El Poder del Sonido, el Amor y la Paz – Propiedades de los Cristales de Cuarzo

“Cuencos de Cuarzo”

“La Magia de la Luz y el Sonido”

“Por el Amor y la Paz”

Los antiguos parecían saber que todo en el universo vibra.

Pitágoras afirmaba que:

“Cada cuerpo celestial, cada átomo, produce un sonido particular debido a su movimiento, ritmo o vibración.

Es más, todos esos sonidos o vibraciones componen una armonía universal en la que cada elemento, sin perder su propia función y carácter, contribuye a la totalidad”

Propiedades de los cristales de cuarzo

Los cristales de cuarzo actúan como transductores de energía.

Es decir, poseen la capacidad de tomar una forma de energía, como las ondas de presión, y convertirlas en una forma más alta de energía como la electricidad.

Tienen la propiedad de ser:

“Acústico-luminiscentes”, lo que significa que pueden convertir ondas sonoras en luz, sonido en luz.

Un cristal activado emite un impulso de energía a lo largo de su eje que hace del cuarzo un gran conductor y un elemento básico de la sociedad tecnológica.

Está presente desde en un simple aparato de radio hasta en el los cristales de cuarzo actúan como transductores de energía.

Los cristales de cuarzo se activan por medio del sonido, el calor y la presión.

Los cristales activados (la activación se puede conseguir por medio del sonido de un cuenco) emiten un campo de energía que abarca sesenta centímetros cúbicos por gramo de masa de cristal y amplifica cualquier tipo de energía mental que transporte dicho impulso.

En los Puranas (antiguos textos Vedas de la India) se dice que el cristal de cuarzo puede aumentar los pensamientos hasta 15.000 veces.

¿Qué son los cuencos de cuarzo?

Son delicadas vasijas circulares de cristal de cuarzo puro, que al ser rozadas en forma suave con una vara especialmente diseñada, son capaces de emitir impulsos sonoros de alta calidad vibratoria, traducido en notas musicales y octavas armónicas que desencadenan proyecciones de luz y color.

Se construyen a partir de la fundición del cuarzo más refinado (99% de pureza) en hornos a temperaturas muy elevadas.

Dentro de los hornos se genera una intensa fuerza centrifuga que determina la forma y el tamaño de cada cuenco.

Luego cada uno es testeado y monitoreado con el fin de verificar que la nota musical que le corresponde, se halla en perfecta sintonía.

Los bellos sonidos cristalinos producidos por los cuencos de cuarzo, son empleados con el fin terapéutico de armonizar los campos sutiles y la memoria celular, creando vibracionalmente estímulos de autosanación.

Su creación se basó en la tradición del uso del sonido con cuencos de metal en el Tíbet, la India, China, Japón y otros países de Oriente desde hace cientos de años para la meditación y la sanación.

Con esa finalidad comenzaron a utilizarse a finales de los años ochenta, dado su enorme poder terapéutico, basado en la ley de resonancia o “resonancia forzada” es “la capacidad de las vibraciones más potentes de un objeto para cambiar las menos potentes de otro y hacer que ambos sincronicen sus ritmos “.

Los cristales de cuarzo vibran (suenan) de una forma regular (curva sinusoidal), debido a que tienen una estructura molecular en espiral (muy similar a la del ADN).

Esto explica sus propiedades terapéuticas.

Las personas que experimentan los efectos de los Cuencos de Cuarzo describen su experiencia como una gran relajación física y mental.

El Poder del Sonido

¿Cómo se explica el efecto terapéutico de los Cuencos?

El uso de la música y el sonido con una finalidad terapéutica y trascendente es tan antiguo como el hombre.

Se ha utilizado en las culturas chamánicas de todo el mundo, desde Siberia hasta África y América del Sur desde hace miles de años.

Los chamanes utilizaban (y utilizan ) ritmos firmes y repetitivos para entrar en estados alterados de conciencia y así emprender “el vuelo chamánico”, para poder cumplir sus funciones (chamánicas) de sanación.

(Se ha comprobado que estos ritmos “primitivos” de tambores y sonajas, activan áreas del cerebro que normalmente no están activas.)

“Dado que el sonido viaja cinco veces mejor por el agua que por el aire, la estimulación en el cuerpo de la frecuencia sonora es una forma muy eficaz de estimulación corporal total, sobre todo a nivel celular.

El cuerpo está formado en más de un 70% por agua.

El estímulo directo del tejido celular vivo, utilizando la vibración de la frecuencia de sonido, ha mostrado un marcado metabolismo celular, y con ello la posible movilización de una respuesta celular de curación”.

La terapia basada en el sonido de los cuencos actúa en los niveles físico, emocional, mental y espiritual.

Y esto es posible debido a que las sustancias cristalinas están presentes en todo el organismo:

En los huesos, en la sangre, en el cabello, en la piel, en las uñas y hasta en los dientes.

La estructura del cerebro : es crístalo-coloidal líquida.

Los tejidos sanos del cuerpo guardan una mayor organización cristalina en su estructura mientras que en los que muestran signos de deterioro esa organización se rompe.

El sonido del cuenco de cuarzo, actúa como un resonador, que a nivel del Aura es capaz de disolver las cristalizaciones de energía potencialmente dañinas, evitando así que alcancen el cuerpo físico.

A nivel del cuerpo físico actúa en cada célula.

Esto es posible, debido a que en cada una de nuestras células hay cuatro moléculas de sílice (cuarzo), que resuenan con el sonido de los cuencos.

Podemos hacer una comparación del cuerpo como un maravilloso instrumento musical.

Cada órgano y sus funciones, y cada célula fue diseñada con el fin de emitir determinada nota musical, para componer una melodía única, con el fin último de expresar la identidad de cada Ser.

Cuando cada célula está afinada en la nota que le corresponde, hablamos de salud.

Si por el contrario, pierde su afinación, podemos apoyarnos en el efecto terapéutico de los cuencos de cuarzo como resonadores, que le ayudan a cada célula a recobrar su verdadera afinación.

El sonido emitido por estos cuencos, ejerce una profunda sanación, al hacer vibrar (resonar) cada célula, cada órgano tal como lo hace un diapasón, con su nota musical apropiada, devolviéndole al cuerpo su armonía “musical”.

¿Cómo actúa el sonido de los cuencos en el cuerpo humano?

Sistema óseo:

El sonido impacta y estimula al calcio, principal componente de los huesos, favoreciendo la recuperación de fracturas.

Sistema muscular;

El sonido activa ciertos procesos depurativos, que le ayuda a la masa muscular a liberarse de toxinas que se hubiesen depositado.

Sistema circulatorio:

La sangre está formada por partículas piramidales de cristal de cuarzo, que al tomar contacto con el sonido, comienzan a pulsar y a emitir luminosas irradiaciones sanadoras.

De este modo, el torrente sanguíneo mejora su oxigenación y dinamiza su tránsito a través de las venas y arterias.

Sistema nervioso central:

El sonido favorece la reparación de daños existentes en los micro circuitos cerebrales, reconectándolos (al favorecer la creación de más dendritas, que permiten la aparición de nuevas vías de conexión entre neuronas).

Se sincroniza la actividad de ambos hemisferios cerebrales, generando profundos estados de sedación y relajación.

Las diferentes longitudes de onda cerebrales se relacionan con diferentes estados de conciencia.

Hay cuatro categorías básicas de ondas cerebrales expresadas en ciclos por segundo (hercios o Hz), que es la manera como se mide el sonido.

Las ondas beta (de 14 a 20 Hz) son las que se encuentran en nuestro estado de vigilia (despiertos).

Las ondas alfa (de 8 a 13 Hz) son las de los estados de ensoñación y relajación profunda.

Las ondas zeta (de 4 a 7 Hz) son las presentes en estados de meditación profunda y sueño.

Las ondas delta (de 0.5 a 3 Hz) son las del sueño profundo y se han encontrado en estados de meditación y de sanación muy profundos.

Las ondas del sonido producido por los cuencos de cuarzo inducen a un estado de una gran relajación (estado alfa y zeta); llevan a la mente a un estado de calma que tanto necesita el hombre moderno.

Se activan áreas y funciones del cerebro, que están relacionadas con la secreción de: ENDORFINAS.

(Substancias producidas por el cuerpo relacionadas con la salud y felicidad).

El ser humano corriente, emplea un pequeño porcentaje de su capacidad cerebral;

Con los cuencos de cuarzo se estimulan sectores cerebrales que han sido asociados con capacidades espirituales e intelectuales y que habitualmente no están activos.

FRECUENCIA (Sonido) + INTENCIÓN =

SANACIÓN

Hay experiencias en enfermos con Cáncer (en USA) que han sanado con la ayuda de los cuencos de cuarzo.

Resumen de los Beneficios de la Terapia con Cuencos de Cuarzo:

* Liberación del estrés y relajación

* Estímulo de la actividad de las ondas alfa del cerebro o meditación profunda.

*Aumento en la producción de Linfocitos T (sistema inmune).

* Equilibrio y limpieza de los chakras y del aura.

* Equilibrio de los hemisferios cerebrales.

* Regeneración celular (ADN).

*Restablecimiento del equilibrio del sistema endocrino mediante la vibración de la hipófisis o pituitaria.

*Tiene efectos positivos en casos de artrosis, problemas circulatorios, piedras en el riñón, depresiones, autismo, esquizofrenia, anorexia, bulimia fobias, problemas neuronales y otras múltiples dolencias.

* Reactiva las funciones cerebrales y neuronales.

* Sanación de áreas corporales, emociones y pensamientos.

* Estimula la generación endorfina y dopamina.

* Favorece la conexión con planos vibracionales mas elevados y ayuda a elevar tu estado de conciencia.

Cargan y potencian con su vibración esencias florales y aceites esenciales

Cuarzo : es Luz solidificada

Principio: la luz es sonido y el sonido es luz manifestándose en una “forma”

Cada cuenco está afinado con una de las siete notas musicales y con los cinco medios tonos.

En total hay 12 notas que representan a los “Doce Sanadores”, que corresponden a los 12 Signos del Zodíaco, y a todas las glándulas endocrinas.

Sabemos que a cada una de las siete notas musicales le corresponde uno de los siete colores del Arco Iris y estas se relacionan con los siete centros (chakras) principales, los cuales a su vez tienen correspondencia con diferentes áreas del sistema endocrino y del sistema nervioso.

Los Cuencos de Cristal de Cuarzo ofrecen distintas posibilidades de trabajo de acuerdo a los distintos tamaños y notas en los que están afinados.

Los sonidos más graves producen un “enraizamiento” en la persona porque afectan a los centros inferiores de energía.

Son más amplios, contienen más armónicos, son más femeninos.

Los sonidos más agudos resuenan en las zonas superiores del cuerpo (pecho, garganta y cabeza).

Son sonidos más focalizados, más intensos; son más masculinos.

Es posible trabajar con un set de tres o siete cuencos cuyas notas se correspondan con diferentes chakras para un trabajo más específico en los centros de energía.

El sonido de los cuencos conduce a la conciencia a un viaje interior, a un sentimiento de plenitud y vacío.

Lo que los maestros Zen llaman “llenarse de vacío”.

Nos inducen hacia el Silencio Interno;

Nos permiten salir de los estrechos límites del intelecto para adentrarnos en la paz del alma y la experiencia de nuestro espíritu, dándonos la oportunidad de ver el mundo y a nosotros mismos con otra percepción.

Presenciar un concierto o sesión sonora con Cuencos de Cristal de Cuarzo tocados por un experto, es permitirle a tu Conciencia elevarse y expandirse en un tiempo mínimo, lo que a un ritmo cotidiano de elevación llevaría milenios, por eso su aparición en estos momentos es crucial para la humanidad.

Fuente de investigación.

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*