Declarando Sentencia Profética – Bernardo Stamateas – 3/3

Bernardo – Declarando Sentencia Profética 3/3

Porque vos te pones el casco de la salvación que es Cristo, la coraza de la justicia que es Cristo, los zapatos de la paz que es Cristo, el escudo de la fe que es Cristo y la espada de la palabra que es Cristo. Y cuando el diablo te mira ve a Jesús pero cada tanto te tenés que sacar el casco y decirle: hola diablo soy yo, te engañé ¡estoy vestido de Jesús! Y el diablo no puede entender eso, no entiende fe, no entiende que vos estés mal y declares lo que no es como si fuese, no lo puede entender, la gente que no conoce al Espíritu Santo tampoco lo pueden entender.

Jeese Duplantis cuenta que no tenia para la nafta, se le para el coche no tenia plata y no podía mover el coche y le dijo: Espíritu Santo, dame una palabra y el Espíritu Santo le dijo mira al cielo y cuando miró vio pasar un avión y Dios le dijo: te daré un avión y este pastor le dijo: por qué no me das mejor la nafta no quiero un avión quiero diez dólares para la nafta y Dios le dijo: cree eso, creo por el avión y el diablo se confundió dijo cómo puede ser que éste hombre tendría que estar insultando amargado loco y está creyendo por un avión… Porque Dios trabaja por confusión, tu fe va a confundir al enemigo él pensaba hoy verte mal pero hoy nos va a ver en victoria celebrando el nombre de nuestro Dios.

Declara: soy un dañador de ambientes satánicos.

¿Sabías que a Jesús no lo invitaban a los velatorios? porque los arruinaba porque él pasaba y decía levántate. Vas a arruinar los ambientes diabólicos, había critica muerte y vos vas a decir llegué para escupirle las aguas al diablo. Somos gente de fe, llamamos lo que no es como si fuese.

La gente de fe tiene presencia y principios.

Presencia, qué es, la presencia de Dios es cuando dejamos que nos llene es una experiencia, lléname Señor y trae paz no tranquilidad porque hay gente tranquila que no tiene paz. Por eso adoramos, para que baje la presencia, hay gente que no le gusta la presencia, dicen: a mi me gusta el mensaje yo eso de la presencia no me sale… Más te vale que te salga porque si tenés a Cristo vas a estar con la presencia del Señor toda la eternidad así que mejor que practiques ahora. ¿Y cómo hago? Con ganas, decile: gracias, te amo Señor, lléname. Gracias por tu presencia, gloria… tenés que soltarte.

Cuando viene la presencia todo lo que hacemos queda ungido.

Ojala que en este Ministerio nadie nunca más diga: yo tocaba mi guitarra para el mundo y ahora toco para Dios… Mejor toca en el mundo para Dios. No tenés que dejar tu trabajo, vos tenés que hacer tu trabajo con la presencia. ¿Qué sos? Contador, vendedora, dentista… hacé que salga la presencia en lo que haces. Yo sirvo a Dios con la presencia, no hay nada más lindo que la presencia de Dios. Amén.

Principio.

Yo conocí a muchos adoradores que adoran pero la cabeza vacía más inmaduro, porque no tienen principios, presencia me da paz, principio prosperidad. Yo te estoy ahora soltando principios, presencia las dos cosas, porque de qué te sirve estar lleno de la presencia y no avanzar y de qué te sirve saber y no tener paz, las dos.

Presencia y principios.

¿Cuántos amamos los principios de Dios? y ¿por qué no viniste el domingo pasado?, le hablo a los que no vinieron. Las promesas son el cuadro completo, meditar las promesas te dan los detalles de tu plan, medita. Meditar quiere decir rumiar, una vaca que no rumea, muere, la vaca mastica y traga, mastica y traga, de ahí viene meditar, masticar.

En el mensaje yo suelto muchas revelaciones o palabras que te dan el cuadro completo pero los detalles te lo va a dar Dios a vos en forma directa. Meditá oyendo la palabra, teniendo mentores, porque cuanto más alto estás en autoridad espiritual más mentoreo necesitas. Hay personas cuando llegan a ser líderes piensan: “ahora que a nadie se le ocurra decirme lo que tengo que hacer”. Por ejemplo el otro día el pastor Darío vino a mi oficina y me preguntó cómo vemos adoración, cómo tenemos que mejorar, etc., eso es buscar ser mentoreados, eso es amar los principios….

Meditar la palabra todos los días, leer la Biblia; tu Biblia tiene que estar marcada, gastada subrayada y rota; y si no la entendés, márcala igual pero ama los principios de Dios. Yo me compré los libros de Jeese Duplantis porque yo quiero aprender de ese hombre yo no soy tonto, parece y eso lo confunde al diablo…

Tenemos que amar los principios amar la presencia. Y ahí estaba David, había perdido todo, lo estaban por mata habían saqueado toda la ciudad habían prendido fuego, habían robado las mujeres los niños todo y David buscó la presencia.

Dice que se fortaleció en el Señor, quiere decir: Papá lléname de vos, dame la presencia, fluí, en cada órgano Señor: mi corazón, mis intestinos, mi hígado sea lleno de tu Espíritu Santo, mis varices, mis uñas… que cada centímetro de mi ser sea lleno de tu Espíritu, no quiero nada de nadie; quiero que seas tú, fuera de ti nada deseo, sólo a ti Señor, y se fortaleció y se llenó de la presencia.

Y cuando vino la presencia le dijo: Señor, qué hago y Dios le dijo ahora te doy el principio: anda detrás de lo tuyo persíguelos porque no te faltará cosa chica ni cosa grande, volverá a estar en tus manos. Y David salió y recuperó todo porque nadie puede retener a una persona de fe ni cosa chica ni cosa grande será levantada de tu mano, somos gente de fe.

Hoy vamos a marear al diablo le vamos a dar la mejor alabanza al padre vamos a expresar gratitud, amor y en los próximos minutos antes de hacer la sentencia profética vamos a declarar que él nos llene, que él nos unja. Levanta tus manos aunque te cueste decile: Señor yo no sé cómo hacer esto pero yo quiero tu presencia báñame de tu presencia bautízame de tu espíritu, y úngeme ahora con tu presencia hermosa, llénanos Dios.

Si hay gente que te ha hecho maldad, injusticia no estoy hablando de conflicto de pelea de diferencia o de rose, estoy hablando de maldad. En un noticiero mostraron a una mujer en la guerra que entraron a violarla y le cortaron los brazos y la mujer decía en la televisión yo entiendo que me violaron pero porqué me cortaron los brazos, eso es maldad, eso es maldad.

Hay gente que planea hacer maldad dice Salomón se levantan y están pensando a quién pueden destruir, a qué jubilado pueden estafar a quién pueden robar, a quién pueden lastimar a quién pueden calumniar a quién pueden regalarle paco droga para dañarle la vida y sentencia profética es cancelar sobre nosotros los hechos de maldad para que ellos empiecen a cosechar su cosecha.

Y hoy como pueblo elegido de Dios y socios de tu reino nos ponemos de acuerdo para ejercer autoridad espiritual sobre todo plan del enemigo en nuestra contra. Declaramos que toda obra de maldad en contra nuestra es ahora cancelada y seca. Cancelamos las palabras injustas dichas para nuestro mal, cancelamos las obras perversas, cancelamos el odio satánico, cancelamos las armas forjadas contra nosotros, cancelamos la lengua mentirosa.

Mando confusión a todo equipo unido para hacer daño, cancelamos sus frutos y sus efectos de injusticia, devolvemos a la fuente de donde salió su propia cosecha de maldad. Y decretamos que todo mal en nuestra contra se cambia para bien al ciento por uno. Bendecimos a nuestros enemigos, los bendecimos, los perdonamos, los soltamos de nuestra vida y los ponemos en tus manos de justicia y venganza divina.

Llamo a lo perdido, a lo chico y a lo grande, te ordeno que vengas a nuestra mano.
Hablamos tu justicia tu bendición y tu abundancia sobre nosotros y sobre nuestra casa por doscientos cuarenta años de bendición. Y declaramos que todo lo malo se cambia en bendición, y todo daño se cambia en justicia divina. Lo sentencio, lo declaro como pueblo de Dios, amén, amén y amén.

Por Bernardo Stamateas

Acerca de Onelia Baravalle 3146 Articles
Investigadora y comunicadora. Editora de contenidos en Yo Espiritual.
Contacto: Sitio web

Comentarios

Comentarios

comentarios