que comen carnes, generalmente son mas agresivas, violentas y de corazón duro…les cuesta entender conceptos espirituales y llevarlos a la práctica.

Es imposible evitar matar:

Al tomar agua matamos microbios.

Al caminar matamos microbios, hormigas u otros insectos pequeños.

Matamos plantas y vegetales para alimentarnos.

Mediante la ley de causa y efecto, podemos trabajar para mejorar nuestra vida, cultivar nuevos hábitos saludables que nos ayuden a vivir con salud y alegría .

No lamentemos nuestros errores y equivocaciones, debemos aprovecharlos para cambiar, para aprender de ellos…

Al comprenderlos, no volveremos a cometerlos, aprendemos la lección.

Sabemos que ninguna acción equivocada, escapará a sus consecuencias, así evitaremos acciones semejantes en el camino de la vida y de la evolución espiritual.

Sabemos que los síntomas de las enfermedades son los efectos de ciertas causas, y para que desaparezcan debemos corregir sus causas.

Los medicamentos solo podrán calmar los síntomas, los efectos de una causa.

Para vivir saludables debemos eliminar esas cusas, las cuales se producen por errores por la manera de alimentarnos y de nuestras acciones en el diario vivir.

Si cambiamos positivamente, corrigiendo nuestros errores, las enfermedades desaparecen automaticamente.

Esto nos posibilitará disfrutar de la vida…

Saludable y felíz.

Anónimo

 

 

 

 

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*