Pilar Sordo nos dice llegó Agosto

Llegó agosto

Curioso.

Agosto es un mes en el que recordamos a los gatos y además celebramos, de alguna manera, tener la capacidad de “pasarlo”.

En una investigación acerca de la felicidad que hice en América Latina me di cuenta de que somos el único país del mundo hispano en que, de una u otra forma, celebramos al finalizar este mes el poder seguir con vida.

Evidentemente que hoy, con los cambios climáticos, todos los meses debieran ser celebrados, ya que la razón para ponernos contentos el 31 de agosto es porque logramos ganarles a todos los cambios de temperatura que antes tenía este mes y que hoy son parte de nuestro lenguaje cotidiano.

Es el mes número 8 del año y es un buen momento para evaluarlo, no solo para fijarnos en los gatos y en sus tantas vidas sino que para revisar las nuestras.

Es un lindo tiempo para prepararnos para el comienzo de la primavera y debido a esto,sobre todo en las ciudades con mar, se inician también, y con cierto fanatismo las dietas, y las matrículas en los gimnasios aumentan considerablemente.

Es un mes para revisar el clóset, para mirar tiendas, disfrutar del cambio de colorido que se viene y para comenzar a gozar del aire libre que de a poco nos invita a dejar los espacios cerrados y a compartir.

Agosto es el comienzo del segundo semestre para muchos alumnos que ven en este nuevo período la posibilidad de mejorar su rendimiento, de aprobar ramos y de poder pasar de curso.

Una maravillosa oportunidad de empezar nuevamente para algunos y para cultivar el esfuerzo y la voluntad para todos.

En realidad, agosto es casi como enero:

Una manera de renacer, de alejarnos paulatinamente del frío y de las ropas gruesas.

Un mes que invita a evaluar los sueños que nos planteamos al inicio de este 2012  y que quizás todavía tenemos tiempo para concretar.

Es un mes para comenzar a moverse, para salir a caminar en los días lindos o despejados.

Un mes para compartir con amigos en espacios abiertos y para estar en ambientes que nos inviten a tomar contacto con la naturaleza.

Es por esto que es mucho más que un tiempo en que celebramos el no habernos enfermado y, aun mejor, no habernos muerto, o nos sorprendemos por los maullidos de los gatos y sus innumerables vidas.

Es un mes de evaluación, de recomenzar con lo pendiente, de ordenar vidas, dieta, relaciones, cosa de que cuando llegue fin de año sintamos que fue trabajado y, sobre todo, gozado con los dolores que vivimos, y que aprendimos a ser mejores personas.

Los invito a disfrutar agosto, mes maravilloso para celebrar la vida.

Pilar Sordo

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*