La alimentación del Deportista y del Trabajador

La alimentación del deportista y del trabajador

Los hldratos de carbono (almidón) que la papa proporciona, son de beneficio para el deportista, que siempre necesita un suplemento de glúcidos en su dieta.

Con muchos hidratos de carbono se mantiene el equilibrio nitrogenado, es decIr; no se consumen las propias proteínas del cuerpo; los músculos conservan así su integridad ..

Según la opinión de los expertos, la dieta del deportista de¬be cubrir con hidratos de carbono la mayor parte de las calorías totales.

La papa proporciona al deportista y al trabajador, los hidratos de carbono tan necesarios para el trabajo muscular intenso que deben realizar.

 La dieta de las criaturas

La papa también constituye un excelente alimento para las criaturas.

A partir del 69 mes, el niño puede empezar a comer papas, pues ya dispone de cantidades abundantes de

ptialina {fermento para desdoblar el almidón) y de los otros fermentos amilolíticos del jugo pancreático e intestinal.

Actualmente los pediatras aconsejan dar de comer algo de papas a los niños a partir de los 4 meses, criterio que compartimos especialmente cuando no son alimentados con leche materna, por ser la papa superior a las harinas de cereales desde el punto de vista dietético. Ver nuestra obra “La salud de la madre y del niño.

 Cómo cocinar y comer las papas

Se recomienda desechar las partes verdes y los brotes de las papas, pues contienen una sustancia tóxica llamada solanina.

Es aconsejable comer las papas siempre peladas, pues la cáscara contiene unas sustancias llamadas clicoalcaloides, que pueden producir efectos tóxicos.

Si las papas se hierven con cáscara, tirar e! agua de cocción.

Las papas pueden cocinarse al vapor, en la sopa, al horno, etc.

No aconsejamos freír las papas, pues se impregnan de aceite (grasa líquida) y esto dificulta la digestión y hace aumentar las cifras de colesterol y de triglicéridos.

Luego de cuatro horas de cocidas, por la acción de ciertas enzimas, el almidón de la papa entra en fermentación, por ello no conviene guardar papas cocidas para la próxima comida.

Las papas son nuestro alimento más económico y nutritivo.

La papa no engorda si se consume moderadamente.

En igual peso produce menos calorías que la carne, el arroz, los fideos, etc.

Para compensar su falta de celulosa conviene acompañar las papas con ensalada cruda o con verduras cocidas (acelga, espinaca, chauchas, etc.).

Masticar bien la papa, pues la digestión del almidón que contiene, comienza en la boca.

Composición química de la papa

Albúmina (proteínas): 2%

Hidratos de carbono: 20,2 %

Grasas: 0,5 %

Sales minerales: 1. %

La papa es rica en vitaminas A, B1, B2, E y H (Biotina). Contiene los siguientes minerales: hierro, calcio, sodio y  potasio.

Calorías cada 100 gramos:

Papa hervida: 78 calorías.

Residuo: Alcalino.

Víctor A.Bianco – Dr. en Naturopatía –

Tel.  (0341) 4635527    [email protected]

 

Acerca de Onelia Baravalle 3164 Articles
Investigadora y comunicadora. Editora de contenidos en Yo Espiritual.
Contacto: Sitio web

Comentarios

Comentarios

comentarios