Mensaje de Sathya Sai Baba

“Nacer como ser humano es un regalo precioso,
Después de haber recibido esta bendición, el hombre debe intentar lo máximo para lograr la Divinidad que reside en él.
Debe tratar de manifestar lo Divino en su vida cotidiana;
Utilizando tres instrumentos:
la mente, la palabra y el trabajo.
Cuando estos tres elementos se utilizan correctamente, contribuyen al desarrollo total del ser humano;
Pero…
Cuando se usan mal, el hombre se arriesga a convertirse en animal”.
Hoy en día, el hombre no se esfuerza por entender la diferencia fundamental entre el dictado de Dios que le ha sido confiado a él en cuanto ser humano, a diferencia de los otros seres vivientes.
No se plantea el interrogante respecto de qué es lo que ha logrado durante su vida y en qué forma le ha sido útil a los demás.
Termina su vida sin haber contestado ninguna de las preguntas básicas.
Las Eras han ido pasando, los mundos han cambiado, los tiempos han cambiado, pero no se han modificado ni las ideas ni el comportamiento de los individuos.
Aunque no fuera sino una idea o un pensamiento los que cambien, podríamos aceptar esta tendencia como una tendencia sagrada.
En la Era en la cual vivimos, existen muchos Maestros espirituales, muchos grupos, muchas organizaciones, muchos ideales y muchas religiones que están predicando la necesidad de un cambio.
Si pese a todo ello, a escucharlo y a leerlo, la conducta y la mente de uno no cambian ni un ápice, ello significa simplemente que el estancamiento es el resultado de nuestro Karma.
Cada día están oyendo toda una serie de buenos discursos.
Los que los dictan, los entregan con un corazón puro y aquellos de ustedes que los reciben, lo hacen con buenos y tiernos corazones.
¿Cuál será el resultado de todo esto?
Al plantear esta pregunta, uno no encuentra una buena respuesta para ella.
Durante el período en que le prestan oídos a estos discursos, ellos se ven muy bien y son atrayentes.
Pero una vez que salen y ya no siguen escuchándolos, dejan de interesarles y no quieren ponerlos en práctica.
Únicamente cuando hemos podido digerir el alimento que hayamos ingerido un día, podremos volver a comer al día siguiente.
Si comieran algo hoy y no lo digirieran, estarían sufriendo indigestión.
Del mismo modo en que digerimos el alimento el mismo día que lo ingerimos, así también deberían absorber y poner en práctica en el mismo día aquellas ideas a las que les hayan prestado oídos.
Sólo por este camino podrán tener la posibilidad de contar con un cuerpo y una mente que sean fuertes y resistentes.
Si realmente desearan que la Rectitud y Dios entren en vuestro corazón, habrán de velar porque no esté ya completo con malas ideas.
En donde se encuentre la Acción Correcta, Dios estará presente.
En tanto que donde no haya Rectitud, estará presente lo opuesto.
No hemos de dejarle espacio libre.
“En un comienzo las hormigas blancas aparecen poco a poco y se desarrollan lentamente.
No obstante, en poco tiempo todo el tronco habrá sido comido por completo.
De manera similar, las malas cualidades aparecen poco a poco, pero al poco tiempo, destruirán por completo al individuo”.
Cuando hayan de morir, cuando vuestra mujer e hijos se lamenten porque están llegando al fin,
¿Será posible que puedan aún pensar en el Señor?
Cuando hayan llegado a la vejez y se hayan retirado del trabajo,
¿Les será posible sentarse a orar y a meditar?
Para iniciarse en la senda espiritual y ser capaz de seguir esta forma de vida, la edad de la juventud es la más apropiada.
Es en este contexto que se ha dicho:
“SALGAN A TIEMPO, CONDUZCAN CON CUIDADO Y LLEGUEN A SALVO”.
Habrán de comenzar desde ahora, para que puedan experimentar la Paz y la Felicidad y llevar adelante vuestra práctica con calma y firmeza.
Si comenzamos con el tiempo suficiente, sin ningún tipo de agitación, podemos timonear la barca de nuestro cuerpo con tranquilidad por el río de nuestra vida.
Así también podemos llegar a salvo a nuestro destino final.
Si, por el contrario, partimos tarde, y tratamos de avanzar rápidamente, habrá peligros en el trayecto.
Espero que timoneen de manera plácida las barcas de sus vidas.
“Ustedes, como cuerpo, mente o alma son un Sueño, lo que son en realidad es Existencia, Conocimiento, Bienaventuranza.
Ustedes son el DIOS de este Universo.
Están creando todo el Universo y atrayéndolo hacia ustedes.
Para ganar la individualidad universal infinita, la miserable y pequeña prisión en la individualidad personal debe terminar.
Devoción no es llorar ni es condición negativa alguna.
Es ver el todo en todo cuanto vemos.
Es el corazón el que llega a la meta.
Síganlo.
Un corazón puro busca más allá del intelecto.
Se inspira.
Todo lo que realizamos tiene un efecto sobre nosotros.
Si hacemos el bien, tendremos felicidad; si el mal, infortunio.
Dentro de ustedes se halla la felicidad real, dentro de ustedes se halla el enorme océano del néctar Divino.
Búsquenlo en ustedes, siéntanlo, está aquí:
El ser no es el cuerpo, la mente, el intelecto, el cerebro, no es el deseo ni el que desea, no es el objeto del deseo.
Por encima de éstos, ustedes son.
Todos éstos son simplemente manifestaciones.
Ustedes aparecen como la flor sonriente, como las estrellas centelleantes.
¿Qué hay en el mundo que pueda hacerles desear algo?”.
Todos son miembros de un solo cuerpo, alimentados por la misma sangre, impulsados por la misma voluntad, la voluntad de Dios; unidos por la misma ley divina.
Esta es la forma cósmica que se debe ver y experimentar:
Dios en todos, Dios en todas partes.
Esta los proveerá de bienaventuranza permanente.
El hombre es un peregrino que ya ha recorrido un largo camino de nacimiento en nacimiento.
El camino que ya ha transitado determina el que le queda por andar todavía.
Si ha perdido su camino y vaga sin rumbo por los desiertos y selvas, le quedará una mayor distancia que recorrer todavía.
Si ha avanzado rectamente, su peregrinar terminará pronto y con éxito.
Cultiven el afecto por sus compañeros de peregrinaje,
Busquen conocer el camino correcto,
Aprendan a guiar y sean firmes en su empeño de llegar a la meta, seguros y rápidamente.
http://youtu.be/Z_N1PM0MXi4
Con Bendiciones y Amor
Sri Sathya Sai Baba –
Acerca de Onelia Baravalle 3148 Articles
Investigadora y comunicadora. Editora de contenidos en Yo Espiritual.
Contacto: Sitio web

Comentarios

Comentarios

comentarios