Shamballa está Activa – Sagitario 2011 – Carmen Santiago

Mes de Sagitario 2011

SHAMBALLA ESTÁ ACTIVA


Hay una fuerza muy grande en el ambiente, una fuerza que nos lleva a actuar, a realizar, a movilizarnos.
La vemos expresarse en todas las naciones.
Afecta a todos y se manifiesta de acuerdo a la conciencia que la expresa.

Es la fuerza volitiva que proviene de ese Centro, el más sagrado de toda la Tierra, donde la voluntad de Dios es conocida, al que se le conoce con el nombre de Shamballa.
Allí mora el Señor del Mundo, el Anciano de los Días, SANAT KUMARA quien desde su Trono de Shamballa, en el desierto de Gobi en los planos etéricos, preside la Logia de Maestros y tiene en sus manos las riendas del gobierno de toda la Jerarquía Espiritual.

Sólo dos veces en la historia del género humano hizo su aparición esta energía de Shamballa, y su presencia se hizo sentir por los enormes cambios producidos:
1.En la época de la individualización del hombre y su aparición en la antigua Lemuria.

2. En la época de la gran lucha en el periodo atlante, entre los “Señores de la Luz”  y los “Señores de la Expresión Material”.
Shamballa está activa nuevamente.
Y nosotros debemos incorporar a nuestra conciencia esta activación y reconocer la energía que ahora llega de manera que la utilicemos adecuadamente.
Es una gran oportunidad, una bendición, porque todo nuestro esfuerzo tiene ahora viento a favor.
Todo es cuestión de enfocarnos en el Plan que los Maestros conocen y sirven.
Hoy más que nunca, en los albores de una Iniciación humana, planetaria y solar, debemos reflexionar en la meta espiritual de la vida.
Reconocer los valores por los cuales vivir y restar importancia a todo lo material, que al final de cuentas, siempre es perecedero.

Repasemos los Principios y las Leyes que regirán el nuevo tiempo, de manera que nuestro accionar, en todos los aspectos de nuestra vida mantengan la correcta dirección.
El primer principio es el Principio de la Divinidad Esencial.
Es reconocer que todos somos “divinos” porque cada ser humano es un alma encarnada, y esa alma, que es inmortal, que la muerte no puede tocar, es parte de la divinidad.
De este principio se desprende la Ley del Acercamiento Espiritual.
Cada ser humano tiene el derecho de acercarse a su divinidad esencial por medio del sendero que escoja.
Esta ley requiere la tolerancia religiosa.
Cada creencia debe ser respetada porque contiene la semilla divina.
Las religiones son metáforas que nos conducen a Dios.
Llegará el tiempo en que dichas metáforas ya no sean necesarias, pero mientras tanto, el respeto de la creencia ajena  es necesario para vivir en paz.
El segundo Principio es el Principio de la Buena Voluntad.
Este principio universal hace que la vida se desenvuelva en bien de otros.
El sol calienta a todas las criaturas no importa si son buenas o malas, el aire nos entrega el oxígeno que es vital a todos los reinos de la naturaleza, los vegetales nos dan el alimento… la vida es una danza de entrega, de darse a sí misma.
En cada corazón humano hay bondad, dice el Maestro Koot Hoomi, porque la naturaleza del alma es el amor.
Por muy escondido que esté, no deja de estar presente.
De este Principio se desprende la Ley de las Correctas Relaciones.
Si reconozco el amor que hay en cada corazón, su bondad fundamental, actúo en conformidad con ese principio y las relaciones expresarán el amor y la bondad.
Otro camino hacia la paz.
Luego tenemos el Principio de la Unicidad de almas que nos señala que todas las almas son una.
Que somos parte de lo mismo, pero individualizados.
Así como una gota del mar, que aunque separada, sigue siendo el mar; de la misma manera, somos gotas del mismo océano, de la misma Luz.
De este Principio se desprende la Ley del Esfuerzo Grupal.
Cuando trabajamos en grupo podemos lograr grandes cosas porque estamos expresando el principio universal del Alma Una.
Es la gotita que se sumerge en el mar y toma la fuerza de su propio depósito que es común a todos para expresar en el mundo de las formas lo que vino a hacer a este mundo.

Estas tres leyes deben estar presentes en cada una de nuestras acciones.
Reconocer que cada ser humano tiene el derecho de buscar a Dios a su manera, que las correctas relaciones con todo y todos deben ser la tónica de nuestra vida y que para cumplir con nuestra parte en el Plan hay que trabajar en grupo, sintiéndose uno con los demás.
Son tres avenidas seguras a transitar en este tiempo de profundos cambios.
Si sientes que tus creencias son superiores a otras, si todavía tienes personas que no soportas y si crees que individualmente puedes trabajar para el Plan de Dios, revísate.
Es urgente.
Busquemos ayuda.
Hoy más que nunca está disponible.
El lugar seguro para encontrar la ayuda necesaria para transitar este tiempo es nuestro corazón, y desde allí hacer contacto con nuestra alma solar, nuestro otro Yo.
Pero como lo que se avecina no es sólo humano, sino planetario y solar, podemos invocar las energías, no sólo del alma humana, sino del alma de nuestro planeta, su otro Yo, Venus.
Podemos invocar, visualizando, decretando, utilizando la fuerza que como Centro Laríngeo del planeta, tenemos.
Unamos las gotitas de agua en un inmenso mar, “el alma humana” y desde allí invoquemos a la Estrella del Alba, la más hermosa del firmamento, VENUS.
Mi querida hermana espiritual, Consuelo Orpi, en mi última visita a Barcelona, me dio estas invocaciones que te propongo.
Inmediatamente sentí la fuerza que encierran y reconocí en ellas la radiación del amado Maestro Saint Germain.
Te las ofrezco:
“Invocamos al Señor SANAT KUMARA y le pedimos que nos envíe un rayo de luz grabado con las radiaciones con las que los seres de Venus hicieron su Ascensión.
“Aceptamos a VENUS en nuestro corazón y visualizamos una pequeña partícula material de la Tierra, (como un granito de arena), lo fundimos en nuestro corazón con la energía de VENUS y con mucho amor  y respeto lo sembramos en el mismo corazón de la Tierra.”
Shamballa está activa.
Utilicemos su fuerza en la correcta dirección.

Hoy, más que nunca, nuestros pasos tienen que ser certeros porque hay mucha energía disponible.
Utilicemos esta fuerza volitiva, ígnea y poderosa en la dirección correcta, esa que llevó al planeta Venus al sitial que hoy tiene como planeta sagrado.
Somos Uno.
Trabajemos juntos.
Con el amor de siempre,
Carmen Santiago
Acerca de Onelia Baravalle 3144 Articles
Investigadora y comunicadora. Editora de contenidos en Yo Espiritual.
Contacto: Sitio web

Comentarios

Comentarios

comentarios