Las claves para entender la evolución demográfica de Nuestro Planeta – Horacio Roberto

Las claves para entender la evolución demográfica de Nuestro Planeta.

Aquí se encuentra el fundamento científico que pronto va a pasar “algo muy gordo” a la humanidad.

Desde el conocimiento se nos dice que este planeta es una escuela para el alma, principalmente para la transformación de la misma.

Podemos deducir que toda alma querría encarnar justo en un momento mas álgido para que de esa manera pueda aprender y transformarse rápidamente.

A mayores desafíos más posibilidades hay que evolucione.

En un planeta escuela como el nuestro llamado De Expiación y Prueba,

Estos indicativos estarían mostrándonos que algo muy grande se avecina donde nos pondrá a prueba a cada alma.

Para nada se espera un castigo sino inmensas oportunidades de cambios a través de lo que deberemos vivir.

Es muy buen negocio hoy aprender, valorar, disfrutar, saber comprender, entender, avanzar, confiar en uno mismo y en el proceso donde nos encontramos.

Y también prepararnos para lo peor, esperando lo mejor.

De esa manera nada nos tomará desprevenido llegado el tiempo de los eventos.

Son momentos de reflexión, de elección de vida y de recordar todo lo aprendido hasta el momento, podría ser de suma utilidad en el futuro inmediato (5 a 10 años? me parece mucho tiempo, posiblemente en menos)….quizás.

Cada uno debe reflexionar y sacar sus propias conclusiones:

¿Vale la pena hacerse tantos problemas?

Prestar atención a cosas realmente que no tienen ninguna importancia para el alma?

En fin….

Solo el tiempo una ves mas sera el silencioso espectador de los acontecimientos, solo nos resta avanzar y disfrutar .

La población mundial:

¿Crecimiento apocalíptico o signos de esperanza?

Las claves para entender la evolución demográfica de nuestro planeta.

La población mundial no para de crecer, y desde mediados del siglo pasado casi se ha triplicado, tal como muestra el siguiente gráfico basado en las estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Es muy extendido el temor a una futura sobrepoblación insostenible de nuestro plantea, que parece la conclusión obvia a la que se llega extrapolando la actual tendencia.

Pero las extrapolaciones simplistas son una causa frecuente de fallos de predicción.

En este artículo intentaremos aclarar los mecanismos demográficos subyacentes que desmienten las visiones más catastrofistas.

Poblacion Mundo

Empezando por lo más obvio, la variación de una población durante un determinado periodo se obtiene sumando los nacimientos y restando los fallecimientos a lo largo del periodo.

Ambos se suelen expresar como tasas brutas en tanto por mil con un año como periodo de referencia.

La diferencia entre las tasas brutas de natalidad y de mortalidadnos da la tasa de crecimiento vegetativa o natural de la población.

Es positiva si la tasa bruta de natalidad supera la de mortalidad, que es lo que está sucediendo a nivel mundial, con unos 20 nacimientos y 8 defunciones anuales por cada 1.000 personas según los datos de la ONUpara el lustro del 2010 al 2015, lo que significa que cada año la población crece en unos 12 personas por cada 1000, o que es lo mismo, una tasa de crecimiento vegetativo anual del 1,2%.

Pero no es así en todos los países, ya que en la mayor parte del mundo industrializado se ha producido una drástica bajada de la natalidad, hasta situarla en muchas ocasiones por debajo de la mortalidad, lo que supone un crecimiento negativo, es decir, un decrecimiento vegetativo.

Hay que añadir que cuando ya no hablamos de la población mundial sino de la de un país (o una región), para su evolución tenemos que tener en cuenta también el saldo migratorio, sumando las inmigraciones al país durante el periodo de referencia y restando las emigraciones del mismo.

En los países más desarrollados el saldo migratorio suele ser positivo (más inmigración que emigración), lo que compensa (al menos en parte) el decrecimiento vegetativo de estos países.

Obviamente a nivel mundial los saldos migratorios se neutralizan, ya que cada inmigrante que se suma a la población de su país de acogida se resta como emigrante de la de su país de origen.

Por tanto, al menos mientras no colonicemos otros planetas, la evolución de la población mundial viene dado exclusivamente por el crecimiento vegetativo, es decir, la balanza entre las tasas brutas de natalidad y de mortalidad.

Pero si bien estas tasas determinan la evolución de la población mundial en cada momento, poco nos dicen sobre su evolución a largo plazo, ya que ambas tasas dependen mucho de cómo la población se distribuye sobre las diferentes franjas de edad, lo cual puede cambiar mucho al cabo de pocas décadas.

Esta distribución se denomina estructura por edad de la población.

Horacio Roberto <[email protected]>

Acerca de Onelia Baravalle 3164 Articles
Investigadora y comunicadora. Editora de contenidos en Yo Espiritual.
Contacto: Sitio web

Comentarios

Comentarios

comentarios