Cría Cuervos y te sacaran los Ojos – Ingratitud de las Personas a las que Hemos Ayudado

Significado: Cría Cuervos y te sacaran los Ojos –

Ingratitud de las Personas a las que Hemos Ayudado.

La costumbre de este ave carnívora de comer los cadáveres empezando por los ojos sirve para simbolizar la ingratitud, al desagradecido que paga con el mal el bien que le han hecho.

Por el elevado número de ingratos, este refrán recomienda ser prudentes al hacer favores.

Cría cuervos, y te sacaran los ojos.

Se dice de la ingratitud de las personas a las que amablemente hemos ayudado, y que terminan por usar los hechos con los que los hemos beneficiado como armas para pagar el bien con mal.

Qué es Cría cuervos y te sacarán los ojos:

“Cría cuervos y te sacarán los ojos”

Es un refrán español que se refiere a la ingratitud de las personas.

El refrán “cría cuervos y te sacarán los ojos” hace alusión a la característica carroñera del cuervo, o sea, que se alimenta de animales muertos.

El cuervo es personificado para referirse a personas que no retribuyen los favores, además de hacer mal a quienes los ayudaron.

La gratitud es un valor y una virtud que se demuestra con amor, respeto y cariño hacia aquellos que lo favorecieron y ayudaron.

“Cría cuervos y te sacarán los ojos”

También es un consejo para practicar el bien enfocándose también en la naturaleza de las personas para no sufrir con sus ingratitudes.

Existen también varias fábulas que enseñan a actuar teniendo en cuenta la naturaleza de la otra persona para no sufrir injusticias como, por ejemplo:

La fábula del zorro y el pájaro donde el pájaro inocentemente ayuda al zorro sin darse cuenta que era una trampa para que el zorro pudiese comerse al pájaro.

Se conoce como gratitud a un sentimiento de reconocimiento o agradecimiento que una persona tiene hacia quien le ha hecho un favor.

La palabra gratitud es de origen latín “gratitudo” que significa “gratitud” y el sufijo “-tudo” que expresa “de cualidad”.

La gratitud como valor es una virtud que presenta ciertos individuos con el objetivo de agradecer a la persona que lo favoreció con su ayuda….eso es Edución.

La gratitud viene acompañada de otros sentimientos como el amor, fidelidad, amistad, y la persona muestra afecto a través de acciones o palabra concretas.

La gratitud es sumamente importante entre las relaciones humanas, en la que ambas partes se turnan en dar y recibir con el objetivo de alcanzar una sociedad cooperativa y solidaria entre los individuos que la forman.

Una persona puede sentir agradecimiento por la ayuda económica, por el trabajo ofrecido, la prestación de un objeto que necesita, la asistencia en una enfermedad o momento de convalecencia, entre otros.

En este sentido, también se puede sentir gratitud por quien ofrece su amistad o amor.

Como tal, la gratitud ocurre cuando alguien realiza algo por el bienestar de otro individuo, sin esperar nada a cambio, y con esta acción siente la misma felicidad que la persona que fue beneficiada de esa acción.

El término gratitud está íntimamente ligado con la religión, especialmente la católica, judía e islámica.

En el Islán, el creyente debe de agradecer a Dios todas las circunstancias que vive diariamente lo cuales serán recompensados con grandes placeres.

Asimismo, el Islán anima a los fieles orar 5 veces por día con el objetivo de dar gracias.

Por su parte, en el judaísmo es de suma importancia la gratitud a diaria por parte de los fieles.

Los sinónimos de gratitud son:

Agradecimiento, reconocimiento, correspondencia, ofrenda, satisfacción, entre otros.

Por otro lado, lo contrario de gratitud es ingratitud, desagradecimiento, etcétera.

El término gratitud está fuertemente vinculado con el catolicismo.

Los fieles realizan peticiones de ayuda o protección a Dios, y cuando algo que fue pedido acontece, ocurre un sentimiento de gratitud, procurando una manera de agradecer por haber alcanzado una gracia.

La gratitud de los creyentes se expresa a través del cumplimiento de promesas, peregrinaciones y rezos.

En la biblia, existen múltiples versículos en el cual hace referencia a la gratitud hacia Dios:

“Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia”. (Hebreos 12:28)

“¡Pero gracias a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo!”. (Corintios 15:57)

“Estén siempre alegres, oren sin cesar, den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús”. (Tesalonicenses 5:16-18).

Qué es Lealtad:

Se conoce como lealtad al carácter de una persona, cosa o animal leal.

El término de lealtad expresa un sentimiento de respeto y fidelidad hacia una persona, compromiso, comunidad, organizaciones, principios morales, entre otros.

El término lealtad proviene del latín “legalis” que significa “respeto a la ley”.

El término leal es un adjetivo usado para identificar a un individuo fiel en base a sus acciones o comportamiento.

Es por ello, que una persona leal es aquella que se caracteriza por ser dedicada, y cumplidora e inclusive cuando las circunstancias son adversas, así como defender en lo que cree, por ejemplo: un proyecto.

Lealtad es sinónimo de nobleza, rectitud, honradez, honestidad, entre otros valores morales y éticos que permiten desarrollar fuerte relaciones sociales y/o de amistad en donde se creen un vínculo de confianza muy sólido, y automáticamente se genera respeto en los individuos.

Valores humanos lamentablemente se han perdido !!!

No obstante, lo opuesto de lealtad es traición, es la falta que comete una persona en virtud del incumplimiento de su palabra o infidelidad.

La falta de lealtad describe a una persona que engaña a sus compañeros, familiares, y expone su propia honorabilidad.

La lealtad es una característica que no solo esta presente entre los individuos, sino también entre animales, especialmente los perros, gatos y caballos.

Todo ello, en gratitud hacia el afecto y protección que los seres humanos le brindan.

El término de lealtad puede situarse en diferentes contextos como trabajo, relaciones de amistad, amorosa, entre otras, pero la lealtad no debe ser confundida con patriotismo ya que no todas las personas leales son patrióticas, debido a que patriotismo es amor a la patria mientras que la lealtad a la patria es un sentimiento que muchos países deben de despertar a los ciudadanos.

Lealtad como valor es una virtud que se desenvuelve en nuestra conciencia, en el compromiso de defender y de ser fieles a lo que creemos y en quien creemos.

La lealtad es una virtud que consiste en la obediencia de las normas de fidelidad, honor, gratitud y respeto por alguna cosa o por alguien bien sea hacia una persona, animal, gobierno, comunidad, entre otros.

En referencia a este punto, algunos filósofos sostienen que un individuo puede ser leal a un conjunto de cosas, en cambio, otros sostienen que únicamente se es leal a otra persona ya que este término atañe exclusivamente a relaciones interpersonales.

No obstante, en una amistad no es suficiente únicamente el valor de lealtad sino también debe de estar presente la sinceridad, el respeto, la honradez, el amor, entre otros valores.

Frases de la lealtad

“El amor y la lealtad son más profundos que la sangre.” Richelle Mead

“Donde hay lealtad, las armas no sirven.” Paulo Coelho

“No te ganas la lealtad en un día. Te la ganas día a día.” Jeffrey Gitomer.

“La lealtad es un rasgo característico. Los que la tienen, la dan de forma gratuita.” Ellen J. Barrier.

Lealtad y fidelidad:

En primer lugar, la lealtad y fidelidad son dos valores necesarios para las sólidas relaciones.

Sin embargo, ambos términos no son vistos como sinónimos, ya que algunos autores indican que fidelidad hace parte de la lealtad.

La lealtad es un valor que consiste en el respeto, obediencia, cuidado y defensa de lo que se cree y en quienes se cree, puede ser a una causa, proyecto, o persona.

Por su parte, la fidelidad es el poder o virtud de dar cumplimiento a las promesas, a pesar del cambio de ideas, convicciones o contextos.

Como tal, la fidelidad es la capacidad de no engañar, y no traicionar a las demás personas de su entorno, por lo que no incumple su palabra dada.

En el mundo del marketing, la lealtad de marca señala las continuas compras de un producto o servicio como resultado del valor, vínculo emocional y confianza entre empresa – cliente.

Para ello, es esencial que los productos tengan una influencia en la vida de los clientes, para que sean ellos propios los embajadores de la marca.

No obstante, para llegar a la lealtad es necesario emplear un conjunto de estrategias, especialmente de comunicación por parte del vendedor o empresa, siendo dispensable el empleo de la publicidad para mostrar el producto y/o servicio lo cual a través de las redes sociales es muy fácil, seguro y rápido.

Asimismo, crear una interacción entre cliente y empresa para lograr una comunicación y conocimiento de las fortalezas y debilidades del producto, lo que permite su mejoraría para lograr la plena satisfacción del cliente.

Qué son los Valores morales:

Como valores morales se conoce el conjunto de normas y costumbres que son transmitidas por la sociedad al individuo y que representan la forma buena o correcta de actuar.

En este sentido, los valores morales nos permiten diferenciar entre lo bueno y lo malo, lo correcto y lo incorrecto, lo justo y lo injusto.

Como tal, los valores morales son introducidos desde la temprana infancia por los padres o las figuras de autoridad, para luego, en la etapa escolar, ser reforzados por los maestros o profesores.

Muchos de ellos también vienen determinados por la religión que practicamos y otros tantos están tan arraigados en nuestras sociedades que su violación puede conducir, incluso, a sanciones legales.

Valores morales son, por ejemplo:

La honestidad, el respeto, la gratitud, la lealtad, la tolerancia, la solidaridad y la generosidad, entre otros.

Existen, asimismo, ciertas escalas jerárquicas entre los valores morales que, en medio de un conflicto, nos obligan a priorizar unos sobre otros.

Por ejemplo, la lealtad es fundamental en una amistad, pero si un amigo ha cometido un delito y la policía nos interroga, lo correcto sería que privilegiáramos el valor de la honestidad por encima de nuestra lealtad.

Del mismo modo, en determinadas situaciones podemos alternar entre uno y otro valor.

Por ejemplo, si estamos muy felices festejando una fecha importante, con música a todo volumen, nuestros vecinos, durante un periodo de tiempo, comprenderán que deben poner en práctica la tolerancia, pero si nos excedemos en la duración de la celebración, y a la una de la madrugada aún mantenemos el volumen al máximo, entonces nuestros vecinos tendrán todo el derecho de exigirnos el respeto a su sueño.

Los valores morales son fundamentales para lograr un clima de armonía y de convivencia en las sociedades, en este sentido, pueden ser regulados por la sociedad misma, a través de sanciones sociales, de orden privado, o mediante penas o castigos contemplados en el código jurídico del país.

Valores morales y valores éticos, aunque suele hablarse indistintamente de valores morales y valores éticos, existe una diferenciación entre los unos y los otros.

Los valores éticos están constituidos por una serie de normas o pautas que regulan la conducta de los individuos, como la verdad, la justicia, la libertad y la responsabilidad.

Mientras que los valores morales se refieren al conjunto de prácticas o costumbres comunes a una sociedad, encaminadas a establecer una diferenciación entre la manera correcta o positiva de actuar, y la incorrecta o negativa.

Anónimo.

Moraleja : A la oscuridad( cuervos ) les encandila y molesta la Luz.

kinopoisk.ru

 

No votes yet.
Please wait...
Acerca de Onelia Baravalle 3200 Articles
Investigadora y comunicadora. Editora de contenidos en Yo Espiritual.
Contacto: Sitio web

Comentarios

Comentarios

comentarios