Hagan el bien – Sean ricos en Buenas Obras – Dr. Daniel L. Bustamante

“A los ricos de este siglo, manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas,

Sino en el Dios vivo que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.

Que hagan bien,

Que sean ricos en buenas obras, dadivosos, generosos,

Atesorando para sí el buen fundamento para lo porvenir,

Que echen mano de la vida eterna”.

I Timoteo 6:17-19

Efeso fue una ciudad rica, y la iglesia en Efeso, probablemente tenía gente rica como miembros.

Pablo aconseja a Timoteo como enfrentar los posibles problemas que vendrían, enseñándoles que tener grandes riquezas genera muchas responsabilidades.

Los que tienen dinero deben ser generosos,

Pero no deben ser arrogantes, porque tienen mucho para dar.

Deben ser cuidadosos de no poner su esperanza en las riquezas,

Olvidándose que deben poner su esperanza en un Dios que está vivo, para su seguridad.

Aún sin tener riquezas materiales, podamos ser ricos en buenas obras.

No importa lo pobre que seamos, siempre tenemos algo para compartir con el que no tiene.

He visto a muchos que son ricos en los bienes de este mundo,

Que se muestran delante de los otros como poderosos.

Pero, basta que usted se acerque para pedir ayuda para algún proyecto, o para el sostenimiento de algún siervo de Dios, para que comiencen a sacar la lista de quienes ayudan,

O comienzan a decir que las cosas no van tan bien, como excusa para no dar.

Lo que no se dan cuenta es que lo que tienen, Dios se lo ha dado para que lo disfruten y sean generosos.

¡Qué gozo es cuando podemos ayudar a otros!

Parece que mi abuela era alguien, que sin tener mucho, era alguien siempre dispuesta a ayudar a los demás.

Lo mismo veo en mi propia madre.

Pero por cualquier parte del País, donde voy a predicar, me encuentro con gente que me habla de esa humilde italiana, que les ayudó en su oportunidad.

¡Cuánta gente necesitada hay a nuestro alrededor!

No solo necesitados de buenos consejos, sino también de un plato de comida, ropas, zapatos, remedios, cuidados, tiempo o amor.

Las riquezas son una especie de seguridad para el que las posee.

Es como que confiásemos en lo que tenemos.( No lo que en realidad SOMOS.)

La fe es algo diferente,

Es esperanza segura, buen fundamento, espera en Dios, siembra para la eternidad.

Es aferrarse a la vida eterna con los tesoros de allá, que no perecen, que no se corroen, que no pueden ser robados.

¡Señor ayúdame a confiar en ti y saber cuales son las riquezas mejores!

Dr. Daniel L. Bustamante

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*