Hablar mirándonos de frente- Pilar Sordo

Parece cada vez más frecuente que digamos que hablamos con alguien cuando sólo le hemos mandado un mail.

El otro día con mi hija descubrí que ella no necesitaba hablar con una amiga que por chat le decía que estaba triste y que el emoticón amarillo le explicaba el grado de su tristeza.

¡El texto del chat era suficiente!

Algo nos pasa con la comunicación, quizás por eso nuestros hijos no tienen matices en la comunicación y les cuesta tanto conversar y mirarse a sí mismo.

A mí me impresiona el poder notarial que ha adquirido el mail, donde lo que se dice a través de ese medio parece ser verdad absoluta con serias consecuencias sociales si no es contestado o mirado.

Es como pensar que por tener 40 contactos en MSN es tener cuarenta amigos.

Es como para preguntarse que testimonio estamos dando los adultos de este concepto.

Nada va a reemplazar en contacto real, el mirarse a los ojos, el escuchar el tono de voz y el tener presente que el otro es mucho más que lo que pueden expresar unas líneas es clave para no cambiar todos los códigos de nuestra comunicación.

Que si alguien escribe un mail con letras mayúsculas es porque está enojado, que los emoticones reflejan las emociones reales del otro, etc.

Todas cosas válidas pero insuficientes en el contacto interpersonal.

Es como hacer una reunión de trabajo sólo por power point y dejar de conversar y confiar en nuestras capacidades.

En realidad pasa por entender que debemos confiar que lo esencial esta dentro de nosotros y no afuera.

La tecnología llegó para quedarse y me parece bien, el tema es que esto no puede reemplazar la conversación clásica, la sobremesa, el escucharnos y el mirarnos de frente.

Intentémoslo es mucho mas hermoso.

PilarSordo.cl

No votes yet.
Please wait...

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*