El hombre terrenal hacia lo Celestial – Padre Ignacio Peries

EL   HOMBRE  TERRENAL  HACIA  LO  CELESTIAL…

El tránsito desde lo terrenal hacia lo Celestial…

Da su primer paso cuando tratamos de equilibrar con la gracia de DIOS…y nuestra buena voluntad.

La ambición desmedida impide aspirar a los bienes eternos .

La pasión desordenada por conseguir poderes…

Dignidades, honores o fama, nos hace vivir el presente y el futuro, sin nada concreto.

Los resultados serán negativos, porque el hombre, nunca llega a sentir una satisfación perfecta,respecto a su ser..

No halla su vida realizada,siente un vacío interior …

La ansiedad por lo material inquieta el corazón …

Cuando logra un objetivo siempre encuentra otra necesidad sin satisfacer

Solo logra sentirse pleno en sus instintos y placeres momentaneos…

Luego continúa el vacío, la desazón, cuando ellos terminan.

Es difícil tomar conciencia de este estado …

La angustia y la depresión se encuentran a un paso, nos damos cuenta que ya nada de lo terrenal nos ayuda, basta o sirve.

De ahí sus malos hábitos y su conducta …

No comprenden que :

LO  QUE  ES  IMPOSIBLE  PARA  EL  HOMBRE

LO ES TOTALMENTE POSIBLE PARA DIOS.

El Amor y el perdón son los pilares fundamentales para la reconstrucción del ser.

Sin rencores, sin deseos de venganza, remordimientos, ambiciones desmedidas.

Se inicia así la ruta hacia lo Celestial a través de sacrificios y donaciones de las propias:

“Emociones y tentaciones”...

Y a medida que avanzamos en la vida terrenal, podemos encontrar el equilibrio.

Tiempo, perseverancia y hasta sufrimientos, son los costos del proceso de conversión que va elevando al ser, hacia lo Celestial.

Los que se guian por la carne…

Piensan y desean lo que es de la carne.

Los que son conducidos por el Espíritu van a lo Espiritual:

(romanos cap.8,5-8.)

La carne tiende a la muerte, mientras que el Espíritu propone vida y paz.

No hay duda, de que el deseo profundo de la carne, de rebeldía contra Dios, no se conforma, es por eso que los que están bajo el dominio de la carne, no pueden agradar a Dios.

Muchos, la mayoría de las veces nos dejamos conducir por emociones y sentimientos   equivocados, impulsos,vanidad, soberbia, falsedad,

Sin tener en cuenta los valores que perdemos a medida que avancemos los deseos del Espíritu animarán nuestra vida.

Sentiremos como un llamado interior que nos brindará seguridad,

Alegría y mucha paz, siendo plenamente libres, rompiendo las cadenas que nos paralizan y frenan, entre ellas, la inclinación por los errores que nos destruyen.

DIOS nos guía…

Nos marca el rumbo a nuestros pasos, nos enseña el camino, el más seguro.

De lo contrario,nuestro ser queda en estado de hipocresía,

Cuando nos comportamos y actuamos para complacer la parte humana sin tener en cuenta lo esencial .

Sabemos que todos estamos en marcha hacia una transformación.

La del hombre eterno, si aceptamos ser guiados por DIOS…

POR EL HERMOSO CAMINO DEL AMOR.

Parte de un discurso dicho por el Padre Ignacio Peries.

De corazón a corazones

one*

Acerca de Onelia Baravalle 3155 Articles
Investigadora y comunicadora. Editora de contenidos en Yo Espiritual.
Contacto: Sitio web

Comentarios

Comentarios

comentarios