Cuando tu pareja no te demuestra Amor – Primera Parte – Alejandra Stamateas

Mi pareja no me demuestra amor

HECHOS 16: 22-26

Entonces la multitud se amotinó contra Pablo y Silas, y los magistrados mandaron que les arrancaran la ropa y los azotaran. Después de darles muchos golpes, los echaron en la cárcel y ordenaron al carcelero que los custodiara con la mayor seguridad. Al recibir tal orden, éste los metió en el calabozo interior y les sujetó los pies en el cepo. A eso de la medianoche, Pablo y Silas se pusieron a orar y a cantar himnos a Dios; y los otros presos los escuchaban. De repente se produjo un terremoto tan fuerte que la cárcel se estremeció hasta sus cimientos. Al instante se abrieron todas las puertas y a los presos se les soltaron las cadenas.

Nosotras, las mujeres queremos ser la máxima prioridad en la vida de nuestra pareja.

No queremos que nuestra pareja nos vea como una obligación, una mujer a la que hay que llamar por teléfono, a la que hay que decirle cosas lindas, a la que hay que atender, entre comillas, sino queremos realmente ser la máxima prioridad en la vida de nuestra pareja y no queremos ser una cita más en medio de la agenda, que ese hombre tenga que recordar que nos tiene que llamar por teléfono, que cada tanto queremos una caricia, un halago, un beso, un abrazo y nos gustaría no tener que recordárselo pero muchas veces las cosas no funcionan así.

Esto es personal ¿Cómo te gusta que tu pareja te demuestre el amor? ¿Cómo te gusta que tu pareja te haga sentir que él te ama? Con besos, con hechos, que cumpla con las promesas que hace, con un ramo de flores, con confianza, con abrazos, con que sea responsable con lo que dice, que te valore, que te regale un auto, con mimos, buenos tratos, que te lleve de viaje, que te tenga en cuenta, que nos respete, que tenga el cordón umbilical cortado, siendo sensibles, que sea compañero, que sea fiel, que nos haga caso, que sea protector, que me de plata sin que le tenga que pedir, que te preste el auto pero de corazón.

Ahora, ¿Debería nuestra pareja saber automáticamente cómo queremos que nos demuestre el amor? Todas las parejas llegan a un momento de su vida en que se estresan, no es que uno está estresado u otro, los dos se estresan. ¿Cuántos sintieron alguna vez, esa sensación que la pareja está estresada? Con los conflictos internos, con los conflictos externos, que problemas económicos, que problemas con los hijos, que problemas en el trabajo, que problemas con el jefe, con la jefa, con quién sea; cuando se juntan, se juntas dos personas que están realmente estresadas y entonces allí aparece lo que se llama la distancia emocional, donde uno y otro no comparten emociones.

Llega una etapa en la vida de la pareja donde ya no se comparten emociones. Donde yo no le digo al otro, qué siento, qué estoy experimentando, qué me gusta, qué no me gusta, el otro ya no me lo dice a mí, pasamos la vida, pero como una vida matrimonial monótona, donde seguimos ciertos patrones de conductas, ciertas maneras aprendidas, pero ya no hablamos de cosas importantes que tienen que ver con lo que sentimos o con nuestras emociones; eso es porque nuestra pareja está estresada.

Y cuando yo ya no hablo y él no habla, empezamos a tener nuestros secretos y tal vez esos secretos son hablados con otras personas, entonces no compartimos con nuestra parejas pero tal vez le contamos lo que estamos experimentando o sintiendo a una amiga o a otro hombre que tal vez como esta puerta se cerró, abrimos una ventanita, la ventanita del amor y se la contamos a otra persona ¿por qué?, porque hay un stress y hay un distanciamiento emocional. Te voy a dar hoy dos o tres pautas, que tal vez te ayuden, tal vez te sirvan para mejorar tu relación de pareja, si es que tu pareja está estresada o para enseñarles a otros que sabés y conocés que tienen problemas de pareja o para vos cuando tengas una nueva pareja.

Primero:

“Tengo que decirle a mi pareja lo que deseo”. Y ahí volvemos al punto de la semana pasada, yo les enseñé que cuando pedimos algo, tenemos que pedirlo como un deseo y no como una necesidad. Porque cuando yo pido algo como una necesidad, yo soy una pobre mujer que siempre está necesitando de algo o de alguien y a nadie le gusta estar al lado de gente que todo el tiempo necesita algo; entonces, lo tenés que soltar como una pasión, como un deseo, -yo deseo esto de vos, yo siento pasión de vos y deseo que hagas esto-, entonces le tenemos que decir a nuestra pareja cómo nos gusta que nos demuestre el amor; porque como siempre decimos, el otro no es un adivino, el otro no puede adivinar, si hoy estamos bien, si hoy estamos mal, si hoy queremos un auto pero mañana no necesitamos el auto porque queremos simplemente un abrazo, porque nos sentimos débiles, porque estamos tristes, porque queremos sentirnos más fortalecidas, o sea, tal vez hoy necesite algo diferente a lo que necesite mañana. Entonces no es una sola cosa, yo tengo que hacerle conocer a mi pareja mi deseo; hoy deseo que me abraces, hoy deseo que me des un beso, hoy deseo que cuando te vayas me digas una palabra linda, hoy deseo que me mandes un chiste a través de internet porque necesito alegrarme el día, entonces tenés que hacerle conocer a tu pareja lo que estás necesitando.

Se comprobó que en las parejas, en las que se evita hablar de sentimientos profundos, se corre el riesgo de infidelidad; si no te atreves a hablar de los sentimientos profundos, o él no se atreve a hablar de sentimientos profundos, porque tenés miedo de equivocarte, porque tenés miedo de herirlo, porque decís: él no me va a escuchar, él no me va a entender; tenés que hablar con tu pareja que es tu compañero que has elegido, los sentimientos y las emociones más profundas que hay en tu corazón, porque hablando uno se entiende, porque hablando logramos la tan necesitada comunicación que tiene que haber en una pareja.

Tengo que expresar mis deseos. Ahora, una vez que expresaste tus deseos, hoy necesito un abrazo, hoy no te vayas de casa sin darme un beso, hoy quiero que me escribas una carta, etc. eso lo va a motivar, porque el otro va a saber, los hombres no se sienten muy cómodos en esa área, no se sienten cómodos ni dándote un beso, ni diciéndote una palabra linda, ni escribiendo una cartita, pero si vos se lo pedís, yo te puedo asegurar que lo va a hacer, pero lo tenés que orientar, porque los hombres son como ciegos en el área emocional. Tenés que orientarlos, diciendo, hoy necesito que me digas que estoy hermosa, hoy deseo tal cosa, hoy estoy apasionada con vos por tal cosa, etc.

Segundo:

“Conectarse con esos sentimientos antes de buscar una solución”. Yo le puedo decir al otro: últimamente me siento muy triste, y el otro me escucha y dice: bueno, nos vamos un fin de semana a Mar del Plata y ya está; vos le estás hablando de un sentimiento profundo, de que te sentís triste, o que tal vez te sentís sola, o que tal vez hace tiempo que no podés tener una conversación profunda con él; y él quiere buscar una solución rápida, y (éste es un consejo para los hombres que van a estar escuchando este CD, o los que nos están viendo a través de internet), lo primero que tenemos que lograr es conectarnos con los sentimientos del otro antes de buscar una solución, ¿eso qué significa? Ponerse en el lugar de la otra persona, tener empatía, vos me estás diciendo que te sentís triste, y ¿Cuándo te pasa en el día? y cuando estás triste

¿Cuáles son los pensamientos que vienen a tu mente?; eso es entender al otro, validar al otro que esté triste, que esté mal. Porque muchas veces decimos: bueno, ya se te va a pasar, es una cosa pasajera, las mujeres siempre les pasa; y el otro le quiere dar una respuesta o vos misma haces silencio porque decís: esto es pasajero, nos pasa a todas las mujeres, ya va a haber otro momento, ahora no quiero hablar; entonces tenés que expresar esas emociones y conectarte sentimental y emocionalmente con el otro antes de tener una respuesta.

Por eso, si tenés que estar dos horas, tres horas, tres días, una semana diciéndole: me siento triste, estoy mal, antes de buscar una solución, lo más importante es conectarse con esos sentimientos y a vos te va a ayudar a sentirte segura y al otro también. No es que yo busco una solución rápida, tenemos que explicarle a los hombres, que cuando les contamos nuestras emociones profundas, no estamos esperando que él las solucione; estamos queriendo compartir lo que nos pasa internamente porque necesitamos desahogarnos. Muchas veces el otro no hace nada, sigue actuando de la misma manera, pero que nosotras hayamos hablado, nos trae tranquilidad. Recibo a través de internet, mujeres que dicen: le dije a mi marido que estaba mirando a otro hombre, y eso me tranquilizó porque mi marido entendió la situación; él me dijo: es verdad, yo te he dejado sola, hace mucho tiempo que no hablamos; y entonces el poder hablar, a esa mujer la liberó de una carga y de una culpa profunda. Hay que hablar.

Tercero:

“Tengo que permitir que mi pareja también exprese”. Y lo primero que vas a pensar es: Pero él no habla, él es mudo, nunca te va a decir si siente frío o si siente calor, siempre lo mismo. Ahora, ¿él necesitará algo de nosotras? Porque a veces nosotras decimos: mi pareja no me acaricia, no me abraza, no me da un beso, y tal vez, nosotras tampoco lo hacemos, tal vez nos olvidamos, tal vez perdimos la costumbre, tal vez nos levantamos a la mañana y verlo a él, es el paisaje conocido, encima lo vemos con los zoquetes, los calzones, la panza impresionante; entonces, acá lo importante es, que él también se pueda expresar.

Porque nosotras tal vez, perdimos esa capacidad afectiva, perdimos eso de abrazarlo, de besarlo, tal vez le dimos tanto a nuestros hijos, somos de abrazar a nuestros hijos, de decirles cosas lindas, y nos hemos olvidado de que ellos también, aunque no lo pidan, necesitan expresiones de cariño, necesitan ser revalidados, ser reconocidos, necesitan escuchar cada tanto: “Eres el hombre de mi vida”, “Qué bien que hiciste esto” (aunque lo haya hecho un desastre), “Qué joven que estás”, “Que sexy es esa pelada”, necesitan escucharlo y tal vez vos te hayas olvidado de eso esperando que siempre te dé y te dé y también te olvidaste de dar y ustedes conocen muy bien la “Ley de la Siembra y la Cosecha”, yo sé que si yo doy, estoy seguro, seguro, seguro que voy a recibir; y le decís a tu marido: mira, yo acabo de sembrar, así que si no cosecho de vos, de alguno voy a cosechar, así que aprovecha.

Cuarto:

“Tengo que descubrir a mi pareja haciendo las cosas bien”. En lugar de buscar defectos, tengo que buscar las pruebas de que está haciendo las cosas un poco mejor que antes, y descubrirlo in fraganti; porque tal vez, querés descubrirlo in fraganti, en una infidelidad, en un mensaje de texto, etc.; Tenés que descubrirlo, in fraganti, en las cosas que está haciendo bien y decirle: “Qué bueno este cambio que estás teniendo”, “Cómo me gustó este gesto que tuviste”, “Cómo me gustó ese beso que me diste a la mañana”, “Esa palabra que me dijiste a la mañana, hace mucho que no me la decías y me hizo tanto bien”; reconocer eso que vos ves que él está cambiando, que le cuesta un montón, porque no le sale, porque no es él, porque nunca se lo enseñaron y porque está acostumbrado o habituado a cerrar la boca, a no compartir emociones, a no escucharte, pero cada tanto aunque no lo haga, buscá como que lo está haciendo, el hombre no te habló durante toda la noche, pero vos le decís: qué linda esa palabra que me dijiste, ¿cuál? esa; porque a mí me hace pensar que estás interesado en mí, en lo que yo te quiero decir; entonces tenés que descubrir a tu pareja haciendo las cosas bien. Porque a veces nos pasa, y -esto es muy común de nosotras, las mujeres-, que cuando el hombre hace algo, un gesto chiquitito, una cosa que era para pasarla desapercibida y él te dice:

“Pero no viste que hoy barrí” y vos decís:

¡Ah, ya era hora!, entonces tiramos esas frases que hace que el otro se le baje todo, porque el hombre venía guapo, -barrí- esperando algo a cambio, pero vos le decís, era hora, te tocaba querido era tu obligación, al fin te pusiste los pantalones, y todas esas cosas lo desmotivan. Estoy hablando de esas parejas que están estresadas, no estoy hablando de parejas que viven con golpes, con insultos, que viven peleándose todo el día, atacándose, criticándose, mal, que la casa es un infierno, no estoy hablando de ellos.

imagesALEJ

Por Alejandra Stamateas

No votes yet.
Please wait...

1 comentario en Cuando tu pareja no te demuestra Amor – Primera Parte – Alejandra Stamateas

  1. Querida Alejandra, hace mucho tiempo que vengo escuchando tus mensajes en televisión con mi mamá y ahora es un gusto encontrarte por acá. Necesito saber que hacer…me separé desde hace un año, ya la situación era mantener una relación de amigos desde hace años y no tenía sentido, no era justo para nadie. No fui infiel ni mantuve otras relaciones, hasta ahora…te cuento que tengo 38 años y una hija de 8, conoci a un hombre de 34, soltero, muy caballero, con quien mantenia una “amistad” via chat..Nos conocimos personalmente hace casi un mes y nunca pensé en que alguien fuese tan sencillo, tierno y me hiciese sentir tan especial. Compartimos muchas charlas…risas…confidencias, y me confesó que no siente arraigo por su lugar, ni por su madre, con quien vive desde hace meses (fue criado por la abuela, hoy ya fallecida). Él me demuestra mucho cuidado y respeto, toda la ternura posible, hemos hecho al amor pero solo con caricias, fue una experiencia maravillosa. El problema es que no me prometio nada, ya que piensa mudarse a 600km de donde ahora vive, nos vemos una vez por semana debido a las obligaciones, y que 60km nos separan…Cómo evito enamorarme? Cada vez lo extraño más y quiero saber como está o que siente, pero a ningun hombre le gusta que le pregunten eso. Debo arriesgarme y seguir o apostar por el amor? Me duele, (aunque lo disimulo)que deba irse, lo comprendo y no le pediria ninguna promesa, porque siento su cariño, a veces me basta, pero a veces necesitaria saber que quiere hacer..aunque nunca me habló de amor, sí lo demuestra…no sé que hacer, a la vez veo que no quiere lastimarme, pero es sublime cuando estamos juntos, sentimos que no queremos separarnos…Qué hago? Qué le digo?…Necesito ayuda..Gracias…

    No votes yet.
    Please wait...

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*