Bernardo Stamateas – Fe agresiva – Cancelando las Burlas – 2/3

Cancelando las deudas

Una persona exitosa es una persona que pone confianza en otra persona; quiere decir que la otra persona puede fallar, pero tu total confianza la ponés en Dios, nunca tenés que poner en otros tu total confianza. No pongas tu total confianza en alguien que veas con tus ojos, toda tu confianza tiene que estar en Dios, que él no falla, no miente, no se arrepiente, y no hace nada malo.

Tu confianza en la gente, pero tu total confianza en Dios. Nunca dejes que la gente ponga su total confianza en vos, cuando a mi viene alguien y me dice: Pastor, usted es la última solución para mi vida, porque si usted no me ayuda me voy a matar. Ya te digo que nos estamos matando juntos, porque ¿qué me está diciendo esa persona? que puso su total confianza en mí, y no tiene que poner su total confianza en mi, porque yo no soy Dios.

Alejandra la súper pastora, ¡No! Marta vengo porque yo sé que tu consejo va a cambiar mi vida ¿el consejo de Marta te va a cambiar la vida? ¡No! Vos tenés que achicar eso, porque cuando no tenés estima te enganchás y buscás de la gente que pongan su total confianza en vos, pero cuando vos estás sano le enseñás a la gente: Vos no confíes en mí, porque vengo fallado de fábrica como vos, pero Dios no.

Por eso cuando a Jesús todos lo dejaron él siguió adelante, porque su total confianza nunca estuvo en los discípulos, estuvo en el Señor. Dice que cuando llegaron a Getsemani, en el peor momento de Jesús, les dijo: Oren por mí; pero ellos se durmieron, los fue a despertar, muchachos oren por mí, cuando Jesús terminó de orar, solo, dice que lo llevaron para la cruz, todos lo abandonaron.

La gente sólo te va a acompañar hasta la mitad del camino, la gente te va a acompañar hasta Getsemani, hay un tramo de Getsemani, hasta la cruz, que tenés que hacer sólo. Decís: Es que yo estoy dolido porque hubo gente que me dejó en mi peor momento; porque tu peor momento lo pasás sólo, nadie puede acompañarte; desde tu Getsemani hasta la cruz, tenés que pasarlo sólo; así, si estás resentido con alguien porque te dejó en el peor momento, no te llamó en el peor momento, hoy soltalo porque tu peor momento no se pasa con gente, gente te acompaña hasta la mitad del camino, pero hay un tramo que lo pasás sólo ¿sabés por qué? porque vas a resucitar, y cuando resucites vas a decir, no fue la obra de mis amigos, fue la obra de mi Dios en quien puse toda mi confianza. ¿Habrá alguien acá que en esta noche ponga toda su confianza en el Señor?

Segundo: He decidido ir por mi bendición.
Dice la Biblia:

El poder de la vida y la muerte están en la lengua, escoge la vida para que vivas. El poder de la vida y la muerte está en la boca, en las palabras, decide hablar vida porque el diablo no puede frenar a una persona decidida. Yo estoy decidido a no vivir una vida mediocre a nivel espiritual, yo he decidido ir por todo, yo he decidido caminar en victoria, yo he decidido que todo me salga bien, yo he decidido que nada me va a separar del amor de Dios, yo he decidido que vamos a traer un avivamiento, yo he decidido que voy a ver la gloria de Dios, el diablo no puede frenar a una persona que ha decidido ir por su bendición.

¿Habrá alguien hoy acá que se decida?

¿Estás decidido? el diablo no te puede tocar. Te puse la vida y la muerte, escoge la vida. No seas como ese gallego que lo agarraron los alemanes y le dijeron: Nosotros darle tres tipos de muerte, ahorcado, fusilado, silla eléctrica. Pues mira hombre, ahorcado mucha sangre; fusilado, no me gusta morir de pie; silla eléctrica. Lo sientan en la silla, bajan la manija nada, vuelven a tocar los cables, bajan la manija y nada, vuelven a tocar los cables nada, entonces el gallego dice: Pues mira hombre el concilio de Ginebra dice que si se hacen tres palanqueadas y no te cae electricidad quedas libre de culpa; mira a los alemanes, tenés razón, sos libre.

 Cuando se va el gallego, viene Manuel y le dicen la silla eléctrica no anda, okey José. Lo sientan, le dice: Nosotros como pueblo aleman ofrecemos darle tres tipos de muerte, ahorcado, fusilado o silla eléctrica ¿cuál elegir? Pues, mira hombre, ahorcado mucha sangre, la silla eléctrica no anda, fusilado. Decí: Yo hoy decido por la vida, yo hoy decido por la victoria, yo decido que voy a prosperar, yo decido que estoy sano, yo decido que dirijo mi vida con el Espíritu Santo, yo decido que todo me saldrá bien, yo decido que hoy me levanto para pelear, yo decido ir por mi bendición, el diablo no puede tocar a una persona que está decidida.

Lo que creo determina lo que hago, lo que hago determina lo que obtengo. Yo creo, estoy decidido. Hoy tenés que tomar la decisión de que no vas a vivir una vida mediocre a nivel espiritual, tenés que decidir que vas a ganar a tu familia para Cristo. En 1952 Edmund Hillary intentó escalar el monte Everest y fracasó, en una conferencia que dictó una semana después de su fracaso, dijo lo siguiente: Everest me ganaste la primera vez, pero la próxima te voy a ganar y a conquistar, porque tú ya has crecido todo lo que vas a crecer yo en cambio iré creciendo.

Un año después Edmund Hillary fue el primer hombre en escalar el monte Everest. No hay monte que pueda detener a una persona decidida. Hoy tenemos que tomar una decisión que nos va a ir bien con Dios, que vamos a caminar en victoria, que vamos a dejar las drogas, el alcoholismo, lo malo, los vicios, que vamos a caminar en gloria y en poder. ¡Lo decido!.

Todo maltrato emocional es usado por el enemigo para taparte una verdad espiritual.

¿Por qué te menosprecian?   ¿Por qué te rechazan?   ¿Por qué se burlaron?   porque el diablo no quiere que veas que Dios te ha bendecido y engrandecerá tu nombre. Dios va a engrandecer tu nombre ¿Sabés qué era el nombre en la antigüedad? era lo profético, era el sueño, era su futuro, el nombre portaba el futuro. Dios va a engrandecer tu futuro, Dios va a engrandecer tu sueño y cuando llegues a la cima de tu sueño, mirarás para atrás y todo el dolor vivido, será como una gota de agua en medio de tu océano. Dios te va a engrandecer.

Engrandecerá mi nombre, Dios va a engrandecer mi nombre, mis sueños y mi carácter. ¿Qué es tu nombre? no sólo tu sueño, tu carácter; Bernardo, ese es mi carácter y Dios va a engrandecer mi carácter. Mi fe conquistadora se forja en medio de la crisis. ¿Cuántos están en crisis? Dios te está forjando tu fe para engrandecer tu carácter. Jesús les dijo a los discípulos, pasemos al otro lado y se fue a dormir, se levantó una tormenta.

¿Sabés qué quiere decir pasemos al otro lado? Remen Pedro. La tormenta, Señor ayúdanos. Jesús le dijo: Yo no te dije que mires la tormenta, yo no te dije que hables, yo no te dije que me despiertes, yo te dije Remá, remá, hermano estás en crisis, remá, vas a llegar al otro lado, seguí remando, seguí remando; pastor estoy mal, seguí remando porque el que te dijo que remes te va a llevar al otro lado. Dios va a forjar tu carácter a prueba de crisis. Alguna gente no está creyendo eso y otros lo están recibiendo.

(Continuará)

Acerca de Onelia Baravalle 3146 Articles
Investigadora y comunicadora. Editora de contenidos en Yo Espiritual.
Contacto: Sitio web

Comentarios

Comentarios

comentarios